The Adversiter Chronicle

jueves, 19 de julio de 2018

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria", suplemento viajero cutre


Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

Viaje de regreso a casa

El viajero encara uno de esos viajes que, no por ser el trayecto conocido y el destino un destino diario, no deja de ser un viaje de sensaciones. El viajero debe esperar unos minutos por el autobús urbano que le lleve de vuelta al hogar y mientras aspira el humo del cigarrillo, echa una última mirada, que sabe a ciencia cierta que no es tal, al hospital donde tuvo vigilia las últimas semanas...

Hace una tarde espesa de verano con tiempo de comienzos de primavera, ese tiempo raro según la plebe y de cambio climático según los expertos y que la ciudad sufre en forma de olas y espuma de mierda del sistema de alcantarillado escupida al mar y que rebota en los cuerpos de los bañistas lo que lleva al viajero a preguntarse si será cosa del cambio climático o falta de infraestructura adecuada que cuando llueve fuerte resulta insuficiente para asumir la mierda de la ciudad...

Mira el viajero el edificio del hospital que esconde a la mirada de los transeuntes la falta de presupuesto para contratar más personal, personal profesional que soporta incomodidades laborales y lo suple trabajando más y mejor pese a pacientes insoportables, caprichosos y soberbios en el trato, el viajero lo sabe porque en los momentos de relax en la noche, todo se oye y escuchaba al paciente insolente con el personal, otros dormían con respiración fatigosa y el viajero recuerda a un familiar muerto de cáncer de pulmón...

Pero el viajero aparta la melancolía de lu ausencia que llamamos Eternidad, que decía el poeta, y se alegra el viajero de que esta vez le ha tocado alegría, esa alegría con alivio que supone siempre un alta médica y abandonar el ingreso hospitalario. Pero sabe el viajero que el hospital, los hospitales, esconden historias que se repiten una y otra vez, historias de llanto y dolor ante una muerte que para todos resulta inevitable, ilusión y esperanza cuando alumbra una nueva vida que esperamos tenga un mundo mejor cuando les toque visitarnos en el hospital, historias de dolor, de tratamientos invasivos, de prolongadas convalecencias, de paciencia en urgencias, de ilusión al comprar un cupón de lotería al salir...

Vuelve el viajero a la realidad de la marquesina de la parada porque su autobús ha llegado y toca despedirse hasta otra del hospital y cuando saca el billete siente un halo de alivio por regresar a casa y que todo siga igual...
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
 
                                                    



No hay comentarios:

Publicar un comentario