The Adversiter Chronicle

jueves, 7 de enero de 2016

CABALGATA DE REYES EN MADRID: ANÁLISIS ESTILÍSTICO


Con la colaboración del experto en estilismo Waldo Meroyké, asesor en estilismo de campaña electoral, en exclusiva para The Adversiter Chronicle
Vaya la que se ha montado en Madrid con la cabalgata de reyes de este recién estrenado 2016. Una alcaldesa que ha decidido marcar un estilo que una parte de la ciudadanía encuentra cuando menos chocante aunque hay epítetos en las redes sociales que las consideran no sólo agresivas sino que además anti cristianas y por tanto atentado a la cultura y tradición de un país. Comenzó la cosa llevando subproductos del sistema no aptos para el consumismo a cenar en Nochebuena al ayuntamiento y con la cabalgata ha cedido protagonismo a colectivos minoritarios y a unos RRMM que, cuando menos llaman la atención...
-¿Waldo que opina de toda esta movida, ein?

-Yo vivo en París, no puedo opinar sobre los métodos de una alcaldesa y no he visto la foto de los RRMM que supongo que desde un punto de vista estético crea polémica... Déjeme ver s'il vous plaît me permettre...

-Mire, mire...

-Oh mon Dieu! Il est abominable! Il est juste terriblement collante!
 

-¡En cristiano Waldo, cagonmimantu, no me joda hablando en franchute! ¡En cristiano redios, que no le entiendo!

-Es... Es hortera de cojones el estilismo de las vestimentas... es algo atroz al gusto occidental... Bueno, desde un punto de vista general vemos que han ahorrado en gastos... Ropa reciclada, diseño de clase de manuales con cartulinas para hacer conos de la EGB... Y un rosa cuando menos desconcertante... Je pense que je ne l'ai pas trouvé un cas dans ma carrière ... il est terrible...

-Sí, la verdad que las trazas que llevan y las pintas que tienen es algo chocante acostumbrados como estamos a los tradicionales ropajes plenos de majestad... Pero empecemos primero por los ropajes de Baltasar, siempre reconocible porque es negro, dicho sin denigrar pero es negro...

-Lo que es denigrante es ser negro y que te vistan con esas trazas. El paño aparenta ser papel de regalo excedente de campañas navideñas envolviendo paquetes de regalo de pega... Lo de la sandalias es una ordinariez y un fallo de sastrería que no le cubrieron adecuadamente los pinreles y con ese turbante parece la viuda de Nelson Mandela... ¡Il suce et il irrite les yeux …!

-Veamos pues el segundo, el siempre venerable de las blancas barbas...

-Más papel de regalo y es sencillo: han cogido a un turista nórdico o británico medio albino cargado de cervezas y le han puesto el vestido... ¡Pero si parece Santa Claus tratando de empañar la imagen de SSMM! Fijémonos en el conjunto: observen la diagonal trazada de barba a brazo y como la cabeza ligeramente ladeada logra que la corona equilibre la perspectiva de la visual... Desde luego, aparte de parecer un cachondo mental, es clavado a un gnomo con mezcla de mago druida que ha tomado demasiada ambrosía de gomibayas. Es casi un insulto a la inteligencia desde un punto de vista estético, por supuesto.

-El tercero o es una venganza o una penitencia de quien lo viste y calza, parece un boicot de PODEMOS a uno de los iconos de la cultura española: ¡El caballero de la mano en el pecho vestido de rosa nenaza y barbas descuidadas de hippy mientras la mano pierde su dignidad aparentando que sujeta un retortijón intestinal inesperado!

-Bueno, esto ya es un cachondeo del departamento de costura porque esto sencillamente es impresentable desde un punto de vista estético y parece un cuadro de propaganda protestante contra Felipe II o su padre... Creo que es el menos apropiado dentro de un estilo que, reitero desde un punto de vista estético, resulta chocante no se sabe si por vanguardista o por mierdas...

-O sea, Waldo, no hay que ver un atentado a la tradición ni cosas conspiranoicas...

-Si se trataba de dar un toque de atención sobre que las cosas pueden hacerse con poco dinero y demás, es apropiado pero la persona encargada del diseño, porque es un problema de diseño que hiere el órgano de la vista, no una cuestión política. Pero si es cierto que, dentro de la misma filosofía, los trajes para un desfile en una de las capitales del mundo suena a mal chiste. Si el estilismo no logra agradar a todos es que no es estilismo en realidad. Además nos cuesta mucho hacer y valorar lo barato si se está acostumbrado a lo caro.

-Pues una vez más hemos ido a la cuestión del meollo y está claro que ni los ropajes de atrezzo habituales cuestan 10.000 aurelios ni estos que se usaron son dignos de una capital europea, sólo es un mal diseño llevado a la vestimenta, lo cual siempre es una tranquilidad...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

                                                                           



No hay comentarios:

Publicar un comentario