The Adversiter Chronicle

sábado, 16 de marzo de 2019

"El sermón de la pradera", por el padre I. N. Mundicia


Una sección del padre I. N. Mundicia en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Festividad de San José, día del padre

Se acerca el 19 de marzo, queridos feligreses, fecha en honor y recuerdo del padre putativo de Jesús. Una figura trascendental en la vida y obra de Cristo además de adelantado a su tiempo en estos tiempos en que el ateísmo ideológico campa a sus anchas en los anchos campos de España y del mundo civilizado en general. Ahora que los apóstoles ateos pregonan el nacimiento de nuevas clases de familia, de uniones aberrantes a ojos de Dios y de todo bien nacido, la figura paterna de San José se alza y reluce en todo su esplendor para más gloria del Señor. Estos nuevos cantos de sirenas que os hacen creer ser Ulises regresando a su hogar, pero es un hogar falso, no existe más que en el ideario de ateos, siempre pensando en cómo agredir vuestras más profundas creencias.

San José era padre putativo en unos tiempos donde ser mujer y embarazada sin estar casada con hombre pues era bastante mal visto, incluso para las perniciosas y depravadas mentes de los romanos, no quiero ni mentar a las romanas, mujeres lujuriosas de gustos depravados. Pero el bueno y honrado de San José recibió un chivatazo divino y acogió sin remilgos ni prejuicios a la casta y embarazada María. Al igual que ahora vosotros, la plebe de aquellos tiempos era bastante mojigata respecto a la preñez espontánea que tuvo la Virgen. Habladurías insidiosas, velados cuchicheos de sucias historias de legionarios romanos e ingenua doncella judía. De todo ello, estuvo siempre libre San José, reputado carpintero y eficaz maestro de obras por no hablar de sus dotes de albañil, un ambiente laboral dado a las habladurías y comentarios que todo embarazo espontáneo producía en sus atrasadas e impías mentes, todo ello seguramente aderezado de francachelas tabernarias. Pero San José era amén de buen profesional de su gremio, un honrado ciudadano del sistema: se empadronó con toda su familia putativa, cada año subía con su esposa y su hijo putativo a celebrar la Pascua y cuando Jesús siendo un niño de 12 años, y siguiendo sus naturales instintos divinos, se fue de novillos al templo, una vez de nuevo en casa y siendo interrogado por madre y padre éste les responde que estaba en casa de su Padre, pues San José no le corrió a empellones y azotó con látigos a su esposa por tener intendencias con algún lujurioso funcionario del templo, no...

¡Porque a pesar de tener un pasado de protesta política donde prefirió estar bajo el yugo del infanticida Herodes antes que bajo la opresión de Arquelao en su trono de Judea, en ningún momento dudó de su enchufe con las divinas alturas y mucho menos renegó de su hijo putativo!
¡Ahora que triunfan las uniones aberrantes entre seres del mismo sexo con afanes de tener progenie, el ejemplo de San José adquiere toda su relevancia místico-existencial como ejemplo eterno y perdurable de la figura paterna en el seno de la familia aunque su mujer sea una doncella embarazada de forma espontánea, cosa que se le avisó previamente en sueños!
¡Quiénes son las autoridades civiles para llenaros la cabeza de panfletos ateos con ideas peregrinas sólo para conseguir un puñado de votos y tratar de que las instituciones abracen su credo, falso credo de supuesto avance social!

El patrocinio de San José, queridos y descerebrados feligreses, y sus razones teológicas fueron expresadas por León XIII ya en 1889; su figura como padre y protector de los padres de familia y especialmente de los obreros, artesanos y personas necesitadas, perdura en la memoria transmitida de generación a generación. Que os sirva de ejemplo para que este Día del padre sea motivo de reconocimiento y orgullo de la figura de San José, con las inquietudes políticas de su época, con experiencias paranormales y padre putativo en un concepto, siempre dentro de lo que es una familia como Dios manda, vanguardista para su tiempo dominado por las vanguardias romanas. Así que ir en paz a la paz del hogar, regocijaros de ser padres y que vuestra familia os ame como padres que sois. Una cosa es un embarazo espontáneo y otra andar de picos pardos y preñar para que luego ponga los apellidos y los pagos de su crianza quien no le corresponde, acémilas, que a veces sois como un rebaño de acémilas...
AMEN

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario