The Adversiter Chronicle

jueves, 28 de febrero de 2013

"El pozo del tío Raimundo", por Beny


Una sección de Beny en exclusiva para The Adversiter Chronicle

 The Adversiter Chronicle tiene el privilegio y el placer para sus lectores de contar con una nueva firma colaboradora: Beny.

Una pluma que no dejará a nadie indiferente y al que podéis enviarle preguntas o comentarios a la dirección habitual: theadversiterchronicle@hotmail.es

Beny, la mirada de un igual tachado de diferente por sus semejantes y al que el Sistema quisiera tener callado e invisible…

 

Rincón de Beny

De pequeño con 5 años era muy rebelde, por ejemplo me escapaba de los campos donde estaba trabajando mi familia…

Y me iba al pueblo a jugar con los otros niños, pero todo esto sin darme cuenta; a los ocho años nos fuimos a Madrid a vivir a Carabanchel, la colonia San Francisco… Tengo que mi padre me pegaba por desobediente. Estando en una excursión del colegio Ángel de la Guarda me buscaron tanto que me encontraron…

Me fui y me perdí… y me encontraron.

 

Con catorce años salí del colegio y dos años después me fui a la Escuela de Hostelería y aprendí…

Me gustaba mucho la cocina y comer buena comida. A los dieciocho años me metí en la cocaína y el alcohol y me fui a la Legión, estuve dos años como legionario, pero tuve un problema: los homosexuales y los borrachos se metían conmigo de tal manera que me vi obligado a desertar…

Estuve una pequeña temporada vagando como desertor de la Legión por Marruecos y me cogió la policía marroquí y me llevaron a la Guardia Civil, pero se hartaron de mí y me metieron en una habitación llena de caca y había una caca venenosa pero no me mordió…

Me llevaron al pelotón de castigo y me pegaron pero no me maltrataron y trabajaba mucho y más tarde me trasladaron al Castillo de Mª Cristina y a los tres meses de estar allí y por trabajador los presos me pegaron una paliza… y estuve 20 días bajo tierra con un testigo de Jehová pero se me rajó y a la semana tenía miedo y lo subieron y yo estuve 20 días tan tranquilo, con mi colchón con dos mantas y luego me hicieron del comedor y me dieron una celda con buen gusto y me presentaron a un albañil y nos pusimos a trabajar en el foso del Castillo y seis meses después me dieron el indulto.
                                 Beny
 

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 
 
 
 
 
 
                                                
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario