The Adversiter Chronicle

lunes, 30 de junio de 2014

OBITUARIO


Por Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

ELI WALLACH, ACTOR

La otra tarde ojeando la prensa me enteré del fallecimiento de Eli Wallach, un actor presente en la mente de generaciones de espectadores por sus interpretaciones de Calvera, Tuco Benedicto y el Padrino III.
En aquellas tardes de verano, con vacaciones escolares, era raro no encontrarse en alguna jornada de butaca de patio con el bueno de Eli Wallach, El bueno, el feo y el malo quedó marcado en mi mente infantil y por alguna extraña razón volvía cada verano a verla en aquellas reposiciones del Cine Albéniz y cuando llegó el vídeo doméstico alquilarla con la excusa de que querían verla los mayores.
En Los siete magníficos interpretó a Calvera, el villano mexicano con su banda de
cuatreros que asolaba periódicamente a los destripaterrones que tenían que esconder a sus mujeres y que se hinchaba a comer y beber y luego saquear a los humildes campesinos...

Sin embargo Eli Wallach despertaba mi empatía, había algo en su personaje, quizás esa mirada brillante con expresión de tahúr que husmea una emboscada pero que también reflejaban que era feliz en su vida de pillaje y de saqueos...
Vendría luego Tuco Benedicto, el feo, ese puerco pistolero acusado y buscado en varios estados por delitos que iban desde el secuestro a la violación pasando por atracar bancos, salvado de la horca por su compinche en el último momento, buscando su buena fortuna que le permita dejar de ser un puerco pistolero...
Por último, en mi memoria, está su personaje en el Padrino III, de viejo zorro mafioso,
decrépito ya que se mueve entre bambalinas para seguir teniendo poder hasta su último suspiro y que moría envenenado por los pastelillos de las monjas...

Pero en todos sus personajes de villano, de buscavidas, logra caernos bien, lograba que nos olvidáramos del actor para disfrutar de la interpretación del personaje...
Y era actor de Hollywood, cierto que la fama se la llevaba el Eastwood, pero el que nos gustaba en el fondo, el pirata cojo que nos gustaría ser, era Wallach. ¡Quién no ha querido ser Calvera y cabalgar libre! ¡Quién no se identifica con Tuco Benedicto cuando hostia a su hermano fraile que no acaba de querer comprender que su hermano no es malo, que trata de redimirse y que es su hermano fraile quien tiene riquezas aunque sean espirituales! ¡Quién no ha disfrutado viendo al viejo mafioso morir de gula en forma de pastelitos envenenados!

¿Qué espectador no se siente algo huérfano de perder un amigo en la pantalla?

Eli Wallach, un gran actor que llevó momentos de entretenimiento y diversión a generaciones de espectadores y cuyos personajes son ya inmortales cuando otros actores de relumbrón sólo pueden presumir en la mayoría de las ocasiones de una interpretación inmortal...
Descanse en paz.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah

Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/   

 
 
 
                                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario