The Adversiter Chronicle

jueves, 6 de marzo de 2014

"Deporte sin porte", por F.O.Roffön


Una sección de F.O.Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

A VECES EL CHIGRERO TIENE RAZÓN

Menos mal que de momento La Roja se sigue emitiendo gratis, porque a este paso en que ya se renuncia al abono televisivo, a los culines de sidra para regar las retransmisiones y que de la liga de 2ª sólo emiten filiales o equipos periféricos del Molinón, toca trasegar birra de supermercado descuento para poder disfrutar del deporte por la tele del parado de larga duración: la siempre leal radio...

Pero a veces el chigrero tiene razón y es de buen parroquiano dársela sobre todo en dos cruciales momentos del día: a primera hora que nos faltan diez céntimos para el cafelito con zumito y dos churritos cortesía de la casa y cuando discute con la parienta a esa hora maldita en que los chigres están a punto de cerrar, que dijo el poeta, y de la que chuma invita a chumar al parroquiano que astutamente ha previsto tal instante...

Me decía que el España-Italia era mal esparring y bueno a la vez. Malo porque ya les conocemos y la Confederaciones demostró que La Roja va necesitar marcador a favor en los primeros veinte minutos para no desfondarnos con el calor, la humedad y la guerra que plantearán los rivales...

Una razón como un santo, mucho más ahora que el IVA grava bebidas culturales ajenas tipo caribeñas, esteparias ex-soviéticas, escocesas y de algunos condados de los EEUU, así que le dije que parecía que seguimos siendo competitivos y Del Bosque parece que sigue pleno de facultades aunque esperaba que no cediera a ese mal añejo de la selección española de llevar a las citas finales nombres de gloria y ya pidiendo la cesantía como son Puyol y Villa...

Casi la cago...

Resulta que el jodido chigrero es fan de Villa y aspira a que tenga su retiro jugando en el Molinón, entre cagamentos y maldiciones apurando su trago de un vaso y dirigiéndose a reponer munición de la estantería...Iba a decirle que considero que quien deja el Sporting, que no vuelva. No me sirve que fue vendido y tal... Villa por desgracia no está para ser seleccionado porque la lesión era jodida, así de claro. Y además no pasa nada, una de las tres razones para que Aragonés tenga mis oraciones es que supo defenestrar a jugadores tótem tipo Raúl que ya no estaban para ser seleccionados, y hay recambio, que al tener los cojones de jugar fuera, que no tuvo el bueno de Villa y prefirió ser mula de combate en el Barça, hubiera hecho el canelo igual en el Real Madrid, los seleccionados son competitivos y algunos podrían haberlo sido más, nadie debe ofenderse...

Pero el chigrero ya estaba inspirado y había encontrado un par de orejas dispuesto a escucharle y darle la razón cuando procediera, a cambio simplemente de disfrutar de su compañía, sus chupitos, botellas de sidra y lo que terciara durante tan amena tertulia a dos bandas y casi unidireccional vocalmente hablando...

Esta agarrando la escoba el chigrero y yo la botella de Chivas, cuando empezó a recordar a Preciado y se me ocurrió comentarle que había pasado el otro día por el estadio y visto la estatua, algo grotesca en sus expresiones y que estas estatuas corren el riesgo a medida que fallecen los aficionados que le conocieron y que quienes no, acaben llamando al cabo de doscientos años el Llocu del Molinón...


¡Vaya cagamentos y maldiciones del jodido chigrero!

¡Llegó a insinuar que yo era de Oviedo!
A mi ya me estaba tocando los cojones, así que le espeté a la cara mientras prudentemente hacía acopio de Chivas por si se mosqueaba y había que salir por patas: ¡Escucha ridículo oriundo de Transilvania! ¡Lo que hay que hacer es erigir estatuas de aquellos que vayan  falleciendo y de esta forma crear un parque escultórico que no deje la estatua de Preciado para las generaciones futuras como el
Llocu del Molinón! ¡Seríamos el primer club y estadio del mundo futbolero en rendir homenaje pétreo a sus glorias, redios!
Apuré el Chivas de un trago, no voy a mentir, y realicé nuevo acopio esperando un ataque furibundo de ira chigrera, a estas alturas estaba claro que sus neuronas se daban un baño turco de alcohol y lo cierto es que me miraba con ojos de miura dopado...

Yo ya estaba algo pedete, no lo niego y apenas lo reniego, pero por un instante pensé que la consistencia de mi argumentación y lo sólido de mis razonamientos, sobre todo comparado con los suyos, le había hecho entrar si no en razones sí en razonables pensamientos, pero en lugar de eso cogió la escoba como si fuera un CETME en descanso a punto de fatiga y me suelta que si le estoy llamando rumano...
Apuré de nuevo el Chivas, tratando de nuevo acopio, le dije que le estaba llamando vampiro por lo que cobra por su matarratas, que llama orujo casero, y me hice el ofendido por su racismo que sólo era una escusa barata para darme la turra...

Es un bonachón el chigrero, supongo, porque al momento abrió otra de sidra, sacó unas olivas y me sirvió un esplendoroso culín, mientras me espetaba que hay que ser paisanos.

Lo mejor de todo es que el chigrero es rumano y al poco tiempo y varias olivas junto con tres de sidra, de nuevo estábamos a los postres, lo digo por los chupitos, y la cosa terminó, como no podía ser de otra forma, cantando el himno del Sporting, de Asturias y tarareando el himno español, acosados por la Policía Local y expedientados porque el jodido chigrero rumano resulta que se dedica al tráfico de sustancias ilegales...

Al final resulta que ganamos a Italia, alguien tocó la flauta por dos veces en Mareo y fichamos un par de goleadores, pero los males siguen ahí aunque se disimulen con puestos de promoción y alturas inversionistas que esperemos no acaben en aventuras desventuradas de capital que acabará pagando el club, el ayuntamiento...

Lo que no entiendo por qué el rumano se indignó por llamarle rumano, que cosas.
F.O.R

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

theadversiterchronicle@hotmail.es
 
                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario