The Adversiter Chronicle

sábado, 5 de octubre de 2013

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle
con la colaboración de Mars El Grouchu

Francisco Paquirrín Rivera Pantoja en Sálvame Deluxe

Tras un verano bastante sosainas en cuanto a mierda televisiva se refiere, no hubo grandes novedades salvo la mierda del campamento de verano con la polémica en la final, pero todo indicaba que iba a ser la noche del viernes 4 de octubre cuando se daba el pistoletazo de salida a la nueva temporada de forma oficiosa, formas éstas que duelen ser más contundentes que las oficiales, con la presencia de un famoso de los que cotizan alto: ¡el hijo de la Pantoja!

Lo que es seguro que tras la entrevista nos esperan deliciosas horas visionando buena mierda televisiva en base a reacciones, contra reacciones, polémicas, contra polémicas y la cohorte de rémoras que acompañan estas gangosas peleas entre famosos televisivos...

La historia a grotescos rasgos es la siguiente: el hijo de la tonadillera, un tipo vulgar y de apariencia repelente si no fuera que es hijo de quien es con todo lo que conlleva de tener buenos padrinos, pero que si fuera por ejemplo hijo de Don Nadie tendría que pagar por follar y no como él afirma gracias a sus dotes de hacer reír a las damas y al kikonazo, palabreja que es la forma de definir el endémico vicio hispánico machista que rinde culto fálico, pero aunque acierta en lo de hacer reír, le digo desde aquí que se equivoca en que folla a quien le apetece en ese momento porque si ellas no quieren, no se moja...

Pero el caso es que estaba este zangolotino ya treintañero recién salido de un reality, ve una mujer de bandera como Jessica Bueno y acaban copulando y con planes de boda con anuncio de preñez y compromiso en portada de la revista Hola, cobrando por supuesto, y de la noche a la mañana tras el parto resulta que se separan, se llevan a matar para repartirse las responsabilidades paternas y maternas montándose el guirigay de costumbre en estos casos que mandan los cánones...

Tras un verano de apetencia por saber en qué paraba, llega la gran noche con el Paquirrín de los cojones en el plató para ser entrevistado por Jorge Javier y su troupe de colaboradores domesticados: Kiko Matamoros, Patiño, Lidia Lozano, Kiko Hernández, la Mila y en segundo plano la Chelo G. Cortés.

Ya desde el principio y en cada tarde dejaban claro que iban si no a favor, no en contra del Paquirrín, aparte que él venía dispuesto a largar, todo porque Jessica Bueno se ha enrollado con un futbolista del Eibar y siguiendo a su nueva pareja se traslada llevándose al bebé y puteando al padre biológico recorriendo miles de millas para poder verle, padre biológico que se gana el pan con el sudor de la frente por los calores de las luces de discoteca, los efluvios alcohólicos de las copichuelas y los musicales pinchando...
Hasta está preparando su segundo disco, creo.

Lo más interesante fueron momentos ya que Paquirrín venía a soltar mierda de la madre de su hijo y un hábil Jorge Javier le hizo decir cosas donde afloraba la inocencia de Paquirrín poco acostumbrado a ser entrevistado si no a fondo sí sobre sus fondos, los bajos y los ruines.

Kiko Matamoros comenzó a animar la ñoña entrevista para lo que se esperaba destapando el percal futbolista de la actual pareja de Jessica Bueno que parece ser, según contó, algo inepto a la hora de llevar una vida en retaguardia apropiada para un futbolista...


El plato fuerte llegó pasada la media noche con el tema de su no asistencia a la boda de su hermanastro el torero Francisco Rivera Ordóñez...

Desde un punto de vista estético es de lamentar que no asistiera para verle de traje y sombrero. Al principio el zangolotino musical de Paquirrín respondía con brevedad y esos mohines que eran en realidad proyectos de expresiones gesticulares abortados por la escasa elasticidad expresiva de su cara. Pero finalmente soltó la perla: Mi hermano no me invitó (Sic).

¡Que fanfarria de felicidad en las caras de los entrevistadores ante el bombazo del titular!
¡Que algarabía en las casas donde se mezclaban sentimientos encontrados ante el hecho del bombazo y que además de la crisis Paquirrín fuera despreciado por su hermanastro no invitándole personalmente!

El broche de oro al bombazo fue cuando manifestó: ya eran muchos años siendo el tonto y no lo soy, refiriéndose a la azarosa relación con sus parientes por rama paterna y de paso filosofar demostrando que Paquirrín ya creció, que va a dar guerra por su hijo y que es Kiko El Diyei...


Y es que Paquirrín posiblemente no sea tonto pero botarate sí que es aunque se mantuvo bastante callado cuando le mentaban a la madre y su relación con el choriceo en Marbella aderezado de imágenes de la escenita de la Pantoja al salir del juzgado y escuchar la sentencia.

El valor de la entrevista no es otro que la de alguien famosillo a la española que dice ser un caballero al empezar la entrevista y luego larga si se lo pasó bien o mal en la cama con la madre de su hijo. Es un incauto que va de sobrado y entendido de las cosas de la vida cuando en sus respuestas que no quería contar pero que hábilmente le sacaba Jorge Javier con sus preguntas enmierdó aún más el tema.

Algunas frases que nos muestran la caballerosidad del Paquirrín: Jessica fue a cazarle; si algo tengo es que soy un caballero; estuve tres meses después del parto durmiendo en el sofá... Lo último ya avanzado el programa ya aumentaba la ausencia del lecho conyugal a cinco meses.


Lo que se saca en claro tras la entrevista es lo siguiente: una mujer desea ser madre, Paquirrín desea a la mujer, copulan con relación sentimental complementaria, nace el bebé y la mujer pasa del padre ya que no tienen nada en común prefiriendo que las noches cuidando y velando el sueño del bebé esté la suegra en el lecho conyugal mientras Paquirrín se jode en el sofá...

Lidia Lozano manifestó que la entrevista fue maravillosa, la Patiño que Paquirrín transmitía nobleza, la Mila que hizo frente al clasicismo absoluto que desprenden los Rivera Ordóñez...

Lo cierto es que sólo vimos al hijo de unos famosos de las revistas del corazón que trata de manifestar su madurez ventilando mierda contra la madre de su hijo que parece desconocer la máxima de que la intriga vende y permite cobrar por exclusivas pero que una vez que eres carne de plató se pierde valor y te devalúas pero sobre todo que te quedas atrapado.

Por otra parte debería darse cuenta de que si fornica tanto como afirma, no es por su jeta ni su encanto, con lo cual puedes enamorar y acabar fornicando, sino que es hijo de quien es y hay mucha trepa que ve amortizable el retozón pero que cuando encuentra una princesa ésta acaba por volverse a su reino, por mucha incompatibilidad de caracteres que alegue como causa primordial. Su declaración de intenciones es que ya no va a callarse ni despreciar los platós y seguramente tengamos semanas de polémica a raíz de lo que manifestó y largó en una entrevista donde sólo la Patiño estuvo mordaz logrando cabrear a Paquirrín pese a la ñoñez en el tono de los entrevistadores. Felicitar a Jorge Javier que supo mostrar las carencias del personaje por su propia boca sin que éste se diera cuenta.
Buena mierda que coloca otra temporada más a Tele5 como el mejor dial de telemierda ya que el resto de cadenas o no saben o no pueden hacer mierda televisiva en bonito envoltorio de celofán que atraiga a los televidentes...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV


 
 
 
                                                                           




No hay comentarios:

Publicar un comentario