The Adversiter Chronicle

domingo, 19 de enero de 2014

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

MASTER and COMMANDER
AL OTRO LADO DEL MUNDO

Película que tiene todos los ingredientes para ser un buen producto: historia amena, buen reparto, buenas trucas y sale hasta niño y escarabajo...

Generalmente procuramos seguir la máxima de que películas con niño y perro, malo; pero como es niño y escarabajo haremos una excepción.
Durante las guerras napoleónicas, el Almirantazgo cursa la orden a la fragata Surprise de acosar y dar caza a un moderno navío, el Acheron, en una singladura desde las costas del Brasil hasta las Galápagos...

Es una producción de 2003 dirigida por Peter Weir e interpretada por el Russell Crowe, Lee Ingleby, Max Pirkis y Paul Bettany entre otros.
El resultado es una película resultona, no innovadora pero sí refrescante para un género, el de piratas, bucaneros, corsarios y vasallos de Su Majestad inglesa que ha dejado imágenes grabadas a fuego en el aficionado, pero Master and Commander tiene pretensiones de modernidad y en ocasiones los personajes parecen del siglo XX más que de 1805 en sus tribulaciones metafísico-morales y chirría tanta humanidad a bordo cuando basta leer el reglamento vigente a bordo de los buques de la Armada inglesa, pero queda acorde para el espectador actual...
Los actores están bien, se utiliza el truco del sentimentalismo con la amputación del mozalbete guarda marina pero al menos se muestra a la chiquillería que solía formar parte de las tripulaciones de la época. Se muestran escenas casi costumbristas con la marinería y da la impresión de que los oficiales aprovechan cualquier buena noticia o suceso para pillarse unas francachelas etílicas dignas de elogios por parte
 de asiduos al botellón que hace envidiar la capacidad de los hijos de la Pérfida Albión para trasegar ron, vino y cualquier otro bebercio de la época napoleónica y cuyos descendientes hacen gala de la tradición emborrachándose salvajemente en eventos futboleros y vacaciones en Canarias y Mallorca entre otros lugares turísticos de precios asequibles.
El caso es que la sorpresa inicial, grata y estimulante, se trastoca finalmente en inacabables escenas sobre los gafes a bordo de un buque y su repercusión en las supersticiosas mentes de la marinería, el choque de mentalidades unidas por la sensibilidad entre el capitán y su amigo cirujano, naturalista e irlandes, no precisamente por ese orden, que nos deleitan dando la turra al asistente del capitán con violín y violonchelo aunque no sale cómo hacían sus necesidades o la sodomía en los buques de guerra de Su Graciosa Majestad.

Tampoco aparece por ningún lado un buque o autoridades
españolas aunque sale un portugués con esa manía de pintar a los ibéricos de la época en el Nuevo Mundo como regordetes y gordinflones, las escenas de batalla están bien pero sin las truculencias que debían ocurrir, sólo sale una mujer y es brevemente...
Tiene su parte pedagógica cuando nos muestra las entretelas de la vida a bordo, pero viene en cualquier libro infantil desplegable sobre barcos y galeones y si te paras a pensar te preguntas qué fue del corral de la bodega y las gallinas en cubierta tras la batalla porque no vuelven a salir, otras veces hay más piernas trepando a las velas que marineros a bordo por no hablar de que llevan tantas cosas que te preguntas nuevamente dónde carajo han ido a parar...
Entretenimiento para un primer visionado pero que pierde fuerza a medida que la vemos de nuevo, porque da la sensación de que tiene un final abierto aunque no tenemos noticia de una segunda parte y es de suponer que Piratas del Caribe absorbió las apetencias del público por el género donde tras acabar la película recuerdas aquella de Bob Hope haciendo de pirata con una Virginia Mayo digna de cualquier mes del calendario...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
        

 


theadversiterchronicle@hotmail.com 

                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario