The Adversiter Chronicle

jueves, 13 de septiembre de 2018

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O. Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Ilusionante debut de Luís Enrique como seleccionador nacional

Tras el fiasco del pasado Mundial, se esperaba con ansia el primer partido con Luís Enrique de seleccionador, con una lista plagada de ausentes donde los presentes han respondido a la confianza depositada en ellos para alegría de la afición que necesitaba que fuéramos ilusionados para olvidar las malas vibraciones de Rusia y ese tufillo de volver a lo de siempre hasta la gloriosa noche del diez de julio de 2010. Uno tenía la poco reconfortante sensación de que se cerraba una época de oro pero tras los dos primeros partidos de la nueva Roja contra los siempre pérfidos ingleses y los croatas con vitola de subcampeones del mundo, parece que hay mimbres y sistema para perpetuar el estilo que nos hizo tocar la gloria mundialista y que precisa de seleccionados en forma y que se seleccionen los que mejor están en detrimento de los mejores si no están en su mejor momento...

Inglaterra despertaba ilusiones y temores a partes desiguales. Por un lado el mítico escenario y un rival que si bien llegó lejos en el Mundial tampoco es que enamorara por su fútbol. Comenzamos mordiendo el polvo en unos minutos previos al gol inglés en que se examinaba con lupa la actuación de los españoles hasta ese gol que nos bajó la moral tras un fútbol de pases y toques que propició por rifar la pelota que se adelantara Inglaterra. Sin embargo y aún asimilando el fiasco, llegó el empate y posteriormente el gol de la victoria final, que siempre alegra el ánimo aunque con la sensación de que tuvimos más acierto que los ingleses y que los croatas serían la piedra de toque real.

Finalistas en Rusia con una trayectoria de fútbol de coraje no exento de calidad que parecía refutar una trayectoria larvada en cada cita mundialista hasta llegar al colofón del subcampeonato mundial el pasado mes de julio. Lo cierto es que a los croatas se les notaba que acaban de empezar la temporada y tras el segundo gol de España comenzó a hacer gala del estilo balcánico de ser peligrosos mientras empatan o se ponen por delante en el marcador, pero con éste en contra y con el acierto a puerta de los españoles, Croacia comenzó a descomponerse y a perder la compostura física donde el portero suplicaba el final del suplicio y cura de humildad para los croatas mientras La Roja sumaba una noche de alegría. Si hubiera sido un amistoso, el resultado sería una anécdota, el típico cesto de goles para el contrario, pero al ser de competición oficial la cosa cambia y la nota histórica es que Croacia se llevó la peor goleada en contra de su historia futbolística desde que desapareció la antigua Yugoslavia...

El nuevo formato promete una vez que aficionados y futbolistas nos acostumbremos a ver partidos donde se juegan puntos lo que antes eran pachangas más o menos bien orquestadas pero sin más honrilla que la estadística. Ahora, pese al galimatías clasificatorio, los partidos han de ser intensos y los hispanos estamos de suerte porque a la selección los amistosos se le daban de puta madre y las clasificatorias más o menos de forma cojonuda, así que aunque ahora sean partidos oficiales, si seguimos la costumbre, esto lo tenemos chupado. Pero dejando a un lado las chanzas con más o menos retranca, el caso es que Luís Enrique comienza con buen pie y sumando los seis primeros puntos con el objetivo de acabar primeros de grupo. Sólo han sido dos partidos pero nos han hecho olvidar el trauma ruso y algo de ilusión de que la cosa se ha encarrilado bien en cuanto a renovación de seleccionados y recuperar la efectividad manteniendo la esencia que nos hizo reinar en Europa y a nivel mundialista...
Nos hacía falta.

Terminar con los equipos astures en Segunda donde el Real Sporting se mantiene por delante del Real Oviedo en la tabla clasificatoria aunque ambos retroceden en la misma merced a sendas derrotas. Abultada derrota en el caso de los carbayones por cuatro goles para alegría de la afición rojiblanca y derrota en el último minuto de los sportinguistas para regocijo de la parroquia azul. Así que aunque deportivamente la jornada fue una mierda en cuanto a resultados, la afición disfruto de la jodienda en casa ajena aunque en el momento de escribir estas líneas al calor de la barra de un bar, los oviedistas han quedado fuera de la Copa del Rey, competición ilusionante siempre pero donde ambos equipos libran su guerra en la Liga de Segunda y lo normal es que sean eliminados pronto como le ha sucedido al Real Oviedo...
Es lo que hay.
F. O. R.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario