The Adversiter Chronicle

jueves, 19 de octubre de 2017

ENTREVISTAS PARA UNA CRISIS: EL MOROSO


Estamos en un ciclo de crisis recesiva o recesión crítica donde muchos y muchas nos convertimos, por arte de birlibirloque de la economía y del capital que la gestiona, en morosos o bien caemos en la morosidad cuando en la época de vacas gordas consumíamos de forma compulsiva y créditos a troche y moche para el consumo. No obstante, la figura del moroso es inherente a ciclos porque siempre los hubo y habrá pero ahora que nos etiquetan al común de los consumistas en cuanto debemos algo, o tenemos un pufo por pequeño que sea, llega el momento de que conozcamos algo más de una figura tan denostada como la del moroso y algo tan denigrante como caer en la morosidad, entrevistamos para ello a Servando Picatostes, moroso reconocido de morosidad veterana y, aunque sorprenda, orgulloso de serlo...

-¿Qué es un moroso, Servando?

-Si morosidad es la falta de puntualidad o retraso, en especial en el pago de una cantidad debida o en la devolución de una cosa, soy un moroso que no es otra cosa que una persona, un honrado ciudadano, que se retrasa en el pago de una deuda o en la devolución de una cosa. Podemos entrar en disquisiciones sobre si se es especialista en retraso de pagos o devolución de una cosa, porque hay de todo en este mundillo de los morosos y la competencia ha aumentado desde que estalló la crisis económica, no obstante y en mi caso trabajo ambas facetas de morosidad pero no por vicio, necesidad, Skizo´s, necesidad... ¡Soy una puñetera víctima del sistema!

-¿El moroso nace o se hace?

-El moroso lo crea un sistema que obliga a pagar con inmediatez o poco plazo temporal y hay que hacer frente a las necesidades, vicios y consumo básicos de un ciudadano. Además cargamos con el estigma y ahora hay muchas y muchos morosos que se pasean ufanos y ufanas por las calles mirando escaparates como si fueran consumistas de antaño. Es esta gentuza incapaz de asimilar su morosidad de nuevo cuño quienes nos joden a los morosos de siempre porque banqueros, tenderos, ayuntamientos, inspectores de haciendas varias y semejantes en general nos aprietan más las tuercas. Antes podías ir al tendero y dejar a deber, ahora vas a una superficie comercial y si no tienes fondos en la tarjeta o en la cartera te sales con las manos vacías igual que entraste y esos gorilas de seguridad que no te quitan ojo... ¡Es un sin vivir!

-¿Quién les ha hecho más daño al comparar su situación, y de los morosos en general, de 2008 a la actualidad en 2017, ein?

-Sin duda el avance de la informática y los programas de gestión de ficheros. Antaño, eras moroso de un establecimiento del barrio y podías empezar la morosidad con la seguridad de que cuando supiera que eras moroso enterándose por los clientes o los vecinos del barrio podían pasar entre tres meses y medio año; si eras moroso fuera del barrio podías lograr hasta dos años antes de que se enteraran y emprendieran acciones legales. Porque los morosos, al contrario de lo que afirma la leyenda negra que nos estigmatiza, creemos en la Justicia y si ella nos condena a pagar, pues mire usted, se paga y con dos cojones. Si las administraciones tienen meses para abonar su morosidad el ciudadano tiene el deber de ser cuando menos igual o más de moroso. ¡Entre totes morosirarem!

-¿ Y a qué coño viene ahora el lema de la CUP y la adaptación chapurrera de ser moroso?

-¡Porque hay que defender las libertades democráticas que nos garantizan ser morosos con dignidad! ¡Porque debemos convocar un referéndum para legalizar y dignificar la actividad de ser moroso sin intrusismos por mucha crisis que haya! ¡Los morosos d´escuadra no acatarán la legalidad vigente! ¡Viva la morosidad!

-¡Oiga Servando, valga que me vacile desde el principio de la entrevista citando al diccionario y que sus argumentos a las preguntas hayan sido de una demagogia morosa de la verdad, pero esta algarada que está montando para no pagar sus pufos me parece, utilizando una palabra suave, ser pescador en aguas de río revueltas y me parece una ruindad que utilice la política para justificar que no paga ni al apuntador...!

-Ya estamos con la intransigencia de simple represor para no reconocer que los morosos existen y la morosidad es una realidad. No me extraña que la gente de bien esconda su condición de moroso, de no pagar a tiempo o devolver una cosa. Una vez más, debo levantarme para irme puesto que esta entrevista es una encerrona, una humillación represora que no estoy dispuesto a soportar más tiempo... ¡Pagaréis pero nadie os convencerá de que sois una morosidad!

-Además de jeta y manipulador, moroso hasta para contestar a una pregunta...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario