The Adversiter Chronicle

viernes, 27 de octubre de 2017

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

ASESINOS DE ÉLITE (2011)

Reparto contundente y atractivo al espectador, lo primero tanto a la hora de repartir mamporros como por el peso del tripartito de actores que encabezan el reparto y atractivo por la propuesta argumental en ese subgénero de acción que trata sobre las tribulaciones de quienes ejecutan operativos decididos por la política. Ante tal tesitura lo mejor era dejar aparcados los tratos y la faena laboral para disponernos a degustar una película que promete.
El tripartito lo encabeza un canoso y arrugado Robert De Niro acompañado de nuestro reparte hostias predilecto, el siempre contundente con todo tipo de objetos cotidianos o al alcance de sus manos del Jason Statham que pasa con aprobado el duelo interpretativo donde el veterano arropa al novato, en esta ocasión amigos inseparables y leales pero separados por un trauma del Statham surgido al ejecutar un trabajo y un niño presenciar su letal manera de llevarlo a cabo. Un personaje atribulado y con líos emocionales...

Líos emocionales con la belleza emocional de Yvonne Strahouski que en realidad hace un papel florero con un personaje terciario que nos hizo pensar al equipo de cata cinematográfica que o bien hacía falta una actriz entre tanto macha alfa del reparto o que al director, Gary McKendry, le fascina la belleza de su rostro. Lo cierto es que a medida que avanza el metraje y la película se diluye en supuesta acción trepidante, es la visión de la actriz el principal motivo para seguir el visionado.

La propuesta era sugestiva mostrando a tres mercenarios y sus distintas motivaciones bien para seguir ejecutando trabajos, bien para mostrar las justificaciones de dejarlo. Pero la producción peca de parca y termina siendo la historia de un mercenario retirado tratando de lograr una vida normal y enamorado que se ve obligado a volver al curro porque su hermano de sangre está de rehén de un matusalén árabe cuyos tres hijos fueron asesinados por el SAS y desterrado de su secarral en el desierto busca venganza para que su único hijo vivo, un zangolotino coloquetas que lo que menos desea en este mundo es volver al secarral, y se cruza con un veterano al servicio de una mafia de veteranos interpretado por el empático a la retina y algo decepcionante en sus trabajos de Clive Owen que en esta ocasión nos deja un buen sabor de boca.

La película decepciona por una combinación de mala dirección, de pulso cinematográfico, y un mal guión que, si bien profundiza más en lo personal de los personajes que en otros títulos de temática similar, no logra acabar de cuajar su prometedor inicio y termina decepcionando totalmente desde antes de la mitad del metraje. Todo se resume a una especie de Equipo A donde lo bueno y lo malo se difuminan en una línea difusa que deja patidifusos a los espectadores porque se vive con alivio el fin porque, si dura más, se haría insoportable seguir su visionado y la faena es un bálsamo al que se vuelve como quien vuelve a un lugar reconfortante, vamos, que es tan bodrio, que prefieres volver al trabajo y pasar de la película.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


theadversiterchronicle@hotmail.es
                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario