The Adversiter Chronicle

martes, 23 de febrero de 2016

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O. Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Paso del tifón Barça por el Molinón, el inamovible Villar y escenario de la final

Llegó el aplazado partido contra el F.C. Barcelona en el Molinón y un halo de pesadumbre envolvía a la afición que se debatía ante la cruda realidad de un equipo que golea sin piedad y puede endosarte más de una manita sin despeinarse; otros pensaban que la goleada previa al Celta de Vigo de la escuadra de Luís Enrique no se repetiría porque si aprovechábamos nuestras opciones las había de lograr algo positivo y otras veían las esperanzas de los machos alfas como un ejemplo más de nuestra capacidad para escapar de la cruda realidad con ensoñaciones...

Lo cierto es que hoy por hoy si uno pierde, un equipín como el Sporting por presupuesto, contra uno de los teleñecos Real o Barça entra dentro de lo normal y la normalidad. Mientras que uno debe concentrarse y rendir al 150%, ellos se limitan a estar, jugar sin cansarse para finalmente en un par de detalles o tres hacerte un roto. Son partidos que la afición vive especialmente, pero los entrenadores saben que sólo queda encomendarse a Dios y al Diablo, no necesariamente por ese orden, y luego queda el trabajo de preparar el siguiente partido anulando la lógica fatiga mental de la plantilla...
El resultado es sólo anécdota y en esta ocasión fue corto y alimenta la ilusión de que plantamos cara.

No quiero acabar el capítulo rojiblanco sin comentar que parece ser que los políticos han descubierto que el estadio está hecho una mierda, pero antes era una mierda y dejarlo hecho una mierda costó 40 millones de aurelios, pero la reforma que no fue integral y casi íntegramente estética no engañaba a nadie que lleve mamando Molinón desde los tiempos en que Valdés se retiró al vestuario porque había perdido el peluquín. Si yo hago una reforma de la habitación de la pensión y el comercial e incluso el fabricante me dicen que las ventanas son autolimpiables o pienso que es un chiste de que puedo limpiarlas desde el auto u bien trata de embaucarme conque se limpian solas...

Pues alguien les vendió a las autoridades correspondientes que hacían de paganini que las fachadas tan estéticas que ocultan los defectos del material de las gradas eran autolimpiables y pagaron como si lo fueran cuando en realidad están tan puercas como el cubo de la basura al que se mandaron los aurelios. De momento la mierda se disimula ante las proporciones de la obra pero es cuestión de tiempo que la mierda sea mayor que la belleza estética. Alguien ha metido la patita y si el vendedor prometió una cosa debe reparar lo que hace que sea otra cosa...

Luego está el tema de la RFEF y su presidente Villar que tiene más apego a la poltrona que un culín al escanciado. Este tipo llegó para eliminar a un sujeto producto de la dictadura franquista y su sistema: Pablo Porta.

Podría recordar aquella escena del chófer de la federación paseando el chucho y a José Mª García predicar la llegada del mesías que apartara al Porta. Bueno, pues el mesías ya le supera en años en el puesto y amenaza con repetir. El fútbol es una industria y sobre todo un negocio, el deporte queda para las masas, y Villar ha sabido instalarse a cambio de no entrometerse mucho en la LFP y medrar en UEFA y FIFA. Lo cierto es que es contraproducente más de unos años en el cargo y es hora que Villar se vaya de una puta vez.

También ha sido delirante el mamoneo de que el Bernabeu fuera escenario de la final de la Copa del Rey. Ha sido un espectáculo sórdido de declaraciones y contra declaraciones en que sale perdiendo una vez más la afición que ve reducidas las entradas para asistir a un partido histórico para su equipo pero infinitamente más para la afición. Los gerifaltes y que entran gratis al palco pueden permitirse un boicot, la afición no. El fútbol gracias al Barça y en menor intensidad los equipos vascos, han politizado el fútbol y ahora hay otro perdedor que acompaña al deporte con todos estos mamoneos: la afición.

Terminar citando que he visto el coche de Fernando Alonso para esta temporada, pese a la mancha de chorizo en la foto, y me atrevo a afirmar dos cosas: que el pesau que siempre coge el periódico antes que nadie no se limpia las manos para pasar las hojas mientras come el pincho y que Alonso cometió el mayor error de su carrera deportiva fichando por segunda vez por Renault y sólo queda esperar que los ingenieros japoneses hayan visto que reparar y fabricar las piezas en Japón conlleva retrasos que cuando se instalan ya no sirven y es mejor hacerlas en Europa...
F.O.R.
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 
 
 



theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                            
                                                            


                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario