The Adversiter Chronicle

martes, 8 de mayo de 2018

"El sermón de la pradera", por el padre I. N. Mundicia


Una sección del padre I. N. Mundicia en exclusiva para The Adversiter Chronicle

¡Las niñas, de novia virginal en la primera comunión!

De nuevo la Iglesia debe sufrir un ataque por parte del laicismo, apoyado por las autoridades civiles, a nuestras más queridas tradiciones, socavando los cimientos de nuestra fe y corrompiendo a la infancia para engendrar adultos dóciles y pasivos ante la destrucción y derribo de la tradición católica. En esta ocasión se pretende que las niñas vayan vestidas de marinero a su primera comunión, acto aberrante, herético y lujurioso en la ceremonia por la que abren su alma a Cristo.

Me gusta ilustraros de vez en cuando con pasajes de la vida y obra de Jesús, que murió en la cruz vestido con un triste taparrabos, que predicó con una humilde túnica como vestimenta. Muy bien pudo de haber querido, vestirse de lagarterana para sus predicamentos así como ordenar a sus discípulos que se vistieran con ropajes propios de mujer o de alguno de los trajes típicos de las provincias que formaban parte del imperio romano. Pero eligió la humildad, eligió vestir acorde a las circunstancias, sin caer en tentaciones de sastre más propias de carnavalescas fiestas o vestirse de centurión...

¡Hasta cuándo hemos de sufrir estas agresiones a la fe!
¡Un niño vestido de marinero parece un almirante o un grumete condecorado por sus méritos mientras que una niña vestida de marinero parece una furcia en un burdel filipino!
¡Pretenden imponer normalidad a lo que sólo son hechos aberrantes a ojos de Dios!
¡Mejor os dejabais los cuartos en el cepillo de la parroquia en lugar de gastarlo en ropajes masculinos para niñas!

No os dejéis influir por Satanás a través de la publicidad y la moda, nadie puede imponer otros trajes que los que impone la tradición, las costumbres y la autoridad de Francisco. Si sucumbís a la tentación de que vuestras hijas reciban a Cristo vestidas de marinero, de masculinidad artificial, sólo lograréis que no se preocupe de vosotros ni Dios y mucho menos vuestra parroquia. Las niñas de novia virginal y los niños de marinero y no hay más que hablar. Ir en paz, queridos feligreses, y recapacitar.
AMEN


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario