The Adversiter Chronicle

lunes, 18 de enero de 2016

"Memorias de la Transición", por Antón Rendueles


Unas memorias de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Dimisión de Durán Lleida

He leído en la prensa que ha dimitido el político catalán Durán Lleida, afirman que engullido por la movida secesionista que engulle a sus mejores patriotas y reparte poltronas en base a lamentos, algarabías y escabechinas internas. Reconozco que no sigo la política, alguna noticia con titular que me motive a seguir la lectura o simplemente curiosidad, un comentario en la radio o imágenes con rótulos y altavoz silenciado. Me he aislado voluntariamente tras quedar postrado a la silla de ruedas y no alterno para hablar de política con amistades, supongo que perdidas hace tiempo, desde que mis piernas no me llevan a votar...

Duran Lleida me ha acompañado en mi periplo vital, creo que fue en La Clave que le conocí como ciudadano pero el recuerdo es difuso aunque sí recuerdo claramente a Anasagasti, pero igual es de verlo recientemente en uno de esos programas que una televisión pública sin dinero presupuestario recurre a imágenes de archivo en programas nostálgicos. Después le he seguido desde la distancia geográfica y coordenadas políticas, pero creo que desde prácticamente adolescente, siempre he procurado escucharle en sus intervenciones como diputado, una voz coherente, magnánima con sus antagonistas donde aportaba el sentido común y el afán de eficacia que distingue a los catalanes.

En mi humilde opinión, desde el desconocimiento del votante, Durán Lleida es de esos políticos que en época de verdadera crisis surgen como estadistas pero que en época de paz suelen estar constreñidos ya sea por ideología o por el partido, pero siempre fue un socio de fiar, es de esos políticos que los escuchas, ves su trayectoria y su coherencia logrando que a la hora de decidir el voto el votante se diga, me diga a mí mismo, que pena no poder votarle y que pena que no vayan en las listas cerradas más como él...

Sé que muchos dirán que no merece tantos halagos, pero en un sistema de voto de listas abiertas posiblemente no sería un cadáver político. Es de esos catalanes que aumentan la leyenda y el oropel de Cataluña como catalizador de modernidad y progreso para toda España, pero también viceversa porque siempre supo en su coherencia que España podía aceptar la singularidad territorial y política de la autonomía catalana, lector de los tiempos que nunca tensaba la cuerda pero sabedor del arte de dar un golpe en la mesa no para imponer o amenazar, para dejarse de memeces y buscar soluciones...

Hablo desde el corazón porque pienso sinceramente que este bienestar que disfrutamos que permite chorizos que esquilmen las arcas públicas y políticos que ven en la secesión la manera de seguir viviendo del contribuyente, se echará de menos esta legislatura la presencia y la inteligencia política unida a un talante negociador de un político de raza. No pierde Cataluña uno de sus mejores patriotas y embajador de catalanismo, pierde España un político leal dentro de la discrepancia pero objetivo en sus análisis.

Le doy las gracias por sus servicios al señor Durán Lleida, no como español que aplaude la colaboración de un catalán que no se siente tan español como yo, se la doy como ciudadano y le agradezco este presente y creo que el futuro es más incierto ahora que ya no está. Supongo que cuando no esté en este mundo las loas y reconocimientos llegarán, españoles y catalanes, porque un político de verdad logra en su muerte que sus antagonistas y sus aliados se unan al dolor de su pérdida...
Antón Rendueles


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/




theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                        




No hay comentarios:

Publicar un comentario