The Adversiter Chronicle

lunes, 10 de febrero de 2014

El ojo púbico


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Infanta Cristina de Borbón declara como imputada

Finalmente llegó el día y doña Cristina de Borbón acudió a declarar al juzgado. Lo hizo en coche, sonriendo y saludando a los presentes, criticada por ello igual que si hubiese hecho todo lo contrario, y las cadenas de televisión cubrieron la noticia desde todo tipo de ángulos y aristas políticos...
Últimamente da la impresión que la única forma de salvar España y avanzar inexorablemente a un modelo federal, pasa por linchar chorizos, ondear la bandera republicana y azuzar a la Casa Real mientras la clase política sólo mira para sí misma y el mi_partido _tiene_chorizos_pero_el_tuyo_más

La mejor prueba de que no es el camino inmediato una caída de la Corona para abrazar una república, es que a diestra y siniestra unidos por la ultranza se lanzan como tiburones a un festín en que confían que la algarabía tape sus vergüenzas para que cambie todo y no cambie ninguno...
La mala noticia es que nos tocará aguantar esta serenata hasta que pase el supuesto referéndum catalanista, que aunque engorda en las noticias y sale en cada algarada, mengua de sustancia, en un ejercicio de tensar la cuerda por todas las partes que siendo minoría quieren la mayoría que asiste silenciosa al espectáculo diario de pan y juicio.
Mientras ocurre todo esto a la luz de los focos y el calor verbal de los micrófonos, la nación sigue tratando de mantenerse en el fondo de la crisis para empezar las labores que permitan emerger a la bonanza de la recuperación, aunque por desgracia nuestra situación es muy crítica ya que el menor corrimiento en la base en la que hemos tocado fondo nos arrastraría a una agudización de la crisis económica.
La única objeción que se le puede poner a la puesta en escena de la declaración es que la Infanta debía de haber pasado por el arco de seguridad como cualquier otro ciudadano, no es fallo suyo aunque demuestra que tal vez los rumores de que viva en su mundo infantado sean ciertos ya que cualquier otra en su lugar hubiera hecho voluntariamente el gesto.

La ciudadanía sufre un bombardeo pero no de noticias, sino de interpretación de la misma con conocimiento de causa de alguno de los múltiples gurús que salpican ondas televisivas, radiofónicas y tertulianas amén de ediciones impresas...
Porque la mejor prueba de que no estamos tan mal como nos pintan, aunque sea terrorífico lo que nos muestran, es que ha ido a declarar, que se está investigando y que la Justicia sigue independiente pese a que el panorama aparezca negro con un Rey calamitoso y su hija casada e inculpada de maritaje choricero.
Los españoles tienen ante sí una encrucijada de caminos, un par de ellos involucionistas pese a que se disfracen de independentistas, donde deberemos de elegir libremente, o mediante los cauces establecidos, qué forma de Jefatura de Estado pero antes debemos de tener claros conceptos como presunción de inocencia, independencia del poder judicial y lo que implica tener un sistema monárquico...
Por desgracia la ciudadanía tiende a creer lo que le dicen todos aquellos que ansían dejar de ser súbditos para ser subsidiados por un nuevo régimen político.

Lo cierto es que ha declarado como imputada y hay que esperar veredictos dejando de tragarnos políticos mesiánicos de cambio de formas y maneras que sólo venden libros, compran cuadros a la parienta o enarbolan banderas en las que ni creen ni son defensores salvo para colocarse en línea de salida de las nuevas poltronas.
Corresponde al Príncipe de Asturias y a su esposa ganarse el puesto porque a lo que asistimos es sencillamente al final de un reinado marcado por la decadencia en los últimos cinco años.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
        
                                



theadversiterchronicle@hotmail.es
                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario