The Adversiter Chronicle

lunes, 10 de octubre de 2016

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O. Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Cuatro puntos para La Roja, Cuéllar pinta en bastos y vuelven a tocar los cojones a Piqué

Los parones en Primera por los compromisos de la selección suelen resultar anodinos, condenados a catar fútbol de categorías inferiores, pero hay que reconocer que éste último previo a los enfrentamientos de La Roja contra Italia y Albania ha sido de lo más animado y con el Sporting de protagonista, más concretamente su portero.

Que el tribulete, pero sobre todo el medio para el que trabaja, no han estado finos y metieron la patita hasta el fondo de la pota, está fuera de toda duda pero tampoco extraña. En estos tiempos del nuevo siglo y con los medios televisivos en la necesidad de tener audiencia, el fútbol, sus crónicas diarias, han derivado a un espectáculo circense donde la polémica, las conjeturas afirmadas como sentencias y sobre todo rellenar minutaje, hace que se busque el titular atractivo sin importar demasiado la integridad de la verdad y lo peor de todo es que tienen su público, inducido tal vez, pero se ha creado la necesidad y ahora somos yonkis necesitados de devorar noticias cuanto más polémicas mejor.

Pero Pichu Cuéllar lo ha hecho mal no por su culpa, por culpa de los dirigentes del Real Sporting de Gijón. Alguno se estará acordando de mis muertos por tal afirmación, pero me la suda. Hubo un tiempo en que si un jugador sportinguista se veía maltratado el club actuaba de oficio y evitaba que sus jugadores fueran expuestos. Cuéllar ha hecho lo que todo currante hace cuando nos tocan los cojones acusándonos de esquiroles para joder al personal y provocar a los sindicalistas de turno y del turno...

El Sporting debería por motu propio haber hecho llegar la queja a los medios y a los estamentos del ramo futbolístico, pero tenemos unos mandamases que nos han vendido la moto, y la afición creyendo, que esta temporada no descenderíamos, lo llevan diciendo desde la última jornada de la temporada anterior. La realidad es la que es: un equipín cuyo objetivo es evitar el descenso, punto y con pelotas, que nos va a costar un huevo. Pero quien ha actuado mal ha sido el club por no amparar a su jugador...
¡Patético!

Y La Roja ha regresado de sus compromisos clasificatorios con cuatro puntos que saben a poco debido a que somos romos en ataque y no somos capaces de jugar primorosamente cuando vamos ganando. Contra Italia, que nos dejó jugar, no fuimos capaces de rematar y rentabilizar el fallo del portero italiano. Iniesta muestra síntomas de cansancio, sus fallos en los pases contra equipos como Italia pueden sentenciarnos sin quererlo. El equipo es tal pero hay que pulir las carencias de remate a gol y serenidad para dormir el partido sin perder los papeles. Italia estuvo como siempre, competitiva aunque parezcan moribundos y Albania, que me encantó en la Eurocopa, hizo lo que se esperaba aunque esperábamos ver el desparpajo que tuvo en Francia...

Terminar con la nueva jodienda y cantinela contra Piqué, ahora que se ha recortado las mangas con la bandera española cuando en realidad en las mangas sólo había manga y ninguna bandera. Esto es como cuando en la mili obligatoria los veteranos se quitaban la banderita del uniforme de faena, no como protesta o reivindicación terruñera, sino por joder a los mandos. Si yo fuera Piqué ya hubiera mandado a tomar por el culo a la selección por culpa de sus aficionados, pero en este país somos algo gañanes y lo cierto es que acabas sintiendo deseos de independencia porque no reconoces a tus compatriotas...

No hay nada que reprochar al bueno de Piqué, sólo disculparnos quienes aún tenemos coherencia por quienes no la tienen y rebuznan politizando sin ni siquiera saber qué política siguen. Como el personal anda encabronado con la política y las periferias, pues se tiran piedras a Piqué. En mis tiempos se insultaba y crucificaba al árbitro, ahora además se apedrea por apedrear. Mira que la turra con Cataluña lleva desde hace décadas salpicando al fútbol y han pasado catalanistas por la selección. Que dejen de tocar los cojones a Piqué y que no sufran porque si la cosa fuera seria, el Barça exigiría una Liga Catalana y mientras eso no ocurra, como mucho jugaría en la Liga Francesa, no habrá cataclismo.
Y me queda algo por decir...
Qué coño...
¡Ah, sí! El Oviedo ganó al Rayo.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

                                                     




theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario