The Adversiter Chronicle

sábado, 15 de septiembre de 2018

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

Gran Hermano VIP 6: Para el pijerío, mierda de corral

Tras la decepción supina que fue la última edición de GH y la lejanía ya en el tiempo televisivo de Supervivientes, devorábamos los uñeros de los pies tras devorar las uñas de los dedos esperando que llegara septiembre para disfrutar de buena telemierda y poder digerir sustitutos sucedáneos con la boda de la Belén Esteban o las andanzas y amoríos con fornicios de Pascualina y su pareja, pero por fin llegó y el pasado jueves volvió una edición más del formato de gente VIP para poder fisgar hasta la extenuación...

Presenta una edición más un estilizado Jorge Javier al que le ha quedado un rostro peculiar, sigue con los defectos como presentador que ha adquirido con el tiempo pero esta temporada se le suma que actúa cuando presenta. Ya se lo habíamos notado y comentado, como el reírse solo de sus propias cuchufletas mientras el público muestra cara de haba sin atisbos de haber captado el gracejo de la cuchufleta, que a veces lo tienen pero no para descojonarse hasta doblar la cintura, una sonrisa pero no más. Sigue en su línea que le ha hecho perder las virtudes que hacían que tuviéramos adoración por él y le suma el rollo de actuar, ya tenemos a Carlota Corredera con sus muecas y caretos pero parece que Jorge Javier se le suma, además actuando y se nota que actúa lo cual indica que no es actor pero sí aficionado...

El plantel de este año es una manada de extremos, el pijerío y hedonismo de la generación digital con pinceladas de locura y delirio con el Garó, la Hoyos, la Makoke y la inefable Aramís combinado con ilustres desconocidos pero que son muebles en cuanto te tomas la molestia de fisgarles, un modelo de cuerpo esculpido, un modelo de origen marroquí, una Techi desubicada en sus coordenadas espacio-temporales y un tipo que compuso una popular canción sobre un corral y que debió flipar algo en los 80´s porque se ha quedado flipando con los 80´s. El hedonismo digital tiene su representación en el siempre llamativo Suso, la Oriana con sus extensiones, el memo de su ex-pareja y el valor seguro de audiencia y telemierda para otros formatos de Chabelita Pantoja que ya ha comenzado a amortizar su presencia tanto ella como la cadena. Se queda alguien pero ya habrá tiempo para ir conociendo el resto del percal...

Pero si algo tienen casi todos y todas en común, salvo menesterosas excepciones, es esa nueva filosofía vital que se da en el mundo civilizado que es el pijerío consumista y hedonista. Se trata básicamente de ser guapo, andar metido en redes sociales y vivir de salir en la tele. No es sólo para jóvenes menores de treinta años, las mayores de cuarenta se suman y ya hemos visto nada más empezar como se puede llegar al paroxismo del ex-pareja de Oriana (nadie se acuerda de su nombre pero él cree que sí) que se puso violento y casi psicótico cuando escuchó que debía compartir su ropa. El cretinismo consumista-hedonista elevado al burro y al cubo. La sorpresa vino cuando la productora preparó a tanto pijerío, poco acostumbrado a trabajar haciendo esfuerzos físicos, un entorno de casa llena de mierda, como si hubieran cogido una dacha de dirigente comarcal soviético en Chernóbil sin limpiar de hierbajos y matorrales desde 1986. Lo cierto es que el grupo ha sorprendido trabajando para sacar la sacada de mierda silvestre, claro que si no querían dormir entre mierda y poder retomar sus rutinas estéticas dentro de niveles de higiene, no les quedaba otra que doblar el espinazo y ponerse a la faena.

Y lo más reseñable de momento es que se les quitaron las sonrisas según veían la cochiquera que les habían preparado que tiene hasta animales de corral como un burro, una avestruz y alguna que otra cabra acompañada de vaca y gallinas como mandan los cánones de todo ambiente de corraliza que se precie. Fue Oriana la primera habitante en conocer su nueva casa y puso al burro como a un ídem en primavera que parecía que ora quería morderla ora pretendiera montarla a lo burro. Jorge Javier culpó de la peligrosa efusividad del pollino a que le atraían el brillo de pulseras y colgantes cual silvestre urraca, pero dio la sensación de que en cualquier momento iba a liarla parda entre chillidos histéricos de Oriana y sus extensiones...

Reseñar la posibilidad de dos canales de 24 horas aunque al final reservarán lo mejor para consumo en galas, debates y otros contenedores de la cadena. Sólo llevan unos días, aún dura el buen rollito inicial inherente al formato en sus comienzos antes de la primara nominación pero ya tenemos perlas visuales como las partes bajas pudendas de la Aramís, una intranquilizadora tranquilidad del Garó y una Techi dando el cante y tratando de encantar al encantado de sí mismo que es Suso. La cosa promete animarse porque se anuncia la entrada en horas de   Mirian y se esperan borrascosas y tormentosas, cuando no ambas tres, precipitaciones de epítetos, acusaciones y puyazos entre las susodichas féminas que tienen en común, aunque no en comunión, ser o haber sido parejas de Carlos Lozano...

De momento la cosa arranca bien aunque más por ansia de catar telemierda de tele realidad que por méritos del formato, veterano ya y que sólo promete lo que ofrece: fisgar a personajes y personajillos con sus neuras, traumas y turras confinados en convivencia.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                   



No hay comentarios:

Publicar un comentario