The Adversiter Chronicle

lunes, 21 de octubre de 2013

Obispo alemán pierde feligreses por derrochador: análisis


Con la colaboración del padre I. N. Mundicia,
experto en asuntos religiosos de The Adversiter Chronicle


Mientras el Santo Padre predica a la plebe austeridad franciscana, resulta que en uno de los reinos de la Cristiandad más rentable para las arcas vaticanas, Alemania, aumentan las apostasías de ovejas del rebaño porque su obispo resulta ser adoratriz del lujo y el boato sufragado con la caja de la grey que disponía de 100 millones de aurelios y ha menguado en 40 millones tras reformar la casa obispal...

Nadie mejor que nuestro colaborador el padre I. N. Mundicia que es además actualidad relativa al tema por sus medidas en la parroquia y que ésta sea austera...

-Antes que nada, Mundicia, hablemos de esas medidas en su parroquia que es un ejemplo de la política de Francisco y su predicamento de la austeridad, ¿recibió directrices desde Roma o fue idea suya, ein?

-El Papa no debe dar órdenes en ese sentido. Su mensaje es claro y diáfano amén de público pero en el caso de mi parroquia donde la crisis se nota severamente en los parroquianos y feligreses, los ateos y demás creyentes de herejías se lo merecen por alejarse de Dios, es necesario que la Iglesia no se quede en implantar la austeridad en el gasto, Cristo no dejaría que se consolaran sólo con rezos y salmodias.

-Desde luego es un concepto avanzado para lo que la Iglesia y el boato papal nos tienen acostumbrados ya que lo que usted está diciendo es que en su parroquia se ha hecho un Recovery integral que va más allá de la salvación del alma y el reconfortante perdón de los pecados...

-Mire Skizo´s, los miembros del rebaño de Dios en estos tiempos de crisis aparte de su alma tienen que sobrevivir día tras día en un entorno y una sociedad en que el consumismo les ha hecho dependientes, adictos al gasto superfluo que lejos de reconfortar a la persona no hace sino aumentar la sed del individuo. En la parroquia he aplicado una sencilla medida, nada de aparatosidad artificiosa para ser noticia unas horas en la sección local de un periódico cualquiera. No sólo se salva el alma, en la parroquia además se reinserta en la cordura y al gasto necesario prescindiendo de lo superfluo y para ello es necesario aplicar la psicología de la que los sacerdotes sabemos bastante porque hay cada hijo de Satanás por ahí suelto que dan ganas de excomulgarlos a todos quemarles en la hoguera como era tradición antaño.

-¿En qué consiste esa medida, Mundicia, bitte?

La única manera de enfrentarse al demonio del gasto superfluo es mirar directamente a los ojos de Satanás y en lugar de amedrentase y esconderse de la realidad de penuria económica, en el rebaño de Dios es ponerles frente a frente con el Mal. Para ello he dispuesto una ordenanza de que el importe mínimo de la voluntad para el cepillo de la iglesia sea de 50€, sin menoscabo de la limosna habitual...

En este sentido mis feligreses y parroquianos son un ejemplo no sólo para el Papa y sus predicamentos de austeridad, son un ejemplo de como la voluntad y la voluntariedad del ser humano cristiano afrontan la crisis no con sacrificios personales sino donando lo que iban a gastarse en mierdas a la Iglesia.

-Desde luego no se veían medidas similares de voluntariedad desde el fin de las plantaciones esclavistas...

Pero es que precisamente este ejemplo suyo de usted y el del propio Francisco hacen más sangrante noticias como ésta de un obispo alemán, de Limburgo más concretamente, que se gasta 40 millones de aurelios en su residencia...

-Todos sabemos que en Alemania la vida es más cara, Skizós, no me sea cainita por el amor de Dios, todo el mundo sabe que una casa en Alemania y su mantenimiento es más caro que en España.

-¡Redios, pero si hasta está siendo investigado por la Fiscalía de Hamburgo por perjurio a la hora de declarar si viajó en clase alta en lugar de clase baja en avión!

-Todos sabemos el calvario que suponen hoy en día las reservas de vuelo y que las aerolíneas rebajan el precio del billete porque no hay demanda para ciertos vuelos en ciertos horarios, es culpa de las líneas aéreas, no del obispo que a fin de cuentas en ese sentido aeroportuario es un común de los mortales más.

-Bien, aceptemos FAC como insecto de compañía, ¿qué me dice de la valiosas carpas orientales?

-Todos sabemos que eso infieles orientales se dan a las más perversas aficiones aunque su cultura es interesante. Hay gente que tiene bonsais, hay gente que tiene un Honda, hay gente que hace artes marciales japonesas y por otra parte todos sabemos que dedicarse a aficiones exóticas es más caro cuanto más alejado esté el exotismo de las costas natales. Si coleccionara sellos de Maldivas le sería más caro ir a Maldivas que si los coleccionara de Andorra y sería criticado igualmente. Creo que es una total injusticia acusarle de derrochador cuando es más económico tenerlas en casa que tenerlas en Japón donde por otra parte no dudarían en cargarle más gastos y posiblemente una atención deficiente a sus carpas.

-¿Y la bañera de 15.000 aurelios de vellón, ein?

Todos sabemos la carestía en las tarifas de los servicios básicos. Lo que demuestra es lo que ya sabemos de que la vida es más cara en Alemania y por otra parte indica que el obispo es limpio y aseado, seguramente que si hubiese comprado un barreño le acusarían de dar la nota y llevar al paroxismo el mensaje de Francisco. Hay personas que se gastan el doble en el bingo, el triple en irse de putas y el cuádruple en drogas. Ahora resulta que ser aseado y vivir en un sitio caro es digno de reproche, resulta increíble.

-Pues Francisco le ha llamado al Vaticano y está esperando para recibir reprimenda...

-¡Francisco puede hacer lo que le salga de sus santos cojones, Skizo´s! ¡Todo esto no es más que una campaña difamatoria por parte de luteranos y protestantes, no lo dude!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 
 




                             
         

No hay comentarios:

Publicar un comentario