The Adversiter Chronicle

miércoles, 2 de abril de 2014

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

DRIVE (2011)

Agradable y refrescante entretenimiento cinematográfico esta propuesta producida en 2011 y dirigida por Nicolas Winding Rern que será muy conocido y popular por sus familiares y allegados amén de profesionales de la cosa pero que nos es completamente desconocido, ignorancia inducida por la crisis y su repercusión en los presupuestos que hacen que estar al día acudiendo a sesión de noche se haya vuelto prohibitivo...

Pero tribulaciones que no vienen al caso aparte, resulta agradable por varios e importantes motivos. El primero la ausencia, y bien integradas si las hay, de trucas digitales con colisiones imposibles que sólo son aceptables para generaciones de nacidos con el entorno de los video juegos y sus texturas, con escenas automovilísticas que ya resultan raras y van camino de ser extraordinarias en el cine de acción actual. Lo segundo que la violencia es tal sin escenas de abnegados SWATS, agentes de agencias secretas en secreto con satélites ni el lenguaje habitual en estos casos visualmente hablando. Aquí los asesinos profesionales tienen su arma, los ambientes podemos encontrarlos en cualquier barrio de una urbe cualquiera, el amor surge natural basado en miradas, en escenas de silencios y miradas cómplices de los amantes que nunca podrán serlo...

Mucho mérito lo tienen la pareja de actores principales, lo de principales es porque todos son protagonistas, que son Ryan Gosline y Carey Mulligan bien arropados ambos por Bryan Cranston, Oscar Isaak, Albert Brooks, Christina Hendricks y Ron Perlman.

El Ryan es un actor que nos cae bien desde el principio, posiblemente si sois veteranos de entresuelo y butaca de patio, os recuerde al Steve McQueen en sus gestos faciales que no parecen para nada forzados. De su compañera de plantel protagonista nos suena la cara pero nadie en la redacción supimos decir de qué...

Resulta refrescante por cuanto esta película ya la hemos visto varias veces pero tiene su propia personalidad. Vemos a Alan Lad (¿con una “d” u dos, ein?) en aquella del pistolero que llega a un rancho, que en ésta de hoy hay niño pero es digerible, el conductor es un Mad Max donde el coche es una prolongación de su alma atormentada...

Como siempre podemos ver homenajes, tantos como queramos ver, pero pese a que sabe captar los gestos faciales y dota de ritmo la acción, las escenas automovilísticas no resultan empalagosas, saturantes y ñoñas como en Ronin sin ir más lejos (la ponderaron por sus escenas de autos pese a que resulta un producto infumable después de las primeras y últimas caladas de su visionado) pero el director se limita a seguir el guión aunque es irreprochable tal acto y consigue darle a la película una textura inglesa, sin caer en la francesa, con sus genes estadounidenses predominando en la criatura final...

Nos ha gustado verla y la recomendamos porque se deja ver bien, los actores nos son familiares y recordaremos que hubo un tiempo en que las hostias de los coches en el cine eran de verdad, la mafia suele emboscarse en la normalidad y ya os estaréis
preguntando dónde cojones está el argumento y aunque podría decir que es tan buena que no lo cuento lo cierto es que se me había olvidado completamente aunque no es otro que la historia de un solitario escorpión consciente de ser tal que lleva una vida oculta de chófer de evasión en atracos y ve en su vecina la reafirmación de su creencia de que hasta un escorpión es capaz de usar su depredadora e implacable frialdad para redimirse y redimir a sus seres amados, que no son otros que la vecina y su retoño...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 
 

theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario