The Adversiter Chronicle

sábado, 20 de agosto de 2011

"El sermón de la pradera", por el padre I. N. Mundicia


Una sección religiosa en exclusiva para The Adversiter Chronicle**

El Santo Padre en España
Queridos feligreses, que triste es ver que, en estos tiempos de avances tecnológicos y bienestar, nuestro Santo Padre que nos visita, con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud, nuestra fe sea atacada e incluso puesta a prueba.

Se nos acusa a los miembros de la Iglesia de ser parásitos de la sociedad. Se nos acusa de ser chupópteros de los servicios públicos que pagan los contribuyentes como si ver las vacaciones interrumpidas o canceladas por los autobuseros, miembros de la policía, conserjes de colegios y polideportivos pasando por bomberos, personal médico y demás fuera un contratiempo cuando no hay mayor honor que ser siervo y sirviente del Santo Padre Benedictus.

¡¡Pero hay que ser dañino y movido por el mismísimo Satanás para querer boicotear como vulgares bolcheviques la visita del Papa!! ¡¡Esta España atea y hereje merece que el patrón Santiago descienda sobre sus pescuezos en su blanco corcel para decapitarlos a todos!!

Como ya os he contado en alguna ocasión, Jesús era carpintero, hijo no putativo de carpintero y de abuelos carpinteros como él. Cuando comenzó a predicar el Verbo era un contribuyente más de la sociedad de su tiempo. Incluso los propios romanos que eran herejes e idolatras, respetaban su misión divina y ningún gobernador de Judea o patricio osó denigrarle.

En la pascua, Jesús, pese a que su oficio de carpintero le daba buenas rentas para alquilar una cuadriga, lo que hoy sería un taxi o una limusina, prefirió el transporte público y humilde de un asno. Entró en Jerusalén rodeado de sus seguidores, al igual que el Santo Padre visita hoy nuestra tierra. Los disturbios que su entrada provocó fueron reprimidos por los soldados romanos antidisturbios, que ellos sí que eran brutos, sin que nadie provocara la alarma que sucede hoy en día. Ninguna manifestación fue permitida y los conatos de haberlos fueron sangrientamente reprimidos con el aplauso de los habitantes, judíos, idólatras, romanos... Y Jesús pudo predicar, luego fue muerto y crucificado no precisamente por este orden, pero era su trabajo que aceptó sin dudar y cuando dudó ya estaba crucificado, es decir, ya estaba hecho y por tanto no es un argumento para decir de que no hizo su labor.

¿Cómo es que 2011 años después, camino ya de 2012 años, la sociedad haya retrocedido a los tiempos impíos y oscuros de las cavernas donde no adoraban a nadie y comían carne cruda fornicando sin ton ni son como casi bestias que eran?

¡¡Estas bestias diabólicas disfrazadas de jóvenes anti sistema, gente de mediana edad de ideas comunistas disfrazadas de progresistas y los masones liberales, aplaudirían, como apaludieron los judíos en tiempo de Cristo, que el Santo Padre Benedictus fuera apedreado, disparado, masacrados sus seguidores por los nuevos romanos antidisturbios!!

¡¡Yo os digo desde la palabra del Señor en su infinita bondad que si rechazan las sagradas hostias reciban las hostias de los antidisturbios!! ¡¡No merecen más ni tampoco menos!!

¿Por qué no protestan contra las casas de fornicación, las sucias tabernas y parques del botellón o la idolatría a los móviles y ese invento satánico que es Internet?

Dicen que estamos en crisis, ¡¡¡pero no hay mayor crisis que la espiritual de este rebaño de sinvergüenzas heréticos que pueblan España!!!

Si el Santo Padre se dejara crucificar por ellos, y con él todos nosotros miembros de la Santa Madre Iglesia, seguro que no habría disturbios, manifestaciones y gritos diabólicos de protesta. Verían el espectáculo seguramente acompañado de sucios grupos musicales que provocan que los cuerpos se contoneen convirtiendo a nuestra juventud en fornicadores compulsivos después de cenar y beber como cerdos.

Benedictus podría haber venido caminando cual peregrino, dormir en una esterilla en el suelo y con ampollas en sus pies...

¡¡¡Pero no!!! ¡¡¡No hijos míos, viene en avión, que es el asno de los tiempos que nos toca vivir, y la juventud que acude a oír su llamada viene a pie como a pie entraron en Jerusalén los seguidores de Jesús!!!

Como veis, queridos feligreses, no hay motivo de dudas, no hay causa de acusación ni argumentos fiscalizadores.

Sólo podemos terminar diciendo que si no quieren sentir la palabra del Santo Padre, que es la palabra de Cristo, sientan sobre sus espaldas los zurriagazos de la fuerza del orden. Ellos se lo buscan.

¿No tienen transporte público? Que hagan deporte que comen como cerdos y engordan como tales de no hacer ejercicio.

¿Que cortan las calles? Que se queden en casa en lugar de drogarse cuidando de sus mayores, que bien les hará en sus atolondradas cabezas.

Se lo han buscado. Nosotros sólo recibimos con los brazos a quien nos acoge en su seno, a la Iglesia.

Han elegido el tipo de hostia que quieren recibir.

¡¡A Dios los que son de Dios y a hostias de tolete quienes reniegan del mismo!!

AMEN

**salvo en ámbitos geográficos de dominio editorial mercantil vaticano

      
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

 
theadversiterchronicle@hotmail.es
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario