The Adversiter Chronicle

martes, 12 de febrero de 2013

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

 Estreno de Gran Hermano 14

Catorce ediciones de un concurso y además el más mierda del orbe televisivo, el patrio sigue siendo Sálvame, es motivo más que suficiente para que The Adversiter Chronicle cubra el estreno, catorceavo ya, de Gran Hermano.
Como siempre que se trata de visionar una mierda por parte de miembros de la redacción, todo el mundo ha argumentado parte de baja y me ha tocado a mí.

 
Lo cierto es que ver el escote de la Mercedes Milá ya mereció la pena ser el desafortunado mortal en cubrir tal estreno, parecía por momentos que la teta derecha se le iba a salir del ajustado escote del escotado con recato para los cánones actuales de recato el recatado morbosamente vestido naranja que lucía para la ocasión.
Y es que se agradece ver unas tetas naturales acostumbrados ya a siliconas exuberantes, faltas de vida y meneo natural al moverse la fémina…
Respecto a su roll de presentadora, parece algo sobre actuada aunque al final te prenda su candor e ilusión contagiosa, por no hablar del escote, aunque te queda la duda de si es falsete o sincero tal ímpetu de presentación hecha con el alma, asomando de vez en cuando el corazón.

Parecía este estreno un homenaje al mítico 1, 2, 3, responda otra vez, lo digo por la musiquilla de fondo, las pruebas a base de sustos homenaje al vértigo y utilizar a uno de los zangolotinos concursantes de duende o trasgu. Supongo que lo eligieron por su soltura y la pelambrera que luce tipo dedo –metido- en- el- enchufe.
Fue divertido verle asomar y aparecer en los sitios más recónditos e insospechados. Hicieron gracia los sustos aunque hay que destacar la mala, en ocasiones, sincronización entre plató del estudio y la casa que hacía a Mercedes quedarse mirando a cámara sin guión o despistar liándose pases de baile, por desgracia la parte trasera del vestido no estaba a la altura, cosa de cajón, de sus alturas escotadas…

 De los concursantes hay que destacar a dos y señalar a tres.

El primero el concursante representante del colectivo gay que entró con adrenalina rebosante ya desde el vídeo de presentación. El notas llega a la pasarela donde debía llegar al extremo de la misma y agarrar una tirolina para descender vertiginosamente. El resto de fauna zangolotina concursante ya estaba en la casa y observaron su entrada a nivel del suelo, claro que todos son jóvenes y aquello parecía una de aquellas bromas pesadas de los veteranos a punto de licenciar con los novatos que acababan de estrenar su mili forzosa: empiezan a gritarle que se tire y el notas sin encomendarse a Dios ni al Diablo, se lanza al vacío sin llegar a ver siquiera la tirolina y la altura a la red. El tipo, ya treintañero, gafas de sin ser culo de botella pero camino de telescopio y el poco amor a las maniobras militares que se supone a un gay, hizo de repente un asterisco en plena caída que hizo que aterrizara de sapo en la red y descalabrándose el hombro. Necesitó asistencia médica en el confesionario.

La segunda es una concursante digna heredera de la Fresita. Ya es denominada la princesa de Gijón, aunque una vez desechado que sea un grito cantonal a la principesca Oviedo dentro de la histórica enemistad entre ambas ciudades,  queda claro que nos encontramos ante una joven hija de popó con caballo y descapotable. Lo cierto es que cae bien aunque chirríe su voz pero mucho me temo que la destrocen a las primeras de cambio.

Señalar del resto de concursantes que son en apariencia gente bastante normal dentro de la anormalidad alienante que nos rodea aunque no pude evitar derramar una lágrima pensando en GH de la primera edición donde todos y todas éramos virginales doncellas en esto de fisgar el comportamiento de nuestros semejantes…
No obstante debo reiterar que posiblemente este concurso sea en realidad un experimento de las agencias espaciales para probar el comportamiento humano y sus interrelaciones en un entorno cerrado y sacar conclusiones y enseñanzas para futuras misiones de larga duración.
Lo mejor las tetas, lo que asomaba en el escote, de la Milá y lo peor la falta de sincronización de los realizadores que lastró la fanfarria verbal de apretura por parte de la presentadora.
Un nuevo éxito de mierda televisiva para Tele5.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/



 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es 
 
                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario