The Adversiter Chronicle

jueves, 24 de mayo de 2018

"Bits a bits", suplemento vídeo consolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

MAFIA III

Siempre os comento que uno de los grandes avances de la industria del vídeo juego es el tema de la inmersión, de lograr que no sólo nos metamos en la historia sino que además nos identificamos con el personaje llegando a ese clímax maravilloso que es cuando el mundo deja de existir y cuando termina la acción, mirar el reloj y ver que nos ha pasado el tiempo sin darnos cuenta al estar plenamente concentrados y viviendo el vídeo juego. Es, por supuesto, un factor fundamental el de la inmersión para recomendaros un título porque a veces si bien la acción es genial, la trama o argumento de fondo que sustenta la historia narrativa puede pecar de farragosa, pesada o sencillamente prescindible y el vídeo juego que os propongo hoy es en ese sentido merecedor de la más alta clasificación en cuanto a inmersión.

Es un juego en tercera persona y he de confesar que he probado un par de títulos de esa índole y la experiencia fue muy decepcionante. Por otra parte soy de esos jugadores que gustan más de los juegos en primera persona ya que los considero más inmersivos. Si sois jugadores y jugadoras veteranos de los albores e inicios de la industria en los 70´s y 80´s y estáis pensando en retomar el hábito, o ya lo estáis retomando, este título os servirá además para comprobar los increíbles avances que ha experimentado la industria desde las figuras poliédricas y el triangulito como nave espacial de Asteroides, por citar un ejemplo ilustrativo. Si de aquella era necesaria mucha imaginación para lograr la inmersión, que se lograba, ahora sencillamente nos fundimos con el personaje en un lenguaje visual donde la inmersión es total.

De modo que tras vencer mis reticencias a jugar en tercera persona y descartados los dos primeros títulos de los tres que elegí para testar, llegaba a MAFIA III casi dispuesto a dejarlo a las primeras de cambio cuando de repente me dí cuenta de que me había tirado casi tres horas jugando en la toma de contacto, quedé con ganas de seguir y sólo mirar el reloj y ver el tiempo transcurrido hizo que me reconciliara con jugar en tercera persona y, tras el lógico tiempo de habituarme a la perspectiva, lo estoy disfrutando como un poseso. Es un título a precio asequible, menos de 15€ en tiendas de canje, que resulta una inversión redonda ya que garantiza acción durante horas. Es además un relajante simulador de conducción que dispone en la radio del coche de tres emisoras a elegir con una selección de canciones de la era digna de la mejor fonoteca...

Somos un afroamericano veterano de Vietnam que regresa en 1968 ya licenciado a su ciudad y al barrio natal. Cuando acude a visitar a sus antiguos colegas, descubre que la mafia negra que dominaba el barrio está ahora sometida al vasallaje de la mafia italiana. A petición de su padrino, participará en un golpe dirigido por el hijo del capo italiano a la cámara acorazada de un banco. El golpe sale bien, no sin superar antes dificultades, tiroteos y escapar de los perseguidores. Al regreso al local en el barrio para efectuar el reparto, los italianos hacen una emboscada donde los miembros más relevantes de la mafia negra son asesinados incluyendo al protagonista de un disparo en la cabeza por parte de quien creía su amigo y casi hermano: el hijo del jefe de la mafia italiana.
 
Pero milagrosamente, sólo recibimos un disparo y nos dan por muerto, logramos salir airosos de la lucha por la vida y la muerte. Una sola idea anida en nuestra vendada cabeza: que la mafia italiana pague por los asesinatos y la traición a la mafia negra a la par que creamos una nueva familia que se repartirá la ciudad una vez logremos eliminar a la mafia italiana y su jefe. Deberemos llegar a tratos con mafias rivales como la ahitiana, viejos socios desencantados o traicionados de la mafia italiana, interceptar cargamentos de droga, destruir tragaperras o desbaratar negocios de prostitución e ir eliminando desde los escalones más bajos hasta llegar al jefe. Lidiar con la policía, corrupta y a sueldo de la mafia italiana, que no dudarán en pegarnos un tiro, perseguirnos por toda la ciudad o interceptarnos si les damos ocasión...

La acción transcurre en un mundo abierto que es en esta ocasión la ciudad sureña de New Bordeaux con sus distintos barrios, clases sociales, prejuicios raciales, zonas industriales y tinglados de muelles. Para nuestra venganza contamos con la inestimable ayuda de un miembro de la CIA que a través de escuchas por toda la ciudad nos irá indicando la mejor manera de joder a la mafia italiana y llegar hasta Sam Marcano. Deberemos utilizar nuestra experiencia en Vietnam para llevar la guerra a las calles, escapar a toda velocidad y elegir la mejor arma para cada momento sin olvidar forzar puertas, extorsionar negocios o eliminar al buen o buena ciudadana que alerta a la policía.

Ya habréis deducido que el título es para mayores de edad y el realismo es total gracias a la historia que se trata en lenguaje cinematográfico plenamente metidos en la misma desde el inicio gracias a la idea de narrar los hechos ante una comisión de investigación. Los efectos de sonido cuando vamos en coche son fantásticos y capta las sutilezas de conducir un deportivo, un camión, una furgoneta, un camión con remolque o que sea de noche con lluvia hasta si el suelo de la carretera es empedrado o asfalto pasando por las distintas suspensiones a la hora de tomar las curvas o salirnos a caminos de tierra. Podremos trucar motores y suspensiones y conducir en primera persona lo cual hace que el realismo alcance altas cotas para nuestra satisfacción.

Juego completo de gran realismo e inmersión total que sirve tanto para entretenerse como para sentir la sensación de conducir si os han retirado el carnet o por motivos de salud no podéis coger el coche. Es como estar en una película y las acciones son trepidantes y realistas. Hay misiones paralelas típicas de recolectar distintas cosas que os darán dinero y trofeos, gran diversidad de armas, necesidad de pensar tácticamente a la hora de los enfrentamientos y una banda sonora que logra que conducir por la autopista de noche sea un placer. Así que menos milongas con el rollo de la edad o el miedo a volver a jugar porque como siempre os digo: ¡Quien no se consuela es porque no vídeo juega!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario