The Adversiter Chronicle

martes, 20 de mayo de 2014

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Con la colaboración de Mars El Grouchu en exclusiva para The Adversiter Chronicle

SUPERVIVIENTES 2014: RECTA FINAL

Todo lo que empieza tiene un final y Supervivientes 2014 no podía ser menos. Pero el formato muestra síntomas de fatiga y una prueba es que en esta edición se ha estirado el plató de Sálvame con historias de cornamentas por parte de protagonistas de Hombres, mujeres y viceversa y ese culebrón digno de anales psiquiátricos ibéricos que es el estado de la relación sentimental, jurídica y eclesiástica del matrimonio formado por Amador Mohedano y Rosa Benito, que si sigue la sana práctica de no ver “TELEMIERDA INC.” le explico que son hermano y cuñada de la fallecida Rocío Jurado y progenitores de esa cantante por descubrir por ella misma que no lo es: Challo Mohedano...

De los muchachuelos y muchachuelas de Hombres, mujeres y viceversa, todos ellos y ellas guapos, pijos, alguno de pocas entendederas y todas ellas abandonando a las primeras punzadas de hambruna mientras que ellos fueron retirándose con peregrinos argumentos de dolencias musculares y similares...

Tantas horas de gimnasio, de estar delante del espejo, de reafirmarse en sus respectivas personalidades donde sin perder romanticismo no ceden en autobombo de dureza mental y tener las cosas claras, para al final acabar retirándose de motu propio en la mayoría de los casos. Lo cierto es que ellas daban juego porque están mononas en traje de baño y demostraron una vez más que las mujeres son más inteligentes que los hombres mientras que ellos, aparte de no intentar seducir a ninguna damisela prefiriendo bañarse con el culo y genitales al aire en una delirante escena digna de los mejores documentales de las Juventudes Hitlerianas donde sólo les preocupaba aparecer con sus músculos y tatuajes. Por si fuera poco ver cómo iban cayendo
lesionados, meten al novio de Oriana (tras abandonar ella por no soportar la “dureza” del concurso), Tony Spina que cuando salió del concurso se enteró de una posible cornamenta por parte de su, no sé si dulce o empalagosa, amada Oriana...

Al final del grupito sólo queda de finalista Abraham, curiosamente el menos musculado y más fibroso que durante la primera semana fue una nenaza llorando como un gilipollas lo que no podía soportar como cenutrio. Pero se ha plantado en la final y además convertido en líder consecutivo durante semanas ganando las absurdas pruebas que le ponían delante. Lo cierto es que no cae bien, tiene algo de falsete, aspiraciones de estratega, ínfulas de mente madura sabia al filosofar absurdeces con el resto del grupo y lo más seguro es que quede eliminado a las primeras de cambio en las votaciones finales del público: repatea que gane de sobrao las pruebas.

Luego tenemos a Chiqui que dejando aparte sus méritos o deméritos como concursante, le espera un auténtico martirio cuando regrese y se entere en su magnitud de las andanzas por platós y sus intentos de fornicio fuera del matrimonio. El tipo no tiene desperdicio y da la sensación de que como le escupió en una gala Oriana, es un tipo de gustos un tanto raros a la hora de fornicar.... Lo cierto es que a estas alturas Chiqui despierta lástima y compasión lo cual es una pena porque había logrado superar la empatía condescendiente de los espectadores al ver a alguien distinto, con enanismo en este caso, y se curró el concurso pero su querido e infiel esposo le terminó chupando protagonismo y en la votación final seguramente quede eliminada por cuanto tras la visita en la isla de su marido, sus explicaciones balbuceantes de lo ocurrido y sus respuestas en el polígrafo lo que la audiencia reclama es el desenlace de la historia de cuernos y la posterior refriega en los platós...

Tenemos a Nacho Montes, auténtico motor de la isla por cuanto ha servido de apoyo y entretenimiento a sus compañeros y con la espada de Damocles de estar siempre nominado y nunca como líder aunque lo fuera en la sombra y su rivalidad con Abraham ha dado mucho juego. También es destacable de Nacho Montes la normalidad que ha transmitido de ser gay, no como otros de ediciones anteriores, y de otros concursos, donde basaron su participación y ganarse la simpatía de los tele espectadores en soltar pluma y aumentar amaneramientos de supuesta gracia pero que resultaban tristes y lamentables desde un punto de vista de normalidad social por definirlo de alguna manera.
 Nacho Montes supo mostrar su sensibilidad, su arrogancia y su comprensión a las
cámaras de forma natural, dando juego según estuviera de humor en ese momento y ha sido un gran concursante que cae mejor cuanto más le ves. Tal vez porque es el único adulto mental de toda la tribu de concursantes, resulta expresivo de cara para reflejar sus emociones y sin su presencia posiblemente hubiesen estallado más trifulcas. Era un contrapeso a Katia Aveiro pero queda la duda de si la audiencia le salvó por deméritos de sus rivales más que por reconocimiento de méritos...

Está Yong Li, ese chino que nos cae tan bien pero que está como un sonajero y donde se confunde estrategia con simplemente estar a verlas venir sin renunciar a su personalidad porque sus neuronas no dan para otra. Pero cae simpático el muchacho, esa simpatía de superioridad del hombre blanco sobre los asiáticos de forma condescendiente e inconfesable, y sabe engatusar a la cámara y tiene gracejo aunque era un poco lamentable verle con su madre y su amigo de visita y ver esa sumisión matriarcal de la madre ante su retoño que pasaba de ella y se dedicaba a decir y hacer gansadas con colega. Es una incógnita si es realmente un de los dos finalistas finales aunque lo cierto es que tiene los votos de la juventud y los vetos de la intelectualidad.

Llegamos a ese otro escenario que fue el palafito. Empezamos por Carolina Sobe, que estando en la isla resultaba cargante, estruendosa y fuera de lugar ante el grupo pero, que en el aislamiento del palafito y la delirante compañía de Rafael Lomana, ha sabido ganarse simpatías...

Carolina no necesita de compis para enamorar la cámara, lo suyo es un humos monologuista, de juegos de palabras ante el juego de situaciones, anulada ante rivales porque sencillamente no están a su altura ni a su nivel de inteligencia donde los juegos de palabras, los guiños a iconos audiovisuales y sobre todo su capacidad de pasar el tiempo, apenas dejan ver a una mujer inteligente y que en caso del caos total tendría muchas probabilidades de sobrevivir y acabar dirigiendo una comuna de supervivientes al caos sin las comodidades habituales. Siempre ha ido un paso por delante y toda la grima que nos daba en la isla se ha convertido en admiración cuando la soledad del aislamiento sacó a relucir sus virtudes, pero se enfrenta a un auténtico elemento de cuidado: Rafa Lomana.

Rafa Lomana llegó dando el cante y siendo pintoresco, por ser suave en definirlo, en su comportamiento. Experto en todo y especialista en nada, hombre de retiros espirituales en solitarios paseos por la arena, de arengas a medio camino entre filosofía de alpargata y animador de cruceros que terminaba cagándola por su ineptitud para llevar a cabo sus ideas que parecían más bien fantasías. Por si fuera poco venía con la vitola de experto en situaciones de apuro pero es incapaz de hacer una lona de campaña digna de tal nombre y de hacer un fuego si no tiene cerillas o mechero...

Pero en su destierro en el palafito Rafa Lomana ha sacado la esencia del hidalgo español, la imagen icónica del Quijote ha medida que le crecían las barbas, se volvía enjuto de grasas y aunque igual de cantamañanas, en el sentido literal del término, seguía con su filosofía de alpargata dando la turra a sus acompañantes semanales. Un tipo al que los espacios abiertos de mar abierto, luna llena y sol radiante han afectado a sus neuronas igual que los espacios de La Mancha afectaban a Quijote. Animoso o apesadumbrado según sus cambios de humor a medida que variaba la intensidad de la luz solar, sus soliloquios a la cámara, sus filosofadas a la acompañante de turno y la progresiva pérdida de uñas de las dedas de los pies...

Posiblemente nunca se recuperen sus neuronas de la experiencia de aislamiento en el palafito pero ha logrado caer bien por su demencia larvada y realmente es el ganador moral del concurso. Tanto si se queda como si se queda Carolina, llegará a la terna final de votaciones ya que la virtud del palafito ha sido recuperar al concurso y a la audiencia a Carolina Sobe y Rafa Lomana, ambos merecen estar en la final.

Y ya poco más que decir salvo reiterar que todos estos giros subsidiarios de otros platós son síntoma de fatiga del formato y que tanto la gala como el debate pecan de sin chicha ni limoná por la falta de empatía de parientes y amistades de los concursantes, la poca expresividad verbal y argumental de mozuelos y mozuelas guapos y guapas y pijos y pijas como del presentador del debate, pero que conste que la gala sólo se salva por la maestría de Jorge Javier...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
  



theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario