The Adversiter Chronicle

sábado, 16 de enero de 2016

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Nueva legislatura y viejas formas frente a nuevos formatos

Lo cierto es que el actual panorama político tras las elecciones generales causa hilaridad si no fuera porque cuesta dinero del contribuyente que la clase política se ponga histérica y logra que la ciudadanía caiga en histerismos a través de las redes sociales que tanto empiezan a asustar a los mandamases y que tanto denigran intelectuales afirmando que el internauta es imbécil, como cuando se inventó el lápiz y algún oscuro monje susurró al monarca que en manos indebidas podía ser tan poderoso como una espada...

Por un lado el triunfo de el extremismo secesionista que sabe que el espectáculo ya es política y así lo demostró con la pantomina de no llegar a un acuerdo para formar gobierno autonómico hasta última hora y vendiendo a la ciudadanía, y lo que es peor a sus propios votantes, como que Mas es un estadista de cojones que se echa a un lado cuando en realidad le han puesto la zancadilla. Pero finalmente sí hubo investidura de nuevo presidente autonómico catalán donde en su discurso de la misma ora hablaba de cortes constituyentes ora de legislatura autonómica.

Por supuesto siguen con sus rimbombantes intenciones de ir creando la estructura embrión de un Estado solapado, dice que dieciocho meses, en la autonomía catalana. No sé si este nuevo presidente catalán es tan corsario como su predecesor, pero es triste ver que sin lograr los objetivos electorales, que las listas votadas estaban viciadas engañando a quienes las votaron con bailes de puestos en el orden que se saltan como les conviene, se manifiestan como si en lugar del 48% de los votos tuvieran el 78%. El
secesionismo catalán ha tocado su techo electoral en esta generación de políticos que no asumen que de momento en Cataluña no hay un fervor patriótico aunque ante las cámaras la movilización en autocares muestre una enormidad de apoyo ciudadano y las puestas en escena de Mas se parecieran más a tácticas propagandísticas de Putin que de un presidente autonómico desde un punto de vista estético.

Luego tenemos la toma de posesión de los nuevos y nuevas diputados donde hizo su estreno el espíritu de juventud del 15-M con la llegada de PODEMOS al circo político representativo. Hubo imágenes para todas las interpretaciones, desde una madre dando el pecho a su retoño hasta comentarios de ñoña sobre las rastas de un miembro, con perdón, de PODEMOS y el comentario de que tenía piojos o que hedía a mierda de ñú, esto último del hedor lo supongo yo tras ver a la ñoña ñoñear.

El caso es que España se encuentra una vez más ante una encrucijada que no es otra que aprender la cultura del pacto político y conjurar lo que por otra parte son ilegales
intentos secesionistas. El nuevo presidente catalán ha sido alcalde y es de esperar que cuando sea consciente de la bancarrota heredada sepa ver que no es que no le dejen declarar la independencia, es que están vacías las dependencias económicas y eso hace inviable tanto una nueva república como una autonomía. Ya es tarde para evitar rebuznos de ambos bandos, pero es tiempo también de ser coherentes y avanzar a lo inevitable que es un Estado federado porque las autonomías han tocado techo y el federalismo marcará los límites del mismo.

El problema es la agresividad de analistas y tertulianos en un juego que los secesionistas dominan bien en España: el show ante las cámaras, el rozar la legalidad para causar escándalo en mentes de bien y mentes alienadas en el consumismo informativo. No se ve ese cuarto poder que debe velar porque la ciudadanía no esté sólo informada sino que piense, que se pregunte y no que aplauda o abuchee según si se emite en directo en hora punta de los noticieros televisivos.

Es normal que los secesionistas jueguen su juego pero también lo es que el Estado se defienda; es normal que la entrada de PODEMOS y la integración de sus políticos sin corbatas, con pelo de fumeta jamaicano y lactantes entre los escaños pues resulten anómalos pero por falta de costumbre, no por ñoñez como ha sido el caso. Una generación política que debate como lo hace en chiringuitos afines, en las redes sociales, pero no han hecho nada salvo dar la nota como novatos que son y que no hay normativa que indique la uniformidad correcta de ser repúblico...

Cuatro años apasionantes, si es que duran, donde el secesionismo catalán juega su última baza y un PP y PSOE que siguen a marchas forzadas adaptándose a los nuevos formatos sin perder pie electoral y argumental. La cosa promete en incordios, en ofensas y ofendidos, en tertulias y gallineros mientras la crisis sigue ahí, en el poder adquisitivo de la ciudadanía que es empujada, por todas las formaciones tanto clásicas como nuevas, a apoyar y vociferar sin saber que sólo repiten consignas para beneficio de los de siempre: los vividores de la política y todo lo que conlleva cuando llegan al cargo...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/





theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                          
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario