The Adversiter Chronicle

jueves, 6 de febrero de 2014

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

CAPITÁN AMÉRICA EL PRIMER VENGADOR (2011)

Se hacía necesario visionar esta película por variados y diversos motivos.

Uno por apreciar el acierto de Marvel, el grupo empresarial que lo maneja, de revitalizar el género de super héroes aunando el atractivo alienante de la gran pantalla con el formato de papel. En este sentido son películas de factura muy correcta y no pueden engañar a nadie por cuanto si vas a ver un cómic cinematográfico debes ir ya pre preparado para meterte en la historia...
Otra es que lo cierto que muchas adaptaciones recientes de cómic han sido francamente decepcionantes, un ejemplo ya clásico es el Increíble Hulk que hasta hace buena y excelente comparativamente hablando aquella zafiedad de serie de los 80´s sobre el personaje; no hay que olvidar las escenas de Spiderman brincando entre los edificios que además de falsas el ordenador canta con movimientos imposibles hasta para el hombre araña. Otras como Iron Man, la primera, sorprenden que ante un personaje menos popular y que a priori es más limitado, resultan adaptaciones que te hacen querer profundizar en el super héroe y seguir sus andanzas en papel...
Y es que la más importante razón que encontramos para el visionado es que el Capitán América nunca fue muy popular en el orbe extranjero ya que su idiosincrasia, un personaje nacido para el esfuerzo de guerra, lo limitaba por su papanatismo y ostentosa ostentosidad del símbolo USA, que si bien funcionó como propaganda, ganada la paz y extendiéndose la cultura estadounidenses por el mundo libre y ahora libremente por el mundo, creaba cierto repelús a la hora de abordar sus aventuras y merecía por ello el beneficio de la duda espectadora.

Su precedente actual de lo que hablamos sería ese absurdo héroe enmascarado, Fantasma, un tipo raro con aventuras en la lejana África y que dejó de tener atractivo tras la descolonización y era muy sui géneris heredera del espíritu de la superioridad del hombre blanco sobre los naturales indígenas, pero al menos su adaptación al cómic es tan nefasta como el original del formato papel...
Producción de 2011 dirigida por Joe Johnston y protagonizada por Hayley Atwel, Tommy Lee Jones, Hugo Weaving, Dominic Cooper, Chris Evans y Sebastian Stan.

El que destaca porque se come la pantalla es el Tommy Lee en uno de esos personajes en que entra en complicidad con el espectador veterano y sorprende al novato, la chica es monona pero sin llegar a irresistible y los efectos especiales, salvo en su último tercio, están al servicio de la historia. Los secundarios huele pies son conocidos al espectador y el atrezzo falla en ocasiones como los camiones de tres toneladas y los paneles de control, se echa en falta que no se guiaran por los documentales propagandísticos nazis de las V1 y V2...
Tiene no obstante la película el acierto de engarzar la historia de la venta de bonos de guerra, calco de Banderas de nuestros padres, y que sus poderes son en realidad potenciación de las facultades físicas aunque poco creíbles si no son poderes.

El final es una apoteosis de imágenes sintéticas y las huestes nazis parecen las guerras de los clones pero con uniformidad negra, sale la típica chorrada de las armas con rayos, azules en este caso, el malo resulta ser más SS que las SS y la película es una cadena de acciones en pantallas distintas pero sin emoción siendo lo más reseñable las fortalezas del mal que ya vimos en la serie 007 con Spectra...

Sí presta de ver la recreación de la Exposición Universal aunque si no se es seguidor de esta serie cinematográfica de Marvel cuesta captar, cuando no pasan totalmente desapercibidos, los guiños a las películas de la misma como el padre de Iron Man sin contar que si ves la peli con compañía femenina ignorante del cómic y tratas de aclarárselo, te termina reprochando que le des la turra y se evaporan las posibilidades de fornicio deportivo...
La historia es sencilla: un escualido y asmático aspirante a soldado para combatir al fascismo en Europa es rechazado una y otra vez mientras que su mejor mejor amigo ya es sargento y sale para el frente.

En uno de sus intentos de ser aceptado y apto, es observado por un científico refugiado alemán que dirige una división especial del U.S. Army que trata de desarrollar una fuente de energía que sus antagonistas nazis creen que proviene directamente de los dioses tal como demuestran las crónicas antiguas...

Al final el protagonista pasa a ser musculado, destruye al nazi que parece un británico tras dormir la borrachera nocturna en una playa de Ibiza cara al sol del medio día. Finalmente desaparece tras salvar la victoria aliada y es encontrado más de cuarenta años después para formar parte de los Vengadores...
Producto correcto y buen entretenimiento aunque para el espectador alejado del cómic es de una infantilidad rayana en la ñoñez.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
        


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario