The Adversiter Chronicle

sábado, 23 de noviembre de 2013

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

José Fernando: ¿delincuente o capullo?

Sigue la atención mediática sobre el hijo de Ortega Cano y Rocío Jurado por las distintas cadenas aunque destacan Tele5 y La1 pero es la primera quien en realidad copa la información y el resto de cadenas van a rebufo, cosa lógica toda vez que la cadena de Mediaset acapara colaboradores.

Como espectáculo es genial poder ver las entretelas de la delincuencia alevín, pero la cosa está como sigue:

El niño Ortega sigue en prisión tras cantar hasta la Traviata y sus compinches están ahora en contra suya, pandilla de nombres tan sugerentes como El Lija y El Polilla, éste último apareció en Sálvame Deluxe para encararse con la compañera sentimental, y dicen que de rayas, de José Fernando. Lo cierto es que tras escucharle uno tiene la sensación de que el niño Ortega va a tener que desaparecer de la circulación de sus círculos acostumbrados porque se la tienen jurada por chivato. Respecto a la pareja sentimental, La Michu, de nariz ganchuda y belleza en parámetros estéticos chonis, lo cierto es que desconcierta en sus apariciones ora sensible, enamorada y preocupada ora drogata, casquibana y de vida nocturna con José Fernando y su banda...

Pero lo único claro de todos estos días de informaciones y contra informaciones por las partes, sin olvidar al putero clandestino al que le jodieron el coche y contusionaron, uno tiene la sensación de que José Fernando es en realidad un pobre capullo al que le puede que le falte algo de entendederas y esté realmente jodido de las neuronas.

No se entiende que se mezclara con El Lija y su pandilla de gamberros camino de la
delincuencia suburbial sección pueblerina andaluza salvo porque les servía de cartera y podían así correrse juergas, discotecas y gramos de coca porque el pobre niño Ortega pese a sus arrebatos de ira no da el perfil de líder.

Se comenta que van a ingresarle en un centro de desintoxicación para curarle su adicción y creo que de paso alejarle de las calles. Puede ser una solución temporal porque al niño hay que diagnosticarle en condiciones y de paso ante la justicia aparece como un ser que puede reformarse. Lo malo es que parece ser por las informaciones dadas que la criatura arrastra un historial delictivo tapado siempre por dinero parental pero lo que lo complica más es que su versión de quema del coche es su palabra contra la del resto de implicados: El Lija no estaba presente según su versión y sí según José Fernando que dice haber visto la quema desde la carretera sin intervenir en la misma y los otros afirman que sí participó...

Luego está la parte triste con un José Fernando alejado de la familia, durmiendo a la intemperie y pillando droga. Un chico en definitiva que lo tiene jodido cuando salga del trullo porque ya está demostrado que su padre y él no congenian mucho ni tienen los mismos valores y por parte materna le queda el refugio de su hermanastra Rociito que no aparece nada y de los Mohedano...
Sin comentarios.

Tele5 además de tener un filón informativo podría hacer labor social narrando como está narrando el descenso a los infiernos y como va a narrar la salida de los mismos, serviría quizás para alejar a algún mozalbete de tal camino pero me temo que se pasará del aspecto didáctico y nos quedaremos con el gallinero.

Y es que los platós de Tele5, para gozo de yonkis de tele mierda, se están convirtiendo en un pabellón de recuperación de drogatas y casi de unidad de agudos psiquiátrica, lo primero por colaboradores como la inefable Belén Esteban que cuanto más pregona lo bien que está, lo bien que se encuentra, que tiene nueva vida y el inherente por mi hija mato, mato, más aumenta la sensación visual de que esta tipa va a tener una recaída de cojones por cuanto sigue haciendo lo que menos le conviene para recuperarse; lo segundo porque el nivel de estrés de colaboradores como Mila o la Bollo es más que evidente y siguen la estela de otros colaboradores que tuvieron que ausentarse temporalmente por desajustes de ánimo.
Pero es grandioso seguir las vicisitudes de José Fernando en estos tiempos de crisis, un tipo que lo tenía todo y la cagó bien cagada. No se mira su circunstancia y nos quedamos con lo superfluo: que dilapida una herencia millonaria, que su ámbito doméstico lejos de los focos era patético y que es un delincuente entre rejas. Cosas todas ellas que nos hacen estar atentos a la pantalla y alegrarnos por lo bajinis de que también los ricos lloran...

Lo cierto es que en el fondo José Fernando y otros como él en prisión pero sin atención mediática, nos la sudan y asistimos a la ración diaria de sus miserias y de sus allegados como quien tiene la costumbre de tomarse una tapita de aceitunas con vermut a media mañana y durante unos instantes nos preguntamos qué clase de gente son esa que ante las cámaras nos muestran una Arcadia personal y en sus interioridades son ineptos como padres, inadaptados como hijos y sorprendentes como personas.
A mi el José Fernando me parece un capullo, un pobre diablo cuyos verdaderos problemas no acaban sino de empezar...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es                                                                              
    
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario