The Adversiter Chronicle

domingo, 24 de febrero de 2013

El ojo púbico



Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

¿Es solución la renuncia del Rey y la secesión?

A medida que la falta de recursos financieros hace aflorar la corrupción, esa que lleva décadas pero que en época de vacas gordas pasa si no desapercibida sí campando a sus anchas sin que la ciudadanía se quiera enterar, crujen las cuadernas políticas de España.

 Por un lado, esa ansia azuzada por secesionistas y descontentos anti sistema para acabar con el modelo actual: una monarquía constitucional.

Subliminalmente tanto izquierdas y derechas dejan entrever que si el Rey no abdica o dimite será el final de la monarquía española siendo la república la solución a todos los males. Esto ya ocurrió en nuestra historia patria el siglo pasado: a las 23:59 había monarquía, similar al resto de europeas en cuanto a privilegios y rodeada de sectores conservadores, y a las 00:00 éramos la II República.

La historia está ahí y es objetivo afirmar que todo siguió igual porque aunque cambie el régimen no cambiaron los políticos ni las pretensiones secesionistas de tensión y distorsión de la convivencia y el avance de la sociedad española.

La única vez en que el secesionismo catalán intentó llevar la teoría a la realidad sólo consiguieron retirarse a tiempo y dejar que Asturias, la minera y dinamitera desde entonces, se dejaran embaucar y llevara a cabo de verdad una revolución…

 Pero estamos en 2013. La Guerra Civil, larvada desde 1808, ya es historia salvo para algunos carpetovetónicos que disfrutaron de las prebendas de la victoria en el desarrollismo de los 60´s y jubilados proletarios que añoran una época
de trabajo, hogar y esperanzas de dar a sus descendientes una carrera universitaria que mejorara el nivel de vida de sus padres.

El comunismo ha demostrado que su teoría ortodoxa es imposible de llevar a la práctica y en los únicos lugares donde sigue vigente se basa en psicodélicas dinastías stalinista, vieja troika aislada en su isla apoyada por un populismo continental tras siglos de oligarquías y por último aprovechando la mano de obra barata del régimen para prosperar manufacturando a los capitalistas.

Pero hoy España ya ha superado todo eso al igual que el resto de Europa. Disfrutamos de un periodo de paz continental que ha logrado la prosperidad y la unión mercantil mientras se trata de avanzar a una verdadera unión política.

Pero tanto monárquicos constitucionales como aspirantes republicanos cometen un error de bulto: ni el actual sistema arreglará los problemas ni la república acabará con los males.

Al segundo siguiente de nacer el sistema republicano los secesionistas aumentarán sus ansias y demandas, ETA tendría un argumento y apoyo social para reanudar su guerra terrorista y la sociedad asistiríamos boquiabiertos a que los culpables del actual semi caos sigan con sus escaños, listas cerradas y nula democracia interna en sus formaciones políticas mientras la UE viendo el desaguisado político fomentaría la parcelación del país en mini estados fiscalizados en un primer estadio por la UE usurpando el papel del Gobierno de España.

 

Los monárquicos piensan que con la actuación de la justicia se termina el problema pero que el Rey ha cometido demasiados errores y debe abdicar…
¿No se dan cuenta de que una abdicación hipotecará al futuro Rey y al más mínimo indicio de delito en su entorno será obligado a seguir el ejemplo de su padre?

 España camina a un modelo federal: es necesario política y económicamente, pensar lo contrario es un error al igual que pensar que el territorio patrio puede secesionarse.

Pero sí hay que hacer una reforma integral del sistema actual de representación, nunca nos cansaremos de decirlo.

Lo jodido es que se ha formado una especie de lobby mediático informativo donde las tertulias son en realidad un foro romano donde se azuza a la plebe y cuando terminan se la lobotomiza con absurdas series que van de históricas, programas basura y entretenimientos de festival de jubiletas en Benidorm…

 
Si las cosas fueran tan jodidas la corrupción camparía con impunidad legal, las mafias se infiltrarían en nuestra vida cotidiana y el desamparo de la ciudadanía ante los chorizos sería total.

La clase política comete un grave error señalándose unos a otros sin democratizar sus formaciones e imperar el grito más alto en lugar del mejor mérito. El modelo de la Transición está caduco y a cada escándalo que se destapa más obsoleto pero la inducción soberanista a un cambio de régimen que propicie el desconcierto y sirva para justificar la secesión sólo es otro tipo de fascismo.

Podemos elegir en cualquier momento ser una república pero por desgracia los parámetros indican que no estamos preparados  para serlo y elegir democráticamente un representante común. A diferencia de un rey, un presidente de república pertenecería a una formación política…
¿Si las formaciones no tienen democracia interna que clase de presidente sería?

Hoy por hoy y viendo y analizando nuestra idiosincrasia como conjunto etnográfico no es la abdicación o el destrono la solución.

Los mismos que vociferan, monsergan, sermonean, mitinean y predican el republicanismo desde los nuevos púlpitos mediáticos y las nuevas tribunas mediáticas serán los mismos que hagan naufragar una III República.

 Mientras la banca usurera y terrorista induce al suicidio, las penurias y amortizar sus pufos a la ciudadanía, la clase política que lleva más de 25 años de puestín y sacrifica el relevo generacional inmolándolo en congresos locales a la búlgara, expulsiones, gestoras y demagogia electoralista, sigue medrando, perpetuándose y colocando a cretinos en puestos organizativos para atajar cualquier mínimo atisbo de debate interno.

Chorizos, espionaje político y tensiones regionales son normales en una democracia que da el arco de libertad por donde se cuelan estos inconvenientes que van desde tolerar insultos al Jefe del Estado hasta el asesinato terrorista.

La democracia dispone de sus mecanismos de defensa y en España funcionan. Pretender pescar en la revuelta turbulencia que provoca la tempestad de la crisis sólo sirve única y exclusivamente para distraer a la mayoría y que las minorías se alcen en portavoces de la injusticia cuando son injustos con la sociedad a la que tratan de representar…

La solución no es la renuncia del Rey ni la secesión.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/


 


 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario