The Adversiter Chronicle

miércoles, 23 de enero de 2013

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre

Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

 Pipi & Miriam

Érase una vez una actriz del género pornográfico que se enrolló con un periodista deportivo. Tiempo después, cuando ella dejó el cine porno, entró en un programa de tele realidad, subgénero supervivencia,  de donde salió ganadora y tuvo una hija con el periodista deportivo.
Más tiempo después, la relación de pareja entre la actriz y el periodista se deterioró y se dedicaron a ventilarse mierda y miserias mutuamente en el dial Tele5 de
 “TELEMIERDA INC.”…

Lo que podría ser el principio de un cuento es en realidad el prólogo a una de las mayores fanfarrias de buena mierda televisiva.

El caso es que Pipi Estrada, aquel corresponsal que a veces sacaba de quicio a Supergarcía en noches radiofónicas y deportivas, y Miriam, conocida artísticamente como Lucía Lapiedra, son colaboradores  de un programa…

La magia de Tele5 es que ha conseguido que las peleas maritales de estos dos personajes formen parte significativa de varios de sus contenedores. Poder ver en tiempo real como una pareja se ventila mierda, reproches, insultos, pseudo amenazas, maltratos psicológicos varios, acusaciones, vejaciones verbales y demás zarandajas es sencillamente fabuloso.

 
Una fabulosa mierda televisiva alienante donde el espectador olvida durante horas la mierda de la crisis para sumergirse en la mierda televisiva.

Y es que este tipo de parejas despiertan mucho morbo. A las marujas porque vemos un macho alfa que se desnuda a la cámara para aparecer como un tardo adolescente con una obsesión por el sexo que lo mismo se da piquitos con concursantes y participantes que manda fotos de su miembro viril y vídeos de su destreza masturbadora. Para los marujos, porque nada hay más morboso para un macho alfa yonki de la mierda televisiva que ver cómo, dónde y cuándo una mujer echa un polvo...

El caso es que Tele5 ha encontrado un nuevo filón que va a ser difícil de superar el resto del año: las mierdas personales de dos personas televisadas en directo y en tiempo casi real.

Un Pipi Estrada que nos muestra las bajezas de su cuerpo y cómo éstas dominan su mente, ora llorando ora siendo un auténtico torturador psicológico que tiene enfrente a una mujer, que fue su esposa y es madre de su hija y a la que ahora no duda en provocar hasta el llanto.

 Miriam por su parte despierta nuestra empatía por sus partes y simpatía a su persona que queda eclipsada cuando se pone al mismo nivel de Pipi y confiesa sin tapujos, hábilmente inducida por Jorge Javier, que se folló a su novio de ahora en el camerino antes de entrar al plató; que lleva unas vestimentas dignas a veces de prostíbulo oriental, fabuloso su vestido el pasado sábado en Sálvame Deluxe  que le hacía subirse el escote que apretujaba sus tetas, pero que hace que pierda la simpatía de las marujas y despierte la morbosidad de los marujos.
Así, desde el mediodía y continuando en ocasiones hasta la madrugada en los distintos contenedores de la cadena, asistimos a como se enmierdan cada vez más. Un espectáculo que si bien es bochornoso desde un punto de vista humano, es auténtica buena mierda televisiva.
Una vez más, Tele5 se supera a sí misma y sólo falta que les lleven a De buena Ley a dirimir quien se queda con los tiestos, pocos ya que se los tiran el uno al otro, y sea el juez quien decida quién lleva razón.

 Lo triste y lo más mierda, es que en medio hay una criatura inocente que de seguir así sus progenitores lo más seguro es que acaben ambos perdiendo la patria potestad y acabe amparada por las instituciones al uso o con uno de sus abuelos.
El comportamiento de ambos y la culpabilidad de la cadena en azuzar los mismos, produce un efecto alienante en las neuronas una vez perdemos el rubor de fisgar las mierdas ajenas. Te atrapa a la pantalla y cada vez quieres más y más…
Mucho más.

Felicidades a Tele5 y sólo desear que mantenga el nivel mierdoso de su programación aunque sería de desear que el resto de diales de “TELEMIERDA INC.”, apliquen la misma fórmula a protagonistas de evasión de impuestos, chorizos y delincuentes.
Recomiendo seguir la aventuras de estos dos personajes porque es auténtica mierda y nos recuerdan lo mierdas que podemos llegar a ser en nuestro ámbito particular aunque el precio sea el de convertirnos en mirones de mierda ajena.
¿Pero mierda? ¡Mierda de primera!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/






theadversiterchronicle@hotmail.es




No hay comentarios:

Publicar un comentario