The Adversiter Chronicle

viernes, 22 de marzo de 2019

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

GH DÚO: Albalá patina en la prueba del patinete, lo de Kiko e Irene a veces parece un sainete y sale la Sobe pero es Jordi quien abrió el sobre

Hay momentos televisivos que acaban siendo míticos y esta semana se ha producido un momento así durante la prueba del patinete. Una muestra del cretinismo televisivo del hombrecito del Albalá y que refleja los males del actual sistema educativo, el infantilismo preocupante, parece a veces patológico hasta el punto de que la petarda de la Esteban se pregunta si el muchacho padece de cortito, amén de unos comportamientos preocupantes de machismo que el Sistema vende como en vías de erradicación pero por lo visto más bien está en vías de progresión, preocupante progresión...

La prueba era simple, mientras el resto de concursantes se desvivía en los patinetes, el muchacho del Albalá debía sabotearla pero guardar el secreto, sin insinuaciones veladas o desveladas. Lo del sabotaje lo bordó, se dedicó a llegar tarde, entorpecer y discutir hasta encabronar al personal. Pero, el muy cretino como no soporta que hablen de él para mal pues se dedicó a encendidas soflamas para que confiaran en él que esta prueba la ganaban por sus cojones, todo ello imitando al Kiko Rivera en ademanes y tonos guturales. Llega el día de la resolución de la prueba y mientras ponen los vídeos con la verdad de la prueba para Albalá, éste saltaba y hacía cabriolas con sus brazos y careto de felicidad, de auto estima por la estratosfera, risueño en su felicidad de ser protagonista y hacerlo de puta madre...

Acabado el visionado, pasa el Súper a explicar de qué garrafal manera la cagó el Albalá con insinuaciones y gestos de macho alfa tabernario cuando acierta uno en la quiniela. La cara de Kiko pasaba de la felicidad por volver a comer en condiciones a la de pasmo, cara de haba y finalmente de fiera corrupia mirando como un patoso rompe la cesta de los suculentos huevos. Una muestra que tuvo su mágico fin de fiesta cuando el Albalá en modo infantiloide, empieza a comerse las uñas, discutir lo qué es o no es insinuar y pasando de todo, que es niño guapo, su mamá le mima y él mima a su mamá...
 
Debería haber sido expulsado inmediatamente por bocazas, cretino, payaso y bobo; ojito que siempre desde un punto de vista televisivo: fue un bocazas, hizo el cretino toda la semana, se comportó como un payaso en el directo y fue tan bobo que no reconoció su metedura de pata discutiendo sobre lo qué es una insinuación, ojito.

Fuera el inefable bellotero pop del Tejado, aumenta la tensión entre Kiko e Irene, con discusiones y arrebatos que de momento amainan porque Irene recula en aras del bienestar. La matemática de Irene es simple y sencilla: son el único binomio que se mantiene como tal y por tanto se doblan las posibilidades de conseguir el premio. Esperamos que no gane Kiko por el irascible gesto de azotar un plato cuando discutía con la Ylenia. Su único mérito en el concurso, aparte de su confesión de yonki de la noche con nocturnidad, es que prepara unos simples espagueti con un misticismo digno de un apóstol de los fogones, como si hervir una pota de pasta y hacer una sencilla salsa con trocitos de algo fuera una especie de oscuro arcano que requiere a los fogones un devoto del arte culinario...
Menos mal que tiene a Irene, mueble, sí, pero abnegada esposa, compañera y amiga.

Baja en combate de Jorge Javier que ya se recupera satisfactoriamente. El sustituto fue el bueno del Jordi González que imprimió a la gala un ritmo digno de celebración en un tanatorio y, pese a sus cada vez más acusados defectos como presentador que actúa, se notó la ausencia del ausente. Carolina Sobe perdió el duelo contra Mª Jesús que apunta a finalista con casi todos los efectos para llevarse el maletín. Una Sobe cargante, pesadilla, con arrebatos de algo que la hace desbarrar y decir palabrotas, sin la gracia de las galas y tratando de jugar con el público sin conseguirlo, embrollando su entrada en la casa con el supuesto fornicio con Fortu y las secuelas psicológicas y que finalmente era una obsesión suya...
Ha tardado en irse.

La terna, última, de nominados son tres pesos pesados: Mª Jesús, Sofía y el Albalá. La primera se somete a la audiencia por enésima vez y debería sortear a una Sofía que tiene apoyos y es temible en votaciones finales y un Albalá que merece ser castigado por su atronadora metedura de pata en los patinetes y que se lleve un jarro de agua fía porque es el estratega, actor y casi tarado de esta edición. Sigue en los platós el protagonismo de las madres de Sofía, Albalá y el Tejado, éste más hinchado que un pavo y cara de depredador vaginal, sin renuncia a otros orificios...
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es             

No hay comentarios:

Publicar un comentario