The Adversiter Chronicle

lunes, 9 de noviembre de 2015

"Del derecho pero al revés", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

A propósito de Bildu

Solapado por la algarabía ilegal del secesionismo catalán, el proceso de paz vasco que no es otra cosa que finiquitar ETA por los propios pro y etarras, sigue su curso sin que aparentemente preocupe a la ciudadanía tras unos años de machacona insistencia en que ETA está acabada.

Pero lo cierto es que el conflicto vasco y entre vascos está lejos de terminarse, en parte por el propio fanatismo etarra inoculado a
una parte de la juventud vasca que faltos de veteranos a quienes imitar están creando un falso mito y fogueándose en kale borroka lo cual es una mala noticia ya que el siguiente paso tras destrozar mobiliario y propiedad pública es ser comandos mientras los gestos y simbolismos de la clase política vasca siguen produciéndose con serenidad y bastante incomprensión por parte de la ciudadanía en general.

La reciente defenestración de la señora Quiroga por el PP, cuyo único pecado fue promover un acto dando cabida a Bildu, demuestra un miedo por parte del partido gobernante en España a un hecho que es inevitable: el encaje en nuestra democracia de Bildu y demás formaciones que sirvieron de apoyo a ETA y sobre todo a tolerar a sus votantes que, cuando ETA entregue las armas, se sentirán orgullosos de sus años de lucha dentro del Movimiento de Liberación Vasco del que ETA era su brazo armado.

Para el ciudadano y ciudadana común de los mortales el hecho de tener que soportar a los pro etarras es tan nauseabundo como escuchar, por ejemplo, a neofranquistas
soltar sus demagogias. Pero habrá que contar con Bildu, habrá que permitir en el juego democrático a sus representantes y habrá que convivir con sus votantes. La buena noticia es que una vez dentro del juego democrático la demagogia sucumbe al día a día y los votantes, ya sin guerra de por medio, sólo aspirarán a las mismas demandas de bienestar y capacidad de ascenso social para sus vástagos igual que el resto de la ciudadanía...
Pero las náuseas serán y son inevitables.

Queda poco para dar por finalizada la existencia de ETA y es de agradecer la serenidad en estos momentos cruciales del PNV que antepone la paz en el seno de la sociedad vasca, la valentía de antiguos miembros de comandos con asesinatos a sus espaldas para cerrar hemorragias con quienes eran víctimas de sus atentados que afecta a toda España, a ser cómplice de la patética algarada secesionista tras perder en votos lo que aspiran a ganar con la ilegalidad. En ese sentido, el PP ha pecado de corto de miras, negación de lo inevitable y defenestración de la valentía y el coraje de invitar a la mesa a quienes no dudarían en convertirla en pira y echar a la hoguera a los comensales...

La democracia española deberá una vez más ser generosa, que es la generosidad de su ciudadanía, para soportar el simbolismo de la entrega de las armas de ETA, que las víctimas del terrorismo etarra pasarán a ser parte de la sangrienta historia y les será sangrante ver al entorno etarra integrarse en las instituciones, muchos sapos cuyo trago no consuela el saber que también el entorno etarra se traga los suyos de tras cuatro décadas de conflicto desconectar de la propaganda y los mitos.

Pero que habrá que contar con Bildu o cualquier otra formación afín a lo que fue y representaba ETA es sencillamente inevitable y es un flaco favor a sus ciudadanos y votantes que el partido gobernante en España en lugar de apoyar y aplaudir la valentía de sus representantes en Euskadi elija defenestrarlos y mantener a la ciudadanía en situación hostil. No podemos pedir entonces al entorno etarra generosidad y que la mayoría harta de violencia y sus consecuencias se imponga a una minoría que aún apoya la kale borroka donde se moldean mentes adolescentes para que sean mentes asesinas y cerriles de adultas...
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



 
 
 
                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario