The Adversiter Chronicle

lunes, 22 de febrero de 2016

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Una sección de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

ENSÉÑAME A CANTAR (1977)

Aunque ahora parezca increíble, hubo un tiempo en que el festival de Eurovisión formaba parte de la industria discográfica y entre las opciones de grupos y solistas de hacerse más popular, ganar más dinerillo, promoción a nivel europeo con millones de espectadores y si sonaba la flauta, siempre con la duda de bajo manga, alcanzar prestigio y oropel como canción ganadora de una edición...

Así que ahora que vuelve otra edición, traigo hoy posiblemente una de las tres canciones más traumáticas para generaciones de españoles de todas las Españas donde por alguna extraña razón, quienes fueron testigos y la escucharon en su época, ha quedado grabado a fuego en el hipotálamo y te surge el jodido estribillo en el momento más inesperado. No es el típico estribillo que te acompaña, esta canción tratas de olvidarla en cuanto la escuchas mas ya es tarde y donde menos te esperes tu pensamiento se bloquea para hacer el estribillo un par de veces y vuelve a desaparecer.

Mientras la Transición seguía su camino, dos años después de la muerte del dictador y el fin de su sistema, el segundo caminaba lentamente al sistema democrático. España quería mostrarse a Europa como un país optimista, digno de visitar por el encanto de sus paisajes y que las manifestaciones, violencia política y asesinatos terroristas de ETA sólo eran anécdotas inherentes a toda nación tras un periodo de totalitarismo donde se evitó la purga a cambio de que los extremos rabiasen...

Así que TVE tiró la casa por la ventana para crear un vídeo promocional que es todo un ejercicio de antropología: pantalones pata de elefante y paquete braguetero nada ergonómico y que provocó en usuarios de tales prendas un serio problema testicular pero que simbolizaba la libertad sexual que azotaba España y sus Españas; bailarinas hermosas y sensuales que simbolizaban la belleza española y que hacía pajearse a onanistas nórdicos para finalmente unos fondos de postales que atrajeran turistas o las señales que indican que las autovías brillaban por su ausencia y carreteras que no podría conducir un joven conductor de hoy y dónde con coches pululaban carros y carretas...

Dirige la película el inefable Valerio Lazarov y el mítico, amén de inefable, del Valet Zoom. El solista es un tipo muy popular en su época ya que miles de espectadores le habían visto actuar en lo que ahora llaman bolos y entonces eran giras por España y sus Españas en discotecas, logró calar hondo en los espectadores y logra que cada vez que le vemos aparecer cambiemos de canal o tiremos directamente el televisor por la ventana. Pero Micky era una buena opción en 1977 donde había logrado un par de éxitos que sonaban por la radio y de moda en programas musicales televisivos pese a que su estilo pueda parecer el de un friki majareta hasta que descubrimos que su interpretación, y la propia canción, es majareta y friki.

He de advertir que si sois de alma sensible, si os repugna la ñoñez y si no queréis tener una seria tara mental, pasar de ver el vídeo porque puede produciros náuseas, vómitos y diarrea acompañada de aerofagia bucal por no hablar de que estaréis días en estado semi catatónico repitiendo el estribillo...

¡Que conste que os lo advertí!



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario