The Adversiter Chronicle

martes, 11 de diciembre de 2018

"Bits a bits", suplemento vídeoconsolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Resumen del año 2018

Diciembre siempre es un buen momento para hacer balance y no voy a ser menos con la sección, que ya lleva un tiempo y dirigida a quienes jugaron en su momento en los albores de la industria y los primeros sistemas de vídeojuego. Por supuesto aquellos y aquellas que sin disponer de sistema en casa jugaban en las recreativas también los incluyo sin menoscabo de todo tipo de edades. El vídeojuego no tiene edad y sienta bien a cualquier edad potenciando la coordinación, los reflejos y por otra parte es un divertimento más que se ha hecho casi tan omnipresente como el aparato de televisión. Hay juegos para todos los gustos y es una pena que teniendo la posibilidad de disfrutar de momentos de ocio jugando y jugar en compañía, descartemos tal posibilidad por temas de edad o que nos derroten la infancia y juventud de la casa...

Y es que merece la pena invertir en sistemas de vídeojuego porque se amortizan a corto plazo y no vale la excusa que se solía poner a la hora de digitalizarse con miedos al teclado, al inhóspito ratón o abrir y cerrar archivos. La instalación de la consola, que no deja de ser un ordenador, la hace cualquier tramo de edad desde parvularios y tras una toma de contacto y hacerse con el mando se disfruta plenamente como una alternativa más de ocio, bien por descanso laboral o bien por jubilación ya que quienes jugaron al Ping-Pong y posteriores títulos también sois jugadores y jugadoras de vídeojuego aunque haga décadas que no tocáis un mando. Si revisáis los inicios de la sección, encontraréis títulos disponibles y gratuitos en Internet donde habituaros al lenguaje visual de los nuevos gráficos y hacer una transición no traumática, evitando eso sí los lagrimones de nostalgia. En resumen, que los viejos y viejas jugadores nunca mueren de la misma forma que el vídeojuego no murió con ATARI...

Así que volvemos al presente recordando el pasado con los títulos que jugamos este año, oportunidad también de añadir comentarios y sensaciones que en una primera toma de contacto aún no se disfrutan porque cuando os propongo un vídeojuego generalmente no he tenido tiempo de exprimirlo y como usuario, al igual que con un buen libro o una buena película, prefiero que me digan una buena toma de contacto a que me destripen el juego. Y quiero empezar por el único título que me dio tiempo a jugar completamente antes de hacer el artículo, no sé si por haber adquirido pericia en el género de disparo u bien que el vídeojuego resulta facilón. No es otro que el que fuera ansiosamente esperado Call of Duty -WWII. Excelente ambientación y gráficos que harán las delicias si sois frikis del cine de hazañas bélicas pero donde se desea más amplitud de escenarios y que las subrutinas fueran más variadas a la hora de desarrollar movimientos del enemigo que resultan repetitivos sin variaciones y hasta el más torpón o torpona va pasando episodios de la campaña porque a la enésima vez que te matan acabas cogiendo el truco. Ya os digo que es el único este año en que lo jugué completo antes de proponerlo en la sección. Posiblemente estamos ante un agotamiento de la saga pero que hay que jugarlo sí o sí.

Seguimos con ambientación cinematográfica para hablar de un título que harás las delicias de más de uno y de una, nada menos que el mítico Mad Max. Yo me he sentido como el Mel Gibson en la primera e insuperable primera película de la saga y el vídeojuego es fiel a la estética del páramo post nuclear donde discurría la acción. Variedad de acción y el placer de descacharrar mediante arponazos, topetazos o disparos los vehículos de las bandas de salteadores. Excelente primera toma de contacto con el tema de reunir objetos y hacer mejoras, aspectos que en los 70´s y 80´s eran un sueño de la comunidad de jugadores y que ahora son vitales en cualquier título, los hay más o menos complicados y este vídeojuego es genial para adentrarse en los misterios de la personalización de armas y vehículos. No perdáis la ocasión de jugarlo ya que aunque puede que al final sea algo repetitivo os deparará momentos de entretenimiento y disfrute.

Y no salimos de la sala cinematográfica porque viene un juego que os recomiendo sí o sí, sobre todo si vivisteis el estreno del primer título de la saga de Alien el octavo pasajero porque este Alien-Isolation es fiel a la historia original y es fiel tanto en ambientación como en esa sensación de angustia que causaba la película en su estreno. Cuando jugué la primera vez, lo vi en el estante y pese a que estaba carillo, por encima de 25€, no pude resistirme. El caso es que me puse a la toma de contacto y tuve que parar a los veinte minutos o media hora porque esas puertas que se abren, los ruidos, todo, es fiel y os aseguro que no es que aterrorice pero sí que te angustia. El personaje es la hija de Ripley y la Sebastopol es una réplica del Nostromo. Es un juego de sigilo pero de rapidez de reflejos cuando te topas con un sintético o contener la respiración en la oscuridad del conducto de ventilación mientras el detector de proximidad te advierte de la presencia del bicho...
Imprescindible y hará las delicias de jugadoras y jugadores que vivieron el estreno a finales de los 70´s.

Y un título que ofrece lo que promete pero con el encanto y la acción de un juego de disparo: Sniper Elite III. Nos promete un juego de francotirador y ofrece el bélico y confortable escenario de la guerra en el desierto de los aliados contra el Afrika Korps nazi. De esos juegos que sin esperarlo los disfrutas y exprimes al máximo y cuando finalizas te quedas con ganas de más. Sencillo en su complejidad pero sin ser complejo a la hora de jugar donde deberemos desarrollar virtudes de francotirador que se adelanta a las tropas aliadas y donde en ocasiones es más vital pasar sin ser visto hasta llegar al objetivo que liarse a tiros. A mí me gustó mucho y me sorprendió porque esperaba algo más bien simple y fue todo un descubrimiento. Entretenido y deja buen sabor de boca, bocacha en este caso.

Otro título de la saga de Call of Duty que traje a la sección fue el de Call of Duty-Advanced Warfare donde se pone de manifiesto la conexión entre cine y vídeojuegos con la presencia en el mismo del ahora denostado y denunciado por abusos sexuales del Kevin Spacey que nos permite vivir la fantasía de compartir escenas. Juego que habla de un futuro posible y con acción a raudales, buena historia argumental y acción trepidante. Para frikis de armas del futuro que suenen realistas y gusten de las emociones trepidantes. Entretenido y no defrauda dejando con ganas de más aunque peque de los defectos de la saga.

Llego a Mafia III que sencillamente no podéis dejar de jugarlo y sobre todo de conducir sintonizando una de las tres emisoras disponibles. Ambientación total y buenas dosis de acción que hace olvidar algunos pequeños fallos pero sólo porque queremos más. Nos metemos en la piel de un afroamericano en una ciudad del profundo sur donde impera el racismo, la corrupción policial y las bandas de gansters donde buscaremos venganza y a la vez crear nuestra propia banda. Por el camino asaltos a prostíbulos, casinos e incluso comisarías de policía donde deberemos utilizar las técnicas y tácticas aprendidas en el sudeste asiático. Pero además es un excelente emulador, no simulador que también, de conducir modelos de los 60´s de todo tipo, desde coches deportivos a camiones de basura pasando por coches callejeros. Me lo pasé genial y me quedé con gana de más porque aparte la historia argumental es fantástica y el doblaje está a la altura. Un juego que se acaba y te deja esa sensación inolvidable de un recuerdo para siempre. No dejéis de jugarlo si tenéis ocasión.

Por último el título propuesto el mes anterior y que ha sido toda una agradable sorpresa al que sigo jugando, se trata de Metal Gear Solid V. Una historia que atrapa aunque no se haya jugado a los títulos precedentes de la saga y con escenarios en Afganistán y África Central donde viviremos la fantasía de enfrentarnos a las tropas soviéticas y sus asesores así como contratistas mercenarios. Además de combatir hay que saber gestionar la obtención de recursos, mejorar armas y equipos, adecentar la base para su defensa y con compañeros de aventuras como un caballo, perro, robot y una sexy y medio vestida aliada que os puede hacer zoom con los prismáticos en su escote, no habla mucho por no decir que no habla nada, pero sentir su melodía silbada mientras entramos en acción sabiendo que nos cubre las espaldas con su fusil de francotirador como que anima. Juego sensacional para amantes de la acción, nostálgicos de la Guerra Fría y poder conducir modelos míticos de blindados, tanto soviéticos como occidentales. Ya os digo que sigo jugando y no me canso...

Este ha sido el resumen de los títulos jugados este año y ya tengo en la recámara dos títulos que me han recomendado encarecidamente: Fallout IV y Destiny. Por otra parte y tras todo este tiempo jugando en modo campaña, intentaré explorar el maravilloso mundo de jugar en línea con otros jugadores, todo un nuevo universo y donde de aquí a diez años habrá canales temáticos sobre partidas y campeonatos en línea y tiempo real. Esperar que SONY potencie definitivamente el mundo del 3D abaratando costes a la hora de adquirir la cámara y las gafas, aparatos caros a día de hoy y cuyas ventas no han sido lo esperado y coarte muy mucho a la hora de invertir en un sistema que no tiene garantizado su futuro, al menos no el que auguraban hace dos años pese a tres millones de sistemas vendidos pero lejos de las cifras de usuarios y usuarias de PS4. Finalmente, animaros a retomar el mando y maravillarse de una industria que va a más y que ya supera al séptimo arte en cuanto a producción e innovación, una evolución a lo que habría que considerar el octavo arte, porque como siempre remato al final:
¡Quien no se consuela es porque no vídeojuega!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
 
 
                                                      










No hay comentarios:

Publicar un comentario