The Adversiter Chronicle

miércoles, 20 de noviembre de 2013

"Menús críticos para una crisis", por el profesor T.A.Rambaina


Con la colaboración del profesor T. A. Rambaina
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Fanfarria del Cantábrico y Mediterráneo con champiñones y base tropical

Un nuevo menú calibrado y equilibrado para sufridores de cola del paro, subsidiados y de rentas ínfimas, lo cual es decir toda la clase media-proletario-consumista pero sin renunciar a la calidad y el glamour de disfrutar de un menú acorde a los tiempos de perdida de poder adquisitivo, alta cocina de bajo presupuesto a cargo del profesor T. A. Rambaina...

- ¿Qué menú traemos hoy, profesor, ein?

-Como siempre un menú de bajo costo pero científicamente estudiado que aporta los nutrientes necesarios para soportar jornadas de poco esfuerzo físico pero sí con desgaste mental. Para éste último el menú aporta pescado del Cantábrico que viene muy bien al cerebro pero además tanto primer plato como segundo y postre viene todo en conjunto, compacto en su presentación que predispone a una ligera saturación mediante el órgano de la vista, no es cuestión en estos tiempos permitirse el ya lujo de dos platos y postre. Pero con la `Fanfarria del Cantábrico y Mediterráneo con champiñones y base tropical´ no se renuncia a ningún plato aunque todo se sirva en el mismo ídem.

-¿Tenemos a mano la forma de adquirir los ingredientes?

-¡Por supuesto,estimado Skizo´s, por supuesto! Teniendo en cuenta que en estos tiempos la fidelidad a las marcas y a los propios supermercados, superficies comerciales y ultramarinos se sacrifican en aras de la economía doméstica y sin domesticar, unido todo ello a la disposición de mucho tiempo libre tras sellar, ojear las demandas y soltar cagamentos a la banca, podemos pasear tranquilamente y entrar en los distintos establecimientos donde adquirir los ingredientes. Además la sensación de estar ocupado y gracias a la selección de ingredientes económicos no gastar tanto y volver más veces a comprar nos proporciona la sensación de seguir siendo consumistas logrando el efecto de en el peor de los casos gastar lo mismo pero en varias veces y en el mejor de los casos incluso ahorrar en comparación a la época de vacas gordas donde primaba el pedigrí del producto en lugar de ahorrar... Ya digo y reitero que esta sección no trata tanto de ahorrar sino de gastar y consumir mejor a la vez que la dieta no se vea alterada en sus nutrientes por los bolsillos castigados. Los productos que aquí utilizamos también se han seleccionado por la capacidad de contenido de los envases de forma que tengamos ingredientes para repetir el menú al menos cuatro veces.

-Estimado profesor, debería ser usted asesor del ministerio ya que es sorprendente como logra aunar el bienestar digestivo con el mental porque es cierto que si se comprara como en la época de las vacas gordas con el poder adquisitivo actual por parte de la clase media mediocre, sólo iríamos un par de veces a la compra y nos desasosegaría no poder consumir... ¡Sublime profesor sublime!

-Pues sin más preámbulos, pasemos a la cata de `Fanfarria del Cantábrico y Mediterráneo con champiñones y base tropical´.

Mmmm! ¡Rico pescadito de nuestras costas, el toque de los trópicos y champiñones! ¡A ver, a ver esa deliciosa ya sólo con el nombre `Fanfarria del Cantábrico y Mediterráneo con champiñones y base tropical´...

¡Pero qué cojones de plato es ésto, profesor, ein?!


-`Fanfarria del Cantábrico y Mediterráneo con champiñones y base tropical´ y servido todo ello en monodosis compacta, con lo cual hasta ahorramos en lava vajillas, estropajos, guantes y agua.

-¡Redios! Pero si hasta quita la gana de comer, por los clavos de Cristo!

-Es la ilusoria sensación de saciedad mediante el órgano de la vista que citaba antes, Skizo´s, no se preocupe y comience la cata.

-Sí... Vamos a describir esta especie de castillete variopinto que me ha servido... Imaginen una rodaja de piña, le ponen en el agujero un medio melocotón y rellenan éste de champiñones, en medio de los mismos dos aceitunas rellenas de anchoa y sobre éstas dos boquerones en vinagre en aspa... Oiga profesor, estos boquerones gotean pringue y salpican de sabor a las aceitunas y toda la planta baja...

-Esa es la fanfarria, una cascada de sabor que inunda el resto de ingredientes sin llegar a colapsar el sabor original. Por otra parte el almibarado que impregna a los champiñones le da un agradable toque afrutado. Pero además los componentes de este menú permite un ahorro extra en la factura del gas ya que se prepara en frio.

-¿Quiere decir que esta mezcolanza sirve para varias veces antes de volver a adquirir los ingredientes, ein?

-¡Exacto Skizo´s! Las latas de melocotón recomendadas y que pueden adquirirse en MERCADONA traen cuatro mitades y la de piña del mismo establecimiento diez rodaja. La bandeja de boquerones es generosa en ejemplares y da al menos para diez raciones. La lata de champiñones para otro par y las aceitunas del Lidl en lata pequeña, pack de seis, da para cuatro veces...

En definitiva, Skizo´s, se trata como ya expuse de que seguimos manteniendo el hábito inducido por el consumismo sistemático de salir a comprar porque eso de quedarse en casa se soporta y estar sin trabajo hay que tolerarlo por narices, pero estar sin gastar crea síndrome de abstinencia al ciudadano y ciudadana que se gastan en la compra su presupuesto mensual en gran medida.

-Si desde un punto de vista de ciudadano en crisis no hay nada que objetar... ¡Ups!

-Como puede apreciar y los dos oler, resulta un alimento además favorable a la descongestión intestinal como lo prueba el pedo que acaba de tirarse, Skizo´s.


-¡Se me habrá caído que yo tirar no tiro nada, que decía el Arévalo! ¡Bbbrrrppss!

-Flatulencias aparte que sólo muestran lo digestivo del menú, queda la `Fanfarria del Cantábrico y Mediterráneo con champiñones y base tropical´ con el siguiente costo de ingredientes:

  • Piña en jugo de MERCADONA: 1,40€
  • Lata de melocotón de MERCADONA: 1,75€
  • Lata de champiñones laminados de Alimerka: 1,49€
  • Pack de olivas del Lidl (lata pequeña): 2,29
    TOTAL: 6,93€

Con una pequeña extrapolación y una media aritmética al alcance de cualquiera, vemos que en realidad el menú sale a menos de tres euros y nos quedan ingredientes para sucesivas ingestas. En este caso no acompaño el precio de los palillos ya que ahora que se consume menos también quedan menos restos entre los dientes y disminuye el consumo de los mismos, que por otra parte teniendo en cuenta el número de palillos en cada envase, tendría una repercusión casi inapreciable aunque se gastara más de un palillo por menú...

-¡Uy! Creo que he desfasado el presupuesto: ya van dos palillos que me doblan...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 


 

theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                     










No hay comentarios:

Publicar un comentario