The Adversiter Chronicle

jueves, 5 de julio de 2018

DESDE RUSIA CON BALÓN


Crónica del Mundial 2018 desde El Moscú con el Sistema BAR, por F. O. Roffön

Gloriosa derrota ante Rusia y a casa, por culpa del Real Oviedo

Menos mal que se juega este Mundial 2018 con el Sistema BAR porque si hubiera tenido que verlo en casa, posiblemente hubiera caído en una depresión galopante. Fin de ciclo, ya lo fue hace unas cuantas lunas, para una generación de futbolistas que nos llevó a la gloria del fútbol de selecciones nacionales. Un estrepitoso fracaso que nos devuelve a la cruda realidad donde La Roja vuelve a los fueros de la selección a la que estamos habituados desde hace décadas: buena fase de clasificación, entretenidos y vistosos amistosos para llegar a la fase final y hacer el más soberano de los ridículos con el mismo en el palco...

Y es que en el bar todos estuvimos de acuerdo, con más o menos matices, de que uno de los contratiempos más grandes fue fulminar al míster y dejar en el cargo a Fernando Hierro, cuyo paso y único por un banquillo fue entrenar al Real Oviedo, ese equipín de Preferente que juega en Segunda y claro, Hierro se acostumbró a no tener recambios más allá de algún nombre ilustre logrando que su equipo sea de poco lustre. Porque Hierro no tuvo redaños de hacer cambios de los mejores por quienes están mejor de forma calentando banquillo, queda la duda de si Lopetegui era consciente de que Iniesta y Silva no están para un partido completo jugando al fútbol total de La Roja y tenía previsto cambios, Hierro se limitó a relevar a un decadente Iniesta y mantuvo a Silva, lo de Carvajal era evidente que fallaba...

Ante Rusia, uno de esos partidos raros de Mundial que se asemeja y es a priori como un trámite en la fase de clasificación, La Roja mostró que faltaba algo de fortaleza física para presionar, fallos en defensa dignos de auténticos novatos siendo el clímax que Piqué picara ante Cristiano contra Portugal y que hiciera un penalti contra Rusia de adolescente en partido de Copa del Rey con el primer equipo, encima Piqué para que alguno rebuzne que lo hizo adrede. España triunfa cuando defiende con la posesión, presiona al contrario para robar e interceptar pases y balones así como delanteros móviles y polivalentes porque Diego Costa lleva demostrando cuatro años que sirve para determinados encuentros y determinados momentos pero no es el nueve de referencia en el fútbol total de La Roja.

Pero no hemos sido los únicos en pagar que los jugadores seleccionados jueguen en ligas y competiciones de primer y alto nivel: Alemania fulminada en fase de grupos y pasaporte para casa de Argentina y Portugal, consuelo de tontos, cierto, pero a una fase final debe llegarse con los mejores pero anteponiendo a los que están mejor a la hora de la alineación. Que Rusia, dedicada todo el partido a jugar lo mínimo y esperar a la buena fortuna, esté en cuartos es inmerecido como lo es el paso de Inglaterra que tiró de oficio con adelanto en el marcador de beneficio contra Colombia, que además de enviar a casa a una selección que notó la ausencia de James, nos dejó con un único representante hispano tras la eliminación también de México.

Cansancio físico y mental de jugadores con kilómetros de competición en sus piernas y en sus mentes donde como siempre nos faltó algo de puntería y acierto, malas alineaciones, nefastos fallos en defensa y bajo palos sumado todo ello a una ilusión puesta en el Mundial que nos refrescara del agobiante calor de la política. No pudo ser porque no supimos ni pudimos hacerlo bien y será el Mundial de la duda de si lo hubiera hecho mejor Lopetegui que un Fernando Hierro que puede que haya quedado traumatizado tras su paso por el Real Oviedo. Menos mal que está el bar y se pudo ahogar la pena en sidra.

Y unos cuartos donde Brasil y Francia pasan por favoritas ante Bélgica y Uruguay por un lado y unos cuartos de cenicientas, salvo Inglaterra, donde Rusia debería ser eliminada por Croacia y Suecia puede dar la sorpresa. Quiero destacar que la FIFA sigue como siempre y en un partido como el Colombia-Inglaterra se echó en falta un árbitro con experiencia en ligas europeas de primer orden, se ve que siguen las prebendas en forma de arbitrar para amarrar votos de federaciones. Así que aquí estaré en El Moscú con un sistema este del bar que debería extrapolarse a otras crónicas de otros deportes porque las penas en el bar no son tan penas como en casa de solanas...
¡Otra de sidra y una de bocartes, chigrero!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                     




No hay comentarios:

Publicar un comentario