The Adversiter Chronicle

sábado, 8 de septiembre de 2018

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Cien días de Gobierno de Pedro Sánchez

El tiempo pasa inexorable y aunque sólo hace cien días que el señor Pedro Sánchez comenzó su gobierno, el gobierno del señor Rajoy parece que fue hace años. Es un punto a favor del señor Sánchez que ha imprimido un sello propio y casi peculiar en estos cien días. Es cierto que da la sensación de que en realidad el PSOE está en campaña electoral desde que juró el cargo, un plantel de ministros y ministras ilusionantes así como un soplo de aire fresco tras la dura etapa de Rajoy donde España hubo de afrontar desafíos, inherentes a nuestra historia pero no por ello menos aterradores como son la guerra al terrorismo, una crisis recesiva y el desafío con asalto a la legalidad de la clase política secesionista catalana que aún vive de ilusionar a sus votantes aunque el prófugo Puigdemont se quede sin trucos de ilusionista en su chistera tras lograr que Cataluña se desgarre a sí misma en el fatuo asalto para desgarrar España.

Gran número de ministras y un ministro ilusionante responsable de la ciencia en la persona de Pedro Duque, dimisión casi inmediata de otro pero que si bien se anunciaron cambios que también son ilusionantes han sonado a precipitación logrando que se revuelva el cotarro político y que han sembrado el pánico en otras como el tema de los coches diesel y energías alternativas al carbón. Por el camino una subida de pensiones que no ha contentado a nadie y no resuelve el futuro inmediato complicando las cuentas sin garantizar un sistema de pensiones sostenible en el tiempo. Respecto al diesel, ha causado pánico en la patronal del transporte y preocupa a la ciudadanía que es consciente de que si sube el transporte de mercancías también sube el precio final de los productos. Las tibias propuestas de reformas fiscales y gravámenes al final acaban repercutiendo en el consumidor y en la clase media consumista con lo cual lo de subir sueldos y pensiones se queda en nada porque sube el precio de la vida...

Igual con el tema de sacar la momia de Franco de su actual ubicación en el Valle de Los Caídos. Se anunció precipitadamente y sólo ha beneficiado al neonazismo camuflado de trasnochado y quimérico franquismo. Es una necesidad colectiva de la sociedad española, incluyendo a quienes se oponen al traslado de la momia, que el dictador repose en el ámbito privado y se busque qué hacer con el conjunto arquitectónico. Hay cosas que sólo el PSOE ha podido hacer en la democracia y antes en la época de la república, la más reciente la reconversión industrial de los años ochenta y en el tema de Franco la derecha española aún carga con un lastre que no puede cortar sin herirse y debería rezongar menos porque lo haga el PSOE. Sacar la momia de Franco es tan necesario como rescatar los cadáveres de las cunetas víctimas de la represión franquista, pero podría haberse hecho mejor el anuncio y sin dar fechas que se vuelven contra quien las cita.

Por desgracia el señor Pedro Sánchez ha hecho un gobierno para no poder gobernar, mostrando partes del camino que promete en su programa electoral, enquistado entre el chantaje secesionista y las promesas de apoyo de un PODEMOS dogmatizado y desilusionante para sus propias filas. Si alguien piensa que hemos fastidiado a los saudíes por dejarles sin cuatrocientas bombas ya pagadas, demuestra la bisoñez de una nueva filosofía donde cabe desde el animalismo hasta el pacifismo sesentero. Es una prueba de que la nueva izquierda pasa de manera olímpica del proletariado clásico y aún sabiendo que la industria bélica es un hecho prefiere perder contratos y sus puestos de trabajo para vender la imagen del pacifismo internacional sufragado por Rusia. Esperemos que no pase como en 1936 y el Reino de España se vea en una guerra y las democracias pasen de vendernos armas como hicieron con la República. Claro que el mundo ideal de PODEMOS las guerras es de suponer que no existan, lo cual no se lo creen ni ellos.

Cien días, un gobierno claramente diferenciado de la etapa del señor Rajoy así como decretos y anuncios de políticas que lejos de tranquilizar más bien despiertan incógnitas en el mejor de los casos. Todo apunta que es muy posible que haya que aplicar de nuevo el 155, la segunda vez por el mismo motivo y sólo el PSOE puede hacerlo. Porque España necesita del PSOE pero da la impresión de que el señor Sánchez espanta a una parte del electorado potencial para arrebatar votos a su izquierda inmediata, un ambiente de campaña electoral que cada vez se vuelve más crispada y la ciudadanía espera casi con ansia. La siguiente etapa es lograr un acuerdo presupuestario que se ha anunciado de nuevo precipitadamente y tal vez tenga que buscar apoyos en los nacionalismos con la promesa de votar reforma del estatuto de autonomía en varias comunidades autónomas, buena idea pero imposible sin escaños suficientes...
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                      



No hay comentarios:

Publicar un comentario