The Adversiter Chronicle

martes, 1 de enero de 2013

"Menús críticos para una crisis", por el profesor T.A.Rambaina


Menús críticos para una crisis

Una sección a cargo del profesor T. A. Rambaina en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Traemos una nueva firma colaboradora a The Adversiter Chronicle, el afamado profesor T.A.Rambaina que nos ofrecerá a lo largo de este crítico 2013 menús asequibles sin renunciar a nuestro estatus de consumistas compulsivos. Una sección que nos permitirá conocer la forma de comprar en superficies comerciales productos que nos harán volver a la época de vacas gordas al menos culinariamente.

-Bueno profesor, bienvenido en un nuevo año a una nueva sección.

-Gracias pero el agradecido soy yo, tengo la oportunidad de contribuir a que la ciudadanía esté menos jodida, claro que he de advertir que esta sección es para consumistas culinarios que han perdido su poder adquisitivo en el aspecto culinario…

-Pues se me ha adelantado… ¿Cuál será el primer menú, ein?

-He elegido un menú de nochevieja para consumistas que deben quedarse en casa y no salir de parranda a establecimiento hostelero: entrecot con patatas fritas y pimientos más ajitos.

-¡Redios que suena apetecible en estos tiempos de penurias, ese plato en menú de Nochevieja sale por unos 45-60 aurelios de vellón, profesor T. A. Rambaina!

-Bien, acudimos a una referencia en consumismo culinario a la clase media-mediocre económicamente hablando, el supermercado Lidl.

-Desde luego desde un punto de vista consumista es un sitio más bien ordinario…

-¡Oh, vamos, no empecemos con prejuicios clasistas, Skizo´s. Lo ideal sería ir a una tienda Corti  y ser el rey del mambo llenando el carro con lo mismo y pagando el triple. Aquí se trata de no renunciar en la intimidad de la cocina hogareña a los manjares que el sistema de consumo a crédito nos permitía.

-Vale, vale, es su jodida sección profesor, pero más de un lector y alguna lectora se habrá sentido ofendido uno y pasmada la otra con semejante oferta comercial y que conste que soy yonki de sus helados de 500 gramos de fresa y de melocotón con maracuyá...

-Bien, entramos y cogemos una barra de pan rústico, pan que según pasan las horas adquiere una textura de chicle poco recomendable para bocadillos, pero cogiéndola en la hornada de última hora, llegará a la mesa en perfecto estado de digestión digerible…

-¡Cierto profesor y sin el hándicap del buen pan recién hecho que te hace devorar los cuernos calentitos en el coche y luego llega a casa descornado y con huellas de dentelladas!

- Llegamos al refrigerado cárnico y cogemos una bandeja de entrecot. Es una buena pieza de carne que en un momento dado permitiría a dos enamorados compartirlo sobradamente saciadas su hambruna, pero que para amantes del buen diente es la cantidad justa mono dosis.

-¡Por los clavos de Cristo! ¡Pedazo cacho carne! Pero… pero parece el chuletón que sale en Poltergeist andando sobre la tarima de la cocina, redios.

-¡Prejuicios Skizo´s, simples prejuicios de consumista mimado y mal orientado! Si vemos los sellos, cumple todas las garantías sanitarias que la UE exige a sus productores alimenticios.

-Coño profesor, la etiqueta trae que fue envasado hace casi un mes, producido en Holanda y procesado en Dinamarca… ¿Procesado? Suena como comprar una lámpara de piel en el mercado dominical de Treblinka un domingo de 1943…

-¡Simples prejuicios de consumista mimado, simples prejuicios! Adquirimos un pack de latas mono dosis de pimiento.

-¿Del Piquillo?

-No, de latas, sección de laterío. Bien, nos queda elegir el postre y la bebida. Por supuesto pasamos de vinos, hay una amplia oferta, pero este entrecot ya indigesta con la vista, imaginar además un tintorro ya produce acidez, así que elegimos una cerveza de nombre impronunciable que viene en una curiosa botella de corcho tipo La Casera de finales de los 70´s que luego puede servirnos de detalle en la estantería del trastero. De postre elegiremos el mousse de chocolate en oferta en envase doble. Está hecho en Francia pero debe tener sustancias adictivas y una vez comes uno, devoras el segundo.

-Aaaah, los franchutes, sabe de puta madre pero no sabes de que está hecho…

-Llegados a casa, freímos un plato de patatas en cantidad a gusto del consumidor, adobamos antes el entrecot con ajo de fino grosor…

-Primero habrá que sacarlo de la bandeja… ¡pero si viene plastificado dentro de la bandeja! ¡Snif, Snif! Oiga, esto huele raro… ¡Joder! Hundes el dedo y es como intentar hacer un agujero de forma manual en un bloque de hormigón, ¡redios!

-Prejuicios, prejuicios. Es normal que el embalsamamiento presente cierta textura correosa al sacarlo de la bandeja…

-¿Bandeja? ¡Parece un ataúd!

-Aaaah, es usted un consumista mimado, Skizo´s. Mire, esto hay que dejarlo airear para que el aire haga que la carne se oxigene. No mucho, por eso hay que consumirlo a las pocas horas de sacarlo de la bandeja. Bien, freímos las patatas y luego, con una tenue pátina de aceite de oliva procedemos a freír el entrecot.

-Profesor, creo que este entrecot es chuleta.

-¿Por qué lo dice?

-Ha roto aguas.

-Oiga, ya me habían advertido sobre usted, pero no entiendo…

-¡Mire! Ha estado tres horas adobándose y ha llenado de agua el plato, parece una piscina…

-Es normal que este tipo de alimentos procesados suelte algo de líquido, sólo se deja llevar por los prejuicios. Bien, freímos bien el tocho de carne hasta que los mazacotes de grasa amarilla que veíamos al sacarlo de la bandeja estén tiernos. Hay gente que los desecha pero dan gusto a la carne y se consumen apeteciblemente aportando lípidos necesarios a nuestro organismo.

Servimos la pieza en el plato, basculamos las patatas por encima y echamos el pimiento que viene en una pieza coronando el conjunto. Los ajos se echan sobre la carne antes que las patatas, sacamos la cerveza que previamente dejamos enfriando y servimos al comensal.

-¡Juro y perjuro que está cojonudo! El pimiento no tiene el color de Los Martínez de toda la vida, es cierto, pero sabe a pimiento y el entrecot a entrecot…

-Aaah inocente y seducido consumista. En estos tiempos hay que recordar el axioma que dice que si tiene pinta de entrecot, sabe a entrecot y lo compramos por entrecot, es un entrecot.

¡Brrrrrpp! Aaaag, esta cerveza haría relamerse a un equino adicto a la cebada concentrada… Buurrggsss, aaag, desde luego es como meter desengrasante al filtro de la lavadora, esto debe purgar que da gusto y dolor posterior en el esfínter… 

-Prejuicios Skizo´s, simples prejuicios de consumista mal acostumbrado. El caso es que este mismo plato por fuera en Nochevieja saldría por más de medio centenar de euros y si le sumamos la cerveza de importación, y los mousse de chocolate, prácticamente nos dejamos el presupuesto en una cena…

-En eso sí que le doy la razón, tras cenar esto dudo que vuelva a tener más cenas… ¡Brrrppppsss!

En resumen hemos cenado como curas con el siguiente importe:

-Deluxe entrecot: 3,99€

-Pack de tres latas de pimientos: 0,90€

-Pan gallego: 0,45

-Postres de mousse: 0,69

-Schwaben Bräu Negra: 1,99€

TOTAL: 7,33€

-Pues mire profesor T.A.Rambaina, siempre que no digamos a los comensales el origen del producto, da el pego, sabe de pega y sólo falta saber si no se pegará a las paredes intestinales, aunque es cierto lo que dicen de que la cerveza es digestiva porque siento retumbar las tripas…

-Comida sana, consumiendo productos europeos, generando riqueza a los alemanes que dan puestos de trabajo en España y cenados como reyes, no me lo puede negar y todo ello a un precio irrisorio hasta 2008 pero recortado en 2012.

-¡O como presidentes de república! ¡Ay! ¡Ay!

-¿Pero qué le pasa ahora hombre de Dios, qué le pasa?

-¡Que creo que voy a jiñar como un etíope tras recibir una saca de alimentos de la Cruz Roja tras un año a suero líquido!

-Prejuicios, sólo prejuicios. Bien estimados lectores y lectoras, para el siguiente menú, algo acorde a la cuesta de enero: cena ligera a base de productos de Mercadona. Espero que disfruten del menú y recuerden que ahorrar en comer es gasto en medicamentos.

-De todas formas, lo que se ahorra en este jodido menú se gasta luego en papel higiénico y agua de la cisterna…

-Prejuicios, simples prejuicios… ¡Oiga Skizo´s, le ha caído un empaste…!

-No era un trozo del sebo que se ve que quedó entre los dientes y al endurecerse de nuevo se ha caído…
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/





theadversiterchronicle@hotmail.es






No hay comentarios:

Publicar un comentario