The Adversiter Chronicle

jueves, 29 de agosto de 2019

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

LAZOS DE SANGRE (RTVE)

La televisión también se va de vacaciones en agosto y llega sequía de mierda televisiva que no sacian repeticiones de éxitos de audiencia en su tiempo ni los y las suplentes de los programas estrella de las distintas cadenas terminan de satisfacer, con lo cual el panorama sólo invitaba a visitar la televisión pública donde nos hemos tropezado con el Boris Izaguirre sin sus histrionismos del personaje televisivo y sí como cicerone del asunto a tratar y de anfitrión donde va dando paso e hilando el guión con los invitados a colaborar...

RTVE siempre destaca desde hace ya casi dos décadas como el tratamiento ñoño y familiar para todas las edades en temas de mierda rosa, donde aún se oye hablar de las casas reales, de famosos aristocráticos y del mundillo de la farándula, artes y oficios sobre el escenario. Desde Corazón Corazón con la ñoñez en las artes de la presentación de la Anne Igartiburu, que supuso toda una revolución visual su presencia y que iba para estrella de la tele y se ha estancado en el eterno florero cuya belleza se va marchitando un poco más a cada nueva temporada presentando noticias ñoñas con estilo ñoño...
Pero aún conserva su extraña sensualidad, eso es innegable.


El caso es que desde que triunfa la telemierda y el resto de cadenas han desistido de competir con la casquería rosa de Sálvame y su estilo combativo sin piedad donde los colaboradores se han convertido en protagonistas y personajes televisivos relegando al famoseo de toda la vida, sólo la televisión pública española se molesta en hacer un suave y ñoño resumen de la actualidad de la prensa rosa donde se la cogen con papel de fumar, papel de clase ñoño, a la hora de tratar y abordar los vericuetos de los y las personajes de turno. Todo ello con el inconveniente y la dificultad de no hacer de caja de resonancia que derive a la audiencia a la cadena rival en estos temas. Cuando el presentador es Boris Izaguirre, lo primero que viene a las neuronas es que será otro programa de casquería lejos de los parámetros de la tele pública...

Craso error, camuflado bajo el argumento de repasar la trayectoria de sagas familiares e importantes del orbe hispano, nos encontramos ante un programa amable, casi íntimo en cuanto a la ñoñez suave en que se trata el tema de la saga de turno. Pero es un programa que en realidad juega una vez más con la nostalgia, inherente a ser la primera vez en la historia que se pueden ver imágenes del pasado y difundidas a las masas gracias a la televisión. El tono es civilizado, el trato es civilizado y hasta en la terna de contertulios aparecen rostros de la telemierda a los que cuesta ver en la pública de forma comedida y sobre todo civilizada. Mas da la sensación de que es un programa para quienes perteneciendo por generación a la era analógica no se terminan de adaptar a la era digital donde ha cambiado y sigue mutando la tradicional forma de consumir contenidos televisivos.

Un chantaje emocional que siempre funciona en la televisión pública por ser el refugio de quien añora viejos tiempos y no se adapta del todo a los nuevos. Lo malo es que los temas y el tratamiento de los mismos los hemos visto hasta la saciedad y ni siquiera las confidencias que se desvelan o las entrevistas al personaje de turno también están más vistas que un tebeo. Cierto que se agradece el tono y el Boris logra crear un micro clima donde su ojo avizor sabe como frenar, motivar o dejar seguir el tema cuando se va por peteneras, con batallitas que cuentan los
contertulios como el Parada, o bien se tocan temas escabrosos. Como si estuviéramos en el salón de Boris tomando un té con pastitas. Entretenido si te gusta ver por enésima vez el rollo vital de la Preysler, la Marisol o las marginadas de la telemierda y de Sálvame que son las Azúcar Moreno...
Agradable y familiar amén de ñoño programa de biografías del personal del mundillo del corazón en los tiempos analógicos que hace que sea una alternativa poner una colada en la lavadora y ver como gira y gira el bombo mientras devoramos unos pistachos.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



                                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario