The Adversiter Chronicle

jueves, 16 de febrero de 2017

ENTREVISTAS PARA UNA CRISIS: EL EMPRENDEDOR

Entrevistamos en esta ocasión a uno de esos tipos de los que oímos nombrar en discursos como salvaguardas casi últimos de la crisis recesiva o recesión crítica que padecemos desde el ya lejos 2008: el emprendedor.

Hablamos con Rigoberto Martínez Brama, joven empresario del que han dicho en el suplemento dominical de La Voz de Villanueva de La Jara que el mundo no asistía a un innovador así en las ventas desde, salvando las distancias, Ford y su cadena de montaje...

-Rigoberto, joven y triunfador en ventas en plena crisis económica... ¿Cómo, ein?

-¡Jajajajajaja! Siempre que me entrevistan suelen hacerme esa pregunta y siempre contesto invariablemente lo mismo: una crisis sólo es un cambio, no niego que no sea traumático, en las condiciones que hasta entonces eran habituales. Yo salgo de la facultad en 2008 y me di cuenta de que en realidad el sistema y la ciudadanía se encontraban ante un cambio de sus condiciones habituales y les sorprendió la rapidez del desmoronamiento como no sucedía desde 1929. Lo único que hice fue coger un modelo de éxito, la venta a plazos, y adaptarlo al consumidor. Si hay algún mérito es que en lugar de pensar lo que se pensaba cuando estalló la burbuja, que era hora de plegar velas, digamos que yo elegí dividir en tres mi barco y multiplicar las velas, cosa fácil ya que barcos más pequeños precisan de velas más pequeñas, ese y no otro es mí único mérito si es que tengo alguno.

-¡Redios! ¡Si no fuera hetero o fuera fémina me enamoraría de vos, Rigoberto! ¡Bien trajeado, de labia fácil...! ¡Déjate de rollos y explica eso de que con la venta a plazos se gana dinero en plena crisis, por los clavos de Cristo!

-Venta a trozos.

-Ein?

- Mi sistema se basa en la venta a trozos. En la venta a plazos el consumidor paga en varias veces y se lleva el producto íntegro y listo para usarse. En mi innovación a tal sistema el consumidor paga un trozo del precio y a cambio se lleva un trozo del producto. Parece confuso pero sólo es por la novedad innovadora, poco acostumbrados por no decir que nada a algo que no sea lo que el sistema nos hace ver. Tiene además en tiempos de crisis un alto valor terapéutico para las clases proletarias de hábitos consumistas burgueses porque ver mes a mes como nuestro producto toma forma logra esa sensación de antaño cuando los productos eran novedades al verlo completo, y ya pagado, y ponerlo en funcionamiento. Además, una vez completo hay una promoción para canjearlo por otro mejor, ahí radica el éxito de mi fórmula emprendedora.

-Ese aspecto es el que más ha despertado nuestra curiosidad e interés en mostrarle como ejemplo de emprendedor porque una vez pagado el producto ustedes lo recuperan y el consumidor logra otro producto mejor... ¡Es increíble que el consumidor quede satisfecho y el vendedor también!

-Es muy sencillo, adquirimos en china los componentes o si se prefiere el producto ya manufacturado para su venta pero en piezas o trozos. Las ganancias de los mismos se revierten en adquirir en Vietnam el mismo producto pero mejorado que es el que ofrecemos al consumidor una vez abona el total de los trozos, el objeto a trozos que vuelve a nuestro poder se vende en África ya montado con lo cual la ganancia es total porque nos ahorramos los costes de su manufactura que ha hecho el consumidor occidental y además pagando por ello.

-¡Redios! ¡Se compra barato en china porque viene sin montar, se monta en Occidente y encima pagando y lo cambiamos por otro igual cuya fabricación se paga con los intereses que pagamos por comprar un trozo y éste lo venden en países africanos sin costes de producción!

-Mire Skizo´s, es muy simple. El Sistema nos ha creado un mundo donde las cosas se adquieren completas y se pagan a trozos, mi innovación emprendedora es que si al tener el producto completo nos desengaña más pronto que tarde es mejor tenerlo a trozos donde la ilusión dura más, lo de cambiarlo y tal al final acabamos tirándolo porque se fabrica para que funcione una vez y no se repare porque sale más caro que comprarlo. Al consumidor se le va a estropear, le dura más porque debe reunir los trozos del producto, y antes de que se desilusione porque se le estropeó, se lo cambiamos y hacemos un favor a África y sus gentes vendiéndoles un producto que funciona... ¡Ganamos todos!

-¡Usted llegará lejos, pero mientras, saque su culo completo de mi redacción, ridículo hijo de puta!



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



 
 
 
 
 
 
 
                                                                                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario