The Adversiter Chronicle

jueves, 15 de mayo de 2014

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso



Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

LA RESPONSABILIDAD DEL 4º PODER EN ESPAÑA

Semana convulsa con el asesinato, puesto que hubo premeditación, de una persona que debido a su militancia, trayectoria e historial encendió todas las luces de alarma del sistema político de que se tratara de un asesinato político que dado el actual ambiente de crispación política y social podía retraernos a tiempos pretéritos en que un asesinato político convulsionaba la ya de por sí convulsa España.
Hay que aplaudir, pero a la vez ver como sintomático de la sombra de peligro que parecía cernirse en los momentos inmediatamente posteriores al crimen, la cordura y sensatez de las formaciones políticas y sus gerifaltes. En ese sentido, aunque dudo que por motivaciones correctas en lo más hondo de sus motivaciones, ha sido una prueba de madurez que no tuvo que ponerse a prueba porque transcurridas horas del suceso, se vio que era un crimen sin motivaciones políticas como motivo aunque salpicado de circunstancias políticas.
Una gran parte de la ciudadanía, veía en esos momentos, horas después, que se trataba de alguien que perdió el puestín...

No voy a entrar en las motivaciones de un asesinato que a medida que se saben nuevos datos nos devuelve a esa España pueblerina en su mentalidad vengativa donde sacamos la navaja trapera porque el contrario usa de boina y zurriagazo...
La guinda ha sido la reacción en las redes sociales de ciudadanía que aprovechaba para soltar bilis y ser replicada con la hiel de la revancha, la venganza o ambas tres dando la sensación de que la España de las redes sociales rezuma el odio e ira ibérica que nos ha azotado repetidamente a lo largo de la Historia...
Todo lo anterior tiene unos responsables, que ahora tratan de parecer horrorizados ante tal avalancha de odio en la red social:

Primero los dirigentes políticos con poder que por alguna y nada extraña razón se niegan a poner en marcha una reforma de la representatividad ciudadana en política donde la democracia empiece internamente en los partidos y los representantes elegidos en las urnas dejen de marear perdices, esconder los bultos choriceros y aparentar que el sistema está sano y cuando salgamos de la crisis ya se ocuparán de la demanda ciudadana de reforma política...

Craso error cuando así piensan: cuando pase la crisis el sistema que hemos conocido ya no existirá y España no puede permitirse un siglo más quedar atrás en el tiempo. Si a principios del siglo XIX España sufrió una involución que perduró hasta 1978, ahora a principios del siglo XXI y cuando parecía superada la Guerra Civil y posterior dictadura abrazando la democracia e integrándonos en Europa y la OTAN, volvemos a los mismos errores: la ciudadanía quiere reformas y los políticos se bambolean en la teorización de las mismas pero no acometen lo reclamado y ansiado.

Si el asesinato hubiera sido político, es casi seguro que la clase política con poder se hubiera quedado paralizada y trastornada en las primeras horas mientras los extremistas fascistas de izquierda y derecha aprovechaban el rio revuelto, a estas horas estaríamos seguramente ante una crisis institucional con todos los bandos protestones alimentando la pira de un sistema decadente.
Luego está el 4º poder: la prensa.

La democracia siempre es atacada desde dentro y es el 4º poder quien sea su vigía e informe con veracidad dejando que el lector saque sus propias conclusiones. Pero si hay personas humanas que se deshumanizan cuando se trata de política es porque la casta periodística de las tertulias, debates y demás circo mediático, encienden esa hoguera íntima del ser humano para acabar y exterminar a otros seres humanos...
Cuando un ciudadano utiliza un medio de comunicación social para soltar odio y rezumar ira es porque previamente su mente ha siso bombardeada continuamente e inducida subliminalmente a un estado de falsa crispación.

Falsa porque la democracia funciona, la Justicia sigue ejerciendo su labor, las Fuerzas de Seguridad del Estado y las FFAA son profesionales en su trabajo y siguen desempeñando su labor con sacrificios, profesionales y personales...

Pero seguir un día, sólo 24 horas, las tertulias y debates por no hablar de artículos de opinión, demuestra convincentemente que algo huele a podrido en el 4º poder en España.
Fechas atrás, un helicóptero de rescate con sus cuatro tripulantes, profesionales de la milicia, caía al mar con la muerte de su tripulación. Cuando se supo, un ciudadano cuya foto es la de un Juan Manzanas cualquiera, con nada en su biografía que hiciera pensar que fuera un cretino (ser independentista no es síntoma de cretinismo por mucho que algún cretino se empeñe en aseverar lo contrario), ya digo: un tipo cualquiera; soltaba en la red social su alegría porque cuatro pistoleros menos ya
no lucharían contra esa Arcadia independentista catalana que llevan vendiendo a la ciudadanía de Cataluña y resto del Estado con especial virulencia en la era de ese tahúr político que es Mas (digo lo de tahúr porque llevar a la ruina a Cataluña y tratar de escurrir el bulto lanzándose a utopías vertiginosas es de fullero, aquí y en Roma).

Viendo la que le venía encima, este Juan Manzanas independentista en sus convicciones políticas, retiró el post en la red social...

¿Era su culpa?

¿Puede alguien resistir un sistema educativo y político-social donde lo “correcto”, lo que así dicta el sistema, deja de serlo cuando se manifiesta una opinión contraria y así te lo inoculan desde la infancia?

¿Acaso un Juan Manzanas que cumple los protocolos de convivencia, educación, de ser una persona normal, de repente es un fascista que se alegra de la muerte de unos semejantes que para más inri se dedicaban a salvar vidas y que no hubiera dudado en aplaudir si hubiesen tenido que intervenir para salvar la vida de un ser amado?
La respuesta es no, y lo es porque el siglo XX nos ha dejado suficientes documentos y
testimonios de que cuando se produce algo así en el tejido social de una nación, es culpa de los políticos y de dejar de ejercer el derecho a informar para ejercer el poder, y sus prebendas, de arengar, distorsionar y encabronar al personal con discursos disfrazados y camuflados de puntos de vista que sólo esconden intereses empresariales...

Es hora de que el 4º poder en España haga su trabajo. Que nos vendan una derecha de cuchufleta (la izquierda siempre ha tenido más sentido del humor que la derecha) o una izquierda que nos arrastra a 1936, son la muestra de que el sistema piensa que la ciudadanía es imbécil.

Una izquierda atrapada en el mito de la República al igual que la derecha en el mito de Franco pero con una sutil diferencia: mientras que la izquierda ya no debe pleitesía al comunismo, la derecha sigue siendo inducida por un estado extranjero, que no es otro que el Vaticano, alimentando y financiando un ultra nacionalismo católico tan nocivo, tóxico y pernicioso como pueda serlo el independentismo, el republicanismo y cualquier otro -ismo del que nos vemos rodeados continuamente en el día a día informativo.

No somos culpables del crimen, pero sí lo somos cuando dejamos de ver y comparar para tener opinión a cambio de que nos den la información masticada y aderezada según el interés de quien financia el medio de comunicación y de nada sirve escandalizarnos cuando todos somos Juan y Juanita Manzanas ya encabronados junto a un 4º poder que no vela pero sí pone velas al ángel del Apocalipsis y nos convierte en potenciales ministros de la muerte para con el vecino sólo porque piensa distinto...
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
  
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario