The Adversiter Chronicle

sábado, 16 de noviembre de 2013

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle
con la colaboración de Mars El Grouchu

Las tribulaciones de hijos de famosos saltando a la fama

Antes de que The Adversiter Chronicle me encargara el seguimiento de la programación televisiva, solía ir al zoo a contemplar el comportamiento de la fauna pero he de reconocer que es más interesante, como descendientes de primates que somos, la fauna televisiva.
Si en el artículo anterior vimos las grescas entre el hijo de la Pantoja y la madre de su vástago, ha sido ahora su hermana Isabel quien acaparó la pantalla en un incesante goteo de información que se ha visto sazonada con los desmanes y desventuras, para quien se tropieza con él, del hijo de la difunta Rocío Jurado y el torero Ortega Cano: José Fernando.
Ambos asuntos tienen un punto en común como es que los dos son adoptados y parece que muestran caras distintas de la moneda del desarraigo y mientras que una trata de llamar la atención de su madre con la preñez, en el caso del chico parece que busca seguir su propio rumbo, además de rumboso de bares de mala nota, puteando al padre. En los dos casos vemos el drama de dos seres que posiblemente no tengan unas coordenadas afectivas normales.
Isabel, de origen peruano, se nos muestra por los informadores y sus informantes de la prensa del corazón como una chica que siempre ha tratado de librarse de la protección, basada en el férreo control de su vida, maternal y nada mejor que desafiándola con su estado de gestación. Yo me pregunto aquí qué clase de educación en cuanto a profilaxis sexual ha recibido pero si paro a pensar deduzco lo dicho anteriormente respecto a llamar la atención pese que en el caso de José Fernando se repite esa sorprendente pauta de que la mocedad jovenzuela no utilice preservativo...
José Fernando es un chico de faz agradable a la vista con problemas severos de personalidad, de adicción según cuentan y de arrebatos de violencia que posiblemente tenga su catalogación en los manuales de psiquiatría pero dudo que sea bipolar y sí tenga otro tipo de trastorno porque mirada de trastornado la tiene si se fijan.

Si Isabel escogió la preñez, el muchacho escogió la vía fácil de conseguir dinero, aparentemente, tal vez inducido por sus poco recomendables compañías y un padre que le sermoneaba sobre trabajar y ser un hombre.
La cobertura por parte de las distintas cadenas de tele mierda ha sido el protocolario en estos casos basculando entre la fanfarria escandalosa y gallinera de Tele5 al tono institucional y casi zalamero de La 1, antes RTVE. Pero es Tele5 una vez más el canal oficial para estar a la última de la actualidad de estos dos jovenzuelos que con 18 años una y creo que 20 el otro aún se les llama el niño y la niña respectivamente.
Ya han desfilado en ambos casos el primer novio de la mozuela, la pareja del mozuelo y la madre de la misma que destapó un drama de violencia de género y fue triste y lamentable ver una vez más a una mujer atrapada en el circuito sin fin de la dependencia psicológica del maltratador pese a que el testimonio de la madre queda empañado para terminar empuñado como lamento.   Lo cierto es que el chico Ortega tiene un historial benemérito de pasos hacia el descenso a los infiernos de la delincuencia que culminaron con la agresión, robo y quema de coche de un semental de pago a la salida del lupanar.

Ya digo que es un espectáculo entretenido y si se quedan a verlo unos días verán que es un digno sustitutivo de actividades al aire libre que cuando hay mal tiempo obligan a quedarse en casita. Por mi parte la única pena que tengo es que no les puedo tirar cacahuetes como hacía en el zoo, ejercicio no del todo bien comprendido para las articulaciones superiores pero de momento las claves de ambos casos son las siguientes:

Isabel Jr.: está preñada, su pareja y padre biológico parece que va de jeta mientras se tapa el rostro con la chaqueta o se videa con la muleta.

José Fernando: puede que algo tarado, se sabe que coloquetas y acusado por su suegra de maltratador.
Mas en ambos casos llega la hora de reflexionar como es que dos afortunados seres rescatados en teoría de las garras de la miseria, son adoptados por una pareja y una viuda que les ofrecen un presente seguro y la posibilidad de acceder a un futuro prometedor y se descarrían de una forma que es realmente sorprendente. La niña que obra como una mujer y el niño que se reafirma a sí mismo convirtiéndose, en palabras de Kiko Matamoros, en un delincuente de tercera y con la sensación de que ninguno de los dos está a la madurez que se presupone a su edad contando además con unos recursos financieros y de logística que resulta atroz a la vista y nauseabundo al olfato cuando hay familias enteras desesperadas que con el presupuesto en putas del niño podrían hasta pagar la hipoteca y salir a comer fuera: 10.000€ en una noche.
Otro aspecto interesante de ambos casos es que mientras uno se rodea de delincuentes la otra se ampara en sus allegados y entorno para sortear a la madre y su control parental. De la banda del José Fernando poco se conoce hasta ahora, pero es que los novios de Isabel Jr., rayan en lo absurdo. El primer amor de su vida resulta que es un desmemoriado que encima reconoce en Sálvame Deluxe que no estaba enamorado, que la niña le gusta tomar la iniciativa no dudando en fugarse durante el recreo para verle y utilizar a la periodista Chelo Cortés de amistad peligrosa creando una enemistad de ésta con la madre de la niña porque estuvieron en el piso de la periodista a solas mientras ella se ausentaba una media hora. Este absurdo hecho, por cuanto no tiene más importancia que la que se le quiso dar tanto por parte de la Pantoja como por parte de los compañeros de Chelo en Sálvame, irrefutable de que quien con infante pernocta excrementado alborea...
Hay una entrevista cutre en vídeo que realizó el hijo de Ortega Cano con un compi donde se ve claramente que el niño tiene arrebatos de ira. Si en el otro caso es una carencia afectiva en éste se trata de un problema de salud mental que posiblemente fue ignorado u bien nunca abordado del entorno familiar de José Fernando.

Resulta triste que se pueda considerar que el paso por las cárcel le sirva de escarmiento. Si tiene el problema que aparenta, que se camufla con el diagnóstico de bipolar, su adicción como afirman a la cocaína sólo servirá para que el niño siga descendiendo a su particular infierno. No entiendo que este muchacho se funda medio millón de € y termine de delincuente cuando lo tenía todo para intentar ser feliz salvo que la tara ya viniera de origen como lo parece el hecho de su intención de volver a su país natal...

Ser adoptado con seis años ya cumplidos por una pareja de otro continente y cultura sujeto además a la esclavitud de famosos de sus padres posiblemente fuera el detonante que hacía falta a una personalidad innatamente explosiva de por sí.
La niña era más bebé en el momento de su turbulenta adopción pero sin la figura paterna normal, no dudo de que las parejas de Isabel Pantoja no apreciaran y cuidaran a la criatura, pero ser hija de la viuda oficial de España, la troupe que la acompaña y todo lo mediático que la rodea junto con la corrupción choricera que la salpica, son motivos suficientes para ser rebelde con causa atenuante y buscar fastidiar donde más duele.

Dos historias en suma desgraciadas como tantas otras anónimas pero que resulta obsceno como espectáculo humano y te hace meditar que puede que haya una generación muy jodida esclava del consumismo, la conexión digital y para los que el futuro no es que sea negro como suele serlo si te paras a pensar en ello cuando eres joven, es que su futuro es el presente porque resulta absurdo pensar que la chica madure jodiéndose la vida de mala manera y el chico sea un adicto camino de la delincuencia...

 
Hace pensar que quizás los padres no estaban capacitados para adoptar desde un punto de vista psicológico pese a su capacidad económica para mantenerlos que no para educarlos lejos de internados y disciplina férrea que jamás sustituyen y la mayoría de las veces aumentan la sensación de carencia afectiva que desembocará en taras emocionales que condicionarán sus actos y su vida una vez adultos o al menos una vez sumergidos en la vida adulta...
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
 
 

 
 
 
 
                                       
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario