The Adversiter Chronicle

sábado, 29 de octubre de 2016

"El sermón de la pradera", por el padre I. N. Mundicia


Una sección del padre I. N. Mundicia en exclusiva para The Adversiter Chronicle

¡Las cenizas al camposanto como Dios manda y Francisco ordena!

Por fin, queridos feligreses, se impone algo de orden y concierto en estos tiempos revueltos. Como no podía ser de otra forma viendo los derroteros que tomáis como sociedad, ha tenido que ser la voz de la Iglesia, esa misma de la que renegáis en vuestras declaraciones de la renta y a la que acudís cuando no llueve para salir en procesión, quien imponga algo de claridad en vuestras oscuras mentes de ovejas descarriadas.
Creo haberos comentado en alguna ocasión que Jesús era hijo putativo de carpintero, en una época de idólatras y supersticiosos en que estos asuntos de qué hacer con las cenizas siempre era objeto de polémica cuando no de ajusticiamiento. Como bien sabéis, Jesús podía resucitar y de hecho lo hizo, pero no se aprovechó de tal singularidad para hacer negocio en forma de venta de urnas, colgantes y demás abalorios susceptibles de ser utilizados como recipiente de cenizas y ornamento de falso recuerdo a la memoria de los difuntos resucitando una y otra vez para comercializar sus restos asociado a un empresario romano...
¡Menudos eran los empresarios romanos para estos temas de sacar al mercado productos rentables, menudos!

¿Qué respeto hay a los seres queridos teniéndolos como se tiene una maceta o un mueble decorativo?
¿Qué recuerdo hay en utilizar los distintos formatos de recipientes como ostentación materialista?
¿Qué clase de fe ostentáis si después el dinero en herejías os gastáis?
¿Acaso osáis pensar que Dios irá a buscar vuestras almas al mueble del salón, a la caja de galletas o recogerá vuestras cenizas una por una por los parques, estancos o cualquier otro blasfemo lugar?

¡Las cenizas al camposanto como siempre se hizo! ¡No sois más que un atajo de panteístas, naturalistas y nihilistas como bien dice la Congregación de la Doctrina de la Fe! ¡A cavar sepulturas os ponía yo, descerebrados, que no sois más que un hatajo de descerebrados! ¡Ay si estuviera de ministro Gallardón, otro gallo cantaría, otro!

Ir en paz queridos feligreses y recordaros que ya está en el tablón parroquial las nuevas tarifas de entierro de cenizas y un catálogo de urnas acordes a la solemnidad que requiere el trato de las mismas. No compréis a los mercaderes que os venden como modernidad, progresismo e independencia del alma lo que sólo esconde que los dineros que se generan sean usurpados a la Iglesia.
AMEN



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario