The Adversiter Chronicle

martes, 3 de noviembre de 2015

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle
La irritante y patética levedad del ser de los políticos secesionistas catalanes

Posiblemente una gran parte de la ciudadanía esperaba que, una vez fracasada la ilegal consulta secesionista como rémora de las elecciones autonómicas catalanas, los políticos secesionistas catalanes seguirían su admirado, cuando les convino, modelo escocés y aceptarían seguir defendiendo sus tesis dentro de la legalidad constitucional, pero desafortunadamente para la ciudadanía que aspira a la secesión en Cataluña y para el resto de españoles en general, siguen con su táctica de que si ellos utilizan los resortes es legal y si es el Estado quien los usa es abusivo además de ilegal.

La generosidad de la democracia reside en permitir y defender su derecho a serlo de cualquier teoría política aunque ésta implique el fin del orden legal. Es cansino decirles a los secesionistas, la casta política que vive de la secesión, que nadie les reprocha ser lo que son políticamente pero que no se puede conseguir por la ilegalidad saltarse la Ley. Su apuesta ha salido mal, saben que han alcanzado techo y saben que aunque aún estamos en shock y asimilando lo ocurrido, la democracia ha sacado conclusiones y han de derivarse actuaciones de las mismas.

La primera corregir la distorsión educativa que la democracia española aceptó como peaje asumible para crear el estado de bienestar y convivencia democrática que disfrutamos a la par que el resto de naciones de la UE. Igual que Franco prostituyó los símbolos de España como patria común, el secesionismo catalán y vasco han prostituido para generaciones los símbolos comunes tanto en su marco etnográfico particular como el general...

La segunda es que la reforma de la Constitución de 1978 debe recoger firme y sin lugar a dudas o interpretaciones dudosas que el Estado español es indisoluble salvo consulta a nivel nacional y que la ilegalidad de conseguir lo que no consiguen con los votos sencillamente será castigada. Porque el único problema que tiene el secesionismo catalán es que por medios legales y constitucionales se han precipitado dos generaciones. Si hubieran tenido la paciencia y falta de soberbia política de esperar en el actual estado de cosas dos generaciones, hubieran conseguido la independencia por más de un 65%, pero unos vividores hicieron creer a unos y otros que era el momento y la ciudadanía secesionista estaba madura, que el complejo de español consecuencia de cuatro décadas de símbolos comunes a todos prostituido por Franco y su régimen sigue vivo salvo cuando se gana un mundial de fútbol.

No sorprende que sigan adelante, no sorprende que su mito de una España corrupta y una Arcadia catalana honesta y productiva se haya derrumbado a medida que se derrumba el     halo de santidad política de Jordi Pujol, no sorprende que Mas no esté a la altura de su papel histórico y siga aumentando la parte histérica de su legado político, en realidad ya nos nos sorprende nada salvo el aparente estado de ignorancia de la ciudadanía catalana que sabe que son libres de opinar y votar pero que han sido utilizados por una camarilla de salva patrias que rebuznan que no son importantes pero no dimiten ante sus votantes por el error de precipitar una consulta que no estaba madura y que si la clase política española sabe estar a la altura de la serenidad de sus votantes, no volverá a repetirse en al menos medio siglo.
 
Pueden hacer y promover lo que quieran, pero deben saber, y así debe hacerlo ver la clase política que salgan de las próximas elecciones generales, que el Estado empleará todos los recursos disponibles en la legalidad constitucional para atajar cualquier intento ilegal de secesión. El resto es espectáculo electoral, circo político y el despertar de un estado de hipnosis tras más de tres décadas de permisividad de una mayoría para que una minoría alimentase sus mitos.

Así de simple y así de complicado.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/




theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario