The Adversiter Chronicle

jueves, 7 de marzo de 2019

"Bits a bits", suplemento vídeoconsolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

DESTINY

Desde los albores de la industria, el tema de la interactuación entre jugadores y jugadoras fue bastante limitado. Lo máximo era estar dos a los mandos y en bandos opuestos pero también, que era lo más habitual, jugar contra la máquina. De aquellos dinosaurios proviene la evolución hasta el presente donde es posible jugar en modo campaña pero compartiendo escenario y en acciones independientes, todo ello en tiempo real y con momentos de formar equipo con los desconocidos participantes que comparten escenario. Y es que hubo un momento durante el juego, al inicio, donde surgió una de esas acciones que requieren aliarse y una vez eliminado el objetivo, nos pusimos frente a frente y nos saludamos con la mano, tras el saludo seguimos cada uno con nuestro juego. Fue un momento donde recordé los viejos sistemas y donde pensar en el futuro era soñar con lo que hoy es realidad: el juego cooperativo, desde distintas consolas y a cualquier distancia...

Me había recomendado encarecidamente este título un viejo kameraden de los tiempos del 4º Directorio del KGB y que aprovechó mi pasada onomástica para regalarme el mismo. Juego de disparo en estado puro donde hay que tirar de experiencia porque no hay misericordia. Escenarios interplanetarios contra la raza enemiga de bichos, ellos nos ven así a nosotros, y un lugar para reponer fuerzas y donde encontraremos misiones que contratar, adquirir elementos del juego y que nos detengamos un instante al borde de la pasarela a contemplar el paisaje. Por supuesto hay toda una panoplia de armamento y elementos de combate que no son gratis y tampoco baratos.

Es un universo de planetas arrasados por la guerra que requiere siempre de conexión a Internet, acción intensa en las batallas con abanico de posibilidades de abordar la acción. El grafismo es excelente y hay algo en el mismo que nos retrotrae a épocas de antaño como son el diseño de la nave y de los personajes que anulan cierta sensación de que falta algo y que se perdone cierto ritmo cansino a la hora de customizar o equiparnos. Para ambos casos, amantes de la acción pura y dura con aditivos necesarios pero los justos y de quienes gustan de exprimir a tope los títulos disfrutando de todas las posibilidades. Ni que decir tiene que lo mejor es jugando en equipos pero hay que adquirir pericia si queremos jugar en modo difícil...

Título impresionante en todos los aspectos que nos sirve para adentrarnos en el universo del juego cooperativo porque, cuando la realidad virtual sea asequible, es el futuro. No hay que tener miedo, es normal sentir algo de pudor al jugar contra otros y además mucho más jóvenes, pero en el juego somos el personaje y lo que cuenta es la pericia, el entrenamiento y la experiencia que se adquiere a base de que te maten. Yo me lo he pasado muy bien y eso que venía de jugar al muy recomendable Metal Gear del que os hablé hace un par de artículos, pero es algo distinto con las mejores virtudes y casi ningún defecto de los mejores títulos de disparo. A mí lo de las rayas indicando la salud, es verdad que nunca me gustaron y yo las suprimiría, pero hay toda una generación, ya de finales de los 80´s y primeros 90´s que encontraran confortable y conocido ese aspecto del grafismo, pero no es excusa para no jugarlo porque como siempre os digo:
¡Quien no se consuela es porque no vídeojuega!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
theadversiterchronicle@hotmail.es         

No hay comentarios:

Publicar un comentario