The Adversiter Chronicle

lunes, 24 de marzo de 2014

OBITUARIO


Una sección de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Adolfo Suárez, político

Mi primer recuerdo de Adolfo Suárez no son imágenes rancias o su tono de voz...

Recuerdo la Carretera de la Costa a la altura de la Casa de Socorro con una caravana de coches con banderas y profusión de pegatinas arrojadas desde los mismos... Recuerdo las cintas en el coche cuando iba con los mayores y los chistes de su persona... También recuerdo que los mayores decían en reuniones y fiestas que usaba un tabique nasal de platino porque la coca le había perforado el original...

Adolfo Suárez ya era obsoleto y anecdótico cuando entré en el preámbulo de la edad legal para votar. Lo cierto es que los mayores le prestaban atención, pero nadie votaba a su partido tras una primera pugna electoral en que los mayores le votaron pero dejaron de hacerlo nada más salir del colegio electoral...

Fue la primera vez que me di cuenta de que era alguien que era parte de la historia de España.

Ahora, padeciendo de esa enfermedad que hace que emperadores y presidentes olviden quienes fueron y lo que hicieron, ese momento póstumo en que las luces y las sombras se pueden empezar a ver con nitidez tras la marcha del difunto de este valle de lágrimas.

Supongo que mi generación debe rendirle homenaje pero no por haber vivido su era, por permitirnos disfrutar de la nuestra como lo hacemos.

Miro por la ventana y me olvido de la postración viajando a aquella tarde en que salía del colegio y su foto cubría paredes y sus pegatinas, porque eran de la UCD, pasaron a mi caja de pegatinas...

Descanse en paz, la misma que nos permitió disfrutar y disfrutamos.
A. R.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 
 
 
 
 
 
                                                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario