The Adversiter Chronicle

viernes, 11 de agosto de 2017

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

La CUP se quita la careta democrática

Allá por los 80´s hubo unas elecciones generales donde la formación política etarra Herri Batasuna sacó un cartel electoral con el que se presentó fuera de Euskal Herría, tierra donde se habla el euskera que no otra cosa significa, en el que se veían las siluetas de curas, guardias civiles, capitalistas y demás parásitos del paraíso comunista junto a la frase de: Dales donde más les duele.
 
Años después el delirio secesionista ilegal y la clase política secesionista catalana de viejo y nuevo cuño copian tretas etarras tanto a nivel de carteles como de actividad de lucha callejera, lo extraño en realidad es que tardaran tanto en quitarse la careta democrática y mostrar sus genes de comunismo y anarquismo no sólo trasnochados sino que obsoletos como ha demostrado y demuestra su puesta en práctica en distintos países y épocas recientes.
El señor Puigdemont ya no controla los bozales y las correas de la parte extremista izquierda de su aberrante coalición anarco-burguesa, ataques a la industria turística sin abordar el problema, lucha callejera en las calles bajo cualquier mínimo pretexto y demás tácticas que han encontrado en la huida a ninguna parte de la secesión el amparo y protección de las autoridades autonómicas, suponemos que para estupefacción de las fuerzas de seguridad tanto autonómicas como estatales. Ahora tiene su expresión gráfica en el cartel para la consulta secesionista pero las siluetas dan paso a caricaturas que son barridas por una ama de casa, sexismo puro y duro en quienes enarbolan la bandera de la lucha por la igualdad de la mujer en una sociedad machista....

No tiene desperdicio lo del aeropuerto, conflicto que pagarán como siempre los trabajadores del sector de la seguridad privada, y donde una mente digna de ser soviética ideó aprovechar el revuelo para revolver el cotarro culpando de los males del aeropuerto al Estado. Un insulto a la inteligencia, no para el común de los españolitos acostumbrados ya a números circenses cuando hay conflictos laborales, es un insulto a la inteligencia del común de los catalanes y sobre todo de la parte de la ciudadanía que de buena fe, independentista pero buena fe, están dispuestos a apoyar con su voto la consulta aún a sabiendas de que se queda en consulta ciudadana, seguramente con rostros de ciudadanos comunes para que así la represión posterior que se supone hará el Estado jurídicamente salpique a ciudadanía y no a clase política, genial el señor Junqueras prohibiendo órdenes por escrito y mucho menos firmadas; tiene futuro y es el gran ganador de toda esta mascarada disfrazada de derecho a decidir.

La desorientación de la alcaldesa de Barcelona, la desorientación de la clase empresarial catalana, que ahora sí ve las orejas al lobo después de jugar tanto tiempo a dos bandas, y el silencio de la intelectualidad que aún siendo independentista cierra los ojos ante el todo vale, ande o no ande, está dando alas a un sector político que anuncia una escalada progresiva a medida que no se cumplan las expectativas y sus aliados burgueses les manden a freír espárragos el 2 de octubre, fecha más importante que el 1 del mismo. La CUP lo sabe, de ahí su actual estrategia que juega con la ventaja de que no está manchada de sangre como lo estaba Herri Batasuna.

Una vez más será toda la ciudadanía, unos y otros, quienes debemos dar una lección de serenidad y su reflejo en las respuestas a unas acciones que son violencia y donde la permisividad y complacencia de las autoridades catalanas sólo logra dejar vendidas a sus fuerzas del orden ante turbas con licencia para incendiar, apedrear, amenazar y atosigar a quienes sencillamente no piensan igual.
Así de simple y así de complicado.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



 

theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario