The Adversiter Chronicle

lunes, 28 de enero de 2013

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

 
Libro: El mundo secreto del Opus-Una investigación sobre la polémica secta en el corazón de la Iglesia católica

Autor: Michael Walsh
Editorial: Plaza & Janes Editores S. A.
Traducción: Esperanza Pérez
Edición: Segunda edición, marzo 1990

 

Traemos de nuevo a Lomo con tapas un libro que trata sobre ese secta que alcanzó el poder político en el siglo VI: la Iglesia católica, pero que trata dentro de una secta en su seno: el Opus Dei.

 Básicamente el Opus Dei es una secta de carácter ortodoxo bajo los parámetros del Concilio Vaticano II que ansía lograr la eternidad y la salvación mediante un código de vida y la evangelización dentro del ámbito profesional y laboral.

Para ello recluta acólitos entre la juventud apenas adolescente y si no un secretismo sí un hermetismo para la sociedad ajena a la secta y por supuesto ajena a la Iglesia católica.

 

Fundada por un iluminado español que tuvo la suerte y la fortuna de un contexto histórico donde una dictadura fascista y nacional tradicionalista, confió las tareas de gobierno en una fase de la dictadura en que hacían falta tecnócratas y no falangistas de retaguardia con brazo en alto y loas al estado nacional socialista.

Le unimos el Concilio Vaticano II que relajó las normas imperantes durante siglos en la Iglesia y tenemos el lev motiv de esta secta que se cree no sólo en la verdad de la veneración a Dios sino que además se consideran guardianes sacrosantos de la tradición…

 

Algún lector de justos ideales podría pensar que esto es un alegato contra el Opus Dei, pero es la conclusión tras leer éste y otros documentos. Por otra parte es oportuna esta lectura tras la muerte de Sor María, esa monja de Dios que actuaba como un auténtico demonio arrebatando bebés de las entrañas de sus madres.

También es actualidad el que varios obispos impidan celebraciones de congresos laicos…

Es curioso el caso de la Iglesia católica que vive de confesar a pecadores y que la mierda metafísica de cada individuo reconozca su debilidad a Dios pero la Iglesia no gusta de limpiar su propia mierda, escandalosa y obscena por cuanto casi nunca hace lo que siempre obliga que hagamos: el bien, poner la otra mejilla y renunciar al poder material.

El problema de toda religión cuando alcanza el poder político, ver lo que ocurre en el mundo islámico es muy semejante a lo ocurrido al cristianismo, es que le resulta difícil conjugar sus enseñanzas con su obra terrena, y España es un país que lleva demasiada historia cargando con sus pecados y siendo un bastión de la fe…

Afortunadamente la democracia avanza y la sociedad también. No tenemos nada en contra de las religiones salvo que deberían ceñirse al ámbito privado. Los católicos españoles y sobre todo los del Opus Dei, deberían mirar a su mierda y reconocer que la muerte de Sor María no es el fin de esclarecer lo ocurrido y juzgar a los culpables. Por supuesto que afortunadamente el sistema tiene un poder judicial independiente y la pasada tarde una formación política pedía la creación de una comisión independiente…



El Gobierno,  con el señor Rajoy al frente,  debería sumarse a esta petición, no por política sino porque si un gobierno que se define de derechas deja que la muerte de la punta del iceberg haga caer en el olvido los hechos, flaco favor le hace a la democracia y a España.

Parece que la Iglesia católica en España está permanentemente cobrando la deuda de haber sido paladín de la cristiandad cuando es la Iglesia católica, los Papas y el Vaticano quien tiene no una sino muchas deudas con España. La penúltima contar que ocurrió, decir lo sucedido, nadie pide crucifixiones, pedimos saber la verdad.

 

Sor María seguramente tenía un confesor. La Iglesia católica defiende el derecho a la vida tratando de impedir el derecho al aborto alegando que se comete un crimen…

¿Cómo se llama engañar, estafar y mentir a una madre diciéndole que su hijo ha muerto cuando está vivo?

¿Cómo se llama reprochar a una madre sus relaciones sentimentales y aconsejando que la muerte no ocurrida pero que la madre cree verdad, es lo mejor que podía pasarle?

 

Todas las dictaduras cometen crímenes parecidos e iguales. Argentina y su sociedad saben del mismo drama con la sutil diferencia de que allí mataban a las madres.

La propia Iglesia católica debería dar todo tipo de facilidades para saber la verdad. La adopción otorgada por Sor María necesitaba de toda una infraestructura y cualquier análisis de la información proyecta la hipótesis de que el personal médico, los titulados, deberían estar de acuerdo con lo que ocurría…
¿Eran del Opus Dei?

Michael Walsh, ex jesuita, es un historiador católico que ha escrito, dado conferencias y participado en emisiones de radio y televisión sobre asuntos religiosos del pasado y del presente, también sobre los problemas polñiticos de España y América Latina.

Esta información como siempre es de la contraportada aunque a simple vista me hace quedar como un erudito.

Os dejo con unos breves pasajes y hemos seleccionado aquellos que pueden parecer más interesantes a nuestros ojos. Pero se trata de un libro de investigación que no juzga, muestra las pruebas, los indicios, las teorías y las declaraciones de los testigos. Pero es el lector quien debe sacar sus propias conclusiones, cosa que no permitirán a los integrantes del Opus Dei que tengan la intención…
¿No os recuerda esta actitud la de los talibanes, ein?

 

Un método de financiación y control cojonudo…

“Los beneficios de la profesión de los miembros, desde luego, van a parar a los cofres del Opus Dei. Antiguos miembros recuerdan que raramente había una reunión en una casa del Opus que no terminara con una colecta.

El apostolado es el criterio. Para los hombres de negocios que se demoran demasiado en una comida de negocios les trae el consuelo (Escrivá de Balaguer en sus enseñanzas): les recomienda el <<apostolado del almuerzo>> (máxima 974 de 999). Pero se guardarán del probable embarazo de mezclarse con invitados inadecuados. De los miembros del Opus se espera que ejerzan su apostolado principalmente entre sus iguales (constitución de 1950, párrafo 186). Además se espera que mantengan un nivel de vida acorde con su categoría profesional: en cuestión de pobreza no debe de haber uniformidad entre los miembros. Incluso las tiendas en las que distintas categorías compran la ropa están clasificadas según el nivel dentro del opus, afirma Vladimir Felzmann: las categorías superiores compran en las tiendas de clase alta, las inferiores, en especial las mujeres auxiliares, en cadenas de almacenes baratos.

Las mujeres reciben un trato injusto de Escrivá: hay una vena fuertemente antifeminista en `Camino´. <<Ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas>>, dice la máxima 946, más bien insinuando que la discreción les parecerá una virtud lo bastante difícil de conseguir. Una parte separada de la Constitución de 1950 estaba dedicada a la sección de mujeres (una práctica abandonada en la nueva Constitución), en la que no se contempla que las mujeres lleguen a una gran superioridad. Las tareas que Escrivá anotó en el párrafo 444 eran firmemente tradicionales. Se esperaba que los miembros femeninos del Opus Dei asumieran tareas como la de dirigir casas de retiro, publicar <<propaganda>> católica (<<escrita con la ayuda de los editores>>) promoviendo la educación de chicas –aunque aparentemente sólo en escuelas de un solo sexo-, enseñar a las mujeres campesinas <<tanto la destreza apropiada como los preceptos cristianos>> y preparar a sirvientas para el trabajo doméstico, un empeño principal para los miembros femeninos del Opus y una significativa fuente de reclutas. Y también tenían que cuidar las capillas (párrafo 445).”

El poder de la confesión…

“La confesión en el Opus se convierte en una importante forma de control social. Su uso por los miembros del opus está restringido en la práctica a los sacerdotes miembros a su vez del Opus, y se utiliza para inspirar sentimientos de culpabilidad por no poder vivir con arreglo a los ideales más altos y dañar de ese modo a toda la institución.

El apartado sobre la confesión en `Crónica´ fue leído por un sacerdote jesuita, el padre Brendan Callaghan, un psicólogo clínico experto en tratar con miembros de instituciones religiosas que sufren desórdenes psicológicos. Las notas que preparó para este libro expresaban su creciente alarma. Algo de esta inquietud surgió estrictamente de las cuestiones teológicas, y también de la confusión urdida entre <<nuestro Padre>>, significando Escrivá de Balaguer. Hay, por ejemplo, una constante utilización del Evangelio de Juan, capítulo 10, versículos 1-19, la historia del buen pastor y del redil, como si el redil fuera el mismo Opus y los malos pastores que van a robar y matar fueran sacerdotes que no son del Opus, que pudieran ser abordados por miembros de la Institución. <<leí este pasaje [de `Crónica´] de principio a fin varias veces –comentaba Brendan Callaghan-, porque creí que me estaba volviendo paranoico. Pero es la única interpretación que tiene sentido… esperaba que el mal pastor pudiera ser un término aplicado al `espíritu maligno´, pero no hubo suerte>>. A propósito, ésta es la versión de Escrivá del pasaje del Nuevo testamento. La Historia no identifica a los ladrones y destructores con pastores.”.


Política y negocios…

En diciembre de 1985 un tribunal de Munich concedió al Opus Dei un interdicto para prevenir la publicación de un libro en el que se afirmaba que algunos miembros del mismo habían trabajado con los escuadrones de la muerte en Chile. La acusación de que el Opus apoya a regímenes militares en Latinoamérica se la hacen con frecuencia los críticos de la organización y ésta lo niega acaloradamente.

La acusación no desparece. De varias maneras les acusan académicos, periodistas y clero católico. El profesor Brian Smith, por ejemplo, que enseña política en el Massachusetts Institute of Technology, en su libro `The church and politics in Chile´ (1982), considera que el Opus es una de las fuerzas desilusionadas por el modesto liberalismo del presidente Eduardo Frey entre 1964 y 1970, y afirma que sus miembros estuvieron entre los primeros administradores principales del brutal y opresivo régimen militar del general Pinochet, que, en septiembre de 1773, derrocó al Gobierno socialista del sucesor de Frei, Salvador Allende.

El boletín informativo latinoamericano `Noticias Aliadas´, fue más explícito. En diciembre de 1975, cuando lo dirigía un sacerdote católico, publicó un reportaje en el que se afirmaba que el opus en Chile había recibido fondos de fundaciones conservadoras estadounidenses ya en 1962; que organizaba a los terratenientes en contra de las modestas reformas agrarias de Frei y que ayudaba a crear, con dinero de la CIA, la Sociedad Nacional de Agricultura, que se oponía a los sindicatos que habían llevado a Allende al poder. Penny Lernoux, un escritor afincado en Bogotá, afirma: <<El Opus Dei y Patria y Libertad (un grupo terrorista de ultraderecha) trabajaron juntos en Chile durante los años de Allende, y el general Juan Carlos Onganía, dictador de Argentina de 1966 a 1970, tomó el poder después de hacer un retiro religioso auspiciado por el Opus Dei.

Camilo Torres, un sacerdote colombiano convertido en revolucionario, escogió la lucha armada contra el Gobierno de su país después de su fracaso por alcanzar una mayor justicia social por medios democráticos. Le dispararon en febrero de 1966. El oficial encargado de la brigada que mató a Torres, convirtiéndolo así en una especie de Che Guevara eclesiástico y en un héroe para los radicales católicos de Latinoamérica, es ahora general (1990). Dirige una revista del Opus en Bogotá. Pero sigamos en Colombia. Durante la campaña para las elecciones presidenciales en los primeros meses de 1986, <<PROMEC>>, la cadena de Televisión propiedad de miembros del Opus, apoyó al más conservador de todos los candidatos conservadores, excesivamente pro americano y totalmente opuesto a hablar de paz con los movimientos guerrilleros del país. No ganó.”

 

El Opus y Franco…

“A finales de los cuarenta, Panniker era el director de Àrbor´, la revista insignia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Fue el grupo de intelectuales del Opus en torno a `Arbor´, del CSIC en general y en particular de `Rialp´, la editorial del Opus fundada en 1947 por Calvo Serer, el que se convirtió en notable de la política española. Una tesis doctoral escrita para la <<New School of Social Research>> de Nueva York sostiene que el libro de calvo Serer `La dictadura de los franquistas´, publicado en parís en 1973, proporciona amplia evidencia de que los miembros del Opus actuaban unidos y conspiraban en el esfuerzo de acercarse al poder en España, aun cuando él lo niegue. Panniker es muy contundente: según él, se proponían ver si podían asumir el mando del Estado español…, y casi lo consiguieron.

El desplazamiento hacia las posiciones del Gobierno franquista comenzó en 1951, en el momento justo en que la influencia del Opus en España parecía estar a punto de declinar debido al relevo de Ibáñez Martín como ministro de educación por Joaquín Ruiz Jiménez, un católico leal, pero con opiniones liberales sobre política y cuestiones sociales. Este inició una breve liberalización del régimen de Franco, que incluía el establecimiento de un Ministerio de Información y Turismo. Un miembro del Opus se convirtió en el primer director general. Villar Palasí, que tenía estrechos
 vínculos con el Opus, se convirtió en su secretario técnico. La información era
una inquietud obsesiva del Opus: sus elevadas posiciones en el nuevo Ministerio dieron a estas dos personas un control considerable sobre la censura, una cuestión candente en España hasta el final de la era de Franco, y sobre la propaganda del régimen en emisoras y en la prensa.”

 

En resumen que uno de esos tipos que surgen a lo largo de las religiones y que es en realidad carne delirante de agudos, ve la sagrada iluminación de que él y sólo él y su Opus Dei tiene la verdad de la buena y verdadera que ha logrado al cabo del tiempo que tanto Papas como gobiernos les de cuota y parcela de poder ejecutivo.

 Libro para escandalizar suegras católicas y beatas, ideal para turnos de guardia y conocer algo más el mundo que nos rodea y lectura imprescindible para mentes curiosas que se preguntan quiénes serán y qué el Opus Dei...

Una secta más.

 

 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/







theadversiterchronicle@hotmail.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario