The Adversiter Chronicle

sábado, 24 de febrero de 2018

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria", suplemento viajero cutre


Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

VIAJE AL CALOR DE UN BLUES

El viajero a veces, en ocasiones no contadas porque hace tiempo que ha perdido ya la cuenta, hace un viaje al calor de un blues por el mundo de los recuerdos, mecido por los acordes de una guitarra que escupen los auriculares. Hace frio en la calle y hace frío en el pasillo, el sol declina y un autobús de línea se otea en la distancia y el viajero recuerda un viaje en autobús que son todos y el autobús es siempre el mismo. El viajero era joven, vuelve a sentir el tacto del cristal cuando cogía el autobús para ir al pueblo con su abuela, también con su abuelo pero es ella quien impregna las emociones de la nostalgia por el tiempo pasado...

Un parpadeo y el autobús es el mismo pero el paisaje de la ventanilla cambia igual que cambia el destino, viajes de libertad y de juventud, de futuro incierto y camino desconocido que visto ahora ni era para tanto ni tanto era, pero el paisaje discurre, ahora es de noche y a su lado viaja una mujer, no una chica, una mujer. Lleva una boina y al viajero, de aquella, le parecía francesa porque el viajero había visto alguna vez que las chicas parisinas se ponían boina. El viajero despierta de una cabezada entre el ronroneo quejumbroso en ocasiones del cambio de marchas que se transmite a lo largo del suelo y se transmite a la planta de los pies. La mujer se ha dormido y apoya su cabeza en el hombro del viajero que teme moverse para no despertarla, que siente la fragancia de su perfume y no puede vitar una oleada de pensamientos, el pasillo de luz mortecina con la banda sonora de la radio que acompaña al conductor en su trabajo mientras los viajeros a su cargo dormitan, tratan de hacerlo o como el viajero insomne para no despertar a la mujer que duerme apoyada en su hombro...

Ha terminado el blues, el viajero ha casi terminado el cigarrillo y suena Bob Marley logrando que el viajero vuelva a la realidad de la ventana donde otea una ambulancia cuyas sirenas tililan pero sin sirena, a gran velocidad y el viajero termina su viaje al calor de un blues pensando si el paciente de la ambulancia también habrá llegado al final de su viaje...

El viajero apaga el cigarrillo, mira al cielo despejado y ya nocturno donde destaca la silueta de un avión, hace frío, poca gente en las calles y un pasillo vacío.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 




                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario