The Adversiter Chronicle

viernes, 7 de septiembre de 2012

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

Libro: STEVE JOBS & APPLE-La creación de la compañía que ha revolucionado el mundo
Autor: Michael Moritz
Editorial: Alba Editorial
Traducción: Amado Diéguez
Edición: Noviembre de 2011

 
Libro reciente y de actualidad el que hoy traemos a Lomo con tapas.
Reciente por cuanto fue publicado el año pasado y de actualidad porque trata, aunque no aborda como era de esperar, sobre Steve Jobs, ya fallecido y padre de muchos de los dispositivos digitales que se han vuelto imprescindibles en la ciudadanía refalfiada y consumista del mercado global, no así de la aldea que aún quedan aldeanos indigentes para el consumo que pasan hambre, penalidades, torturas y guerras mercantiles cuando no religiosas, que tanto mata, mata tanto el consumista refalfiado que el aldeano encabronado.

Pero más que una biografía de una persona determinada o de la propia Apple, es un recorrido por el nacimiento, desarrollo y expansión de una empresa que hará las delicias de estudiantes de empresariales, jovenzuelos no tan jóvenes de ideas neo liberales y amantes de los USA que aspiran a que el espíritu emprendedor y empresarial de los mismos calen en España y la Unión Europea…

Visto como el ejemplo último del sueño americano, asistimos a la pérdida de inocencia, hay que decir que el libro es tan sugestivo entre líneas como en las líneas, del nacimiento de una nueva industria, un invento que cambió para siempre el mundo y que quienes éramos mozalbetes con un ordenador en casa soñamos alguna vez: la revolución informática al alcance del usuario. Leer el génesis de cosas tales como BASIC, lenguaje ensamblador, interfaz… Es un jarro de agua fresca que nos muestra las entre telas, el laboratorio y el corazón de lo que entonces era una brisa de futuro que a veces olfateabas programando un juego o una aplicación.

Para el lector sin recuerdos de prehistoria informática, se trata de un ameno recorrido por la creación de una empresa en un sector que entonces sólo era vasallo de gobiernos y multinacionales, de ordenadores menos potentes que el móvil de gama ultra baja que ahora disfrutamos y que ocupaban habitaciones enteras. El brote de la miniaturización que permitió crear mini ordenadores y la visión de dos jóvenes que soñaban con una comunidad mundial conectada a un ordenador del tamaño de un libro: Jobs y Wozniak.

De Michael Moritz, autor del libro, puedo deciros como es habitual lo que trae la solapa:

Michael Moritz es socio de Sequoia Capital, una de las primeras empresas de capital riesgo que invirtió en Apple en los años setenta y la primera que visitó el mítico garaje. Fue la última persona autorizada a asistir a las reuniones de Apple y desde una posición privilegiada hila la historia de esta compañía a través de la investigación minuciosa y de entrevistas con los personajes clave que participaron en el nacimiento y los primeros años de Apple Computer. Moritz es actualmente (2011) corresponsal de la revista Time.

 Quiero destacar que no se trata de una biografía de Steve Jobs como podría parecer salvo el primer cuarto del libro donde sí se nos revelan detalles pero a medida que el sueño de los dos jóvenes se hace realidad, es un cuaderno de bitácora de la creación de Apple, quedando, puede, el lector algo sediento de conocer más a las personas que pasado el primer cuarto son ya personajes de una empresa.

Pero lo mejor es dejaros breves retazos de la obra:

Stephen Wozniak…

“Había un hombre que ofrecía lecciones a personas que querían obtener licencias de radioaficionado. Cuando estaba en sexto, Stephen Wozniak hizo el examen de operador, construyó un radio transmisor de cien watios y empezó a emitir mensajes cifrados. En cierto momento, la electrónica y la política entraron en contacto y cuando, en 1962, Richard Nixon se embarcó en la carrera electoral para ser gobernador de california, Margaret Wozniak quiso que su hijo le ofreciera el apoyo de todos los radioaficionados de la Serra School de Cupertino. Aunque en sentido estricto era el único operador de la escuela, Stephen respondió a la petición de su madre. Jovencito de incipiente barba y rapado a cepillo, apareció en una fotografía de la primera página del `San José Mercury” junto al futuro presidente.

A Wozniak ser radioaficionado le parecía más entretenido cuando modificaba su transmisor para hablar con sus amigos. Conectaba la radio a unos altavoces y enviaba mensajes en morse de una casa a otra. Al poco descubrió que si hablaba directamente a los altavoces, sus amigos podían oírle. <<NO sabíamos por qué –confesaría más tarde- , pero a partir de ese momento nos comunicábamos unos con otros como por telefonillo…”

 

Steve Jobs…

“… La misma maestra, Imogene Teddy Hill, evitó que su alumno de nueve años (Steve Jobs) iniciara el camino de la perdición cuando lo expulsaron por segunda vez por mal comportamiento. <<Comprendió la situación de inmediato –recordaría Steve más tarde-. Me sobornó diciéndome: `Quiero que termines tu cuaderno de ejercicios. Si lo haces, te doy cinco dólares”.>> Steve consiguió completar el quinto curso y aunque sus profesores sugirieron que pasara a secundaria y aprendiera otro idioma, el niño se negó. El informe de sexto curso decía: <<Steve es un lector excelente, pero pierde mucho tiempo en las clases de lectura. {…} Tiene grandes problemas de motivación y no ve el propósito de esta asignatura. {…} A veces plantea problemas de disciplina>>.

…Finalmente, Steve Jobs se cambió de colegio y se matriculó en la Escuela Elemental de Crittenden, que congregaba a los niños de familias de rentas bajas de Mountain View y tenía reputación de atraer a rufianes y fomentar el gamberrismo. La policía local acudía con frecuencia a disolver peleas y a apaciguar a niños que amenazaban a los profesores o querían saltar por una ventana…”

 
Lamentablemente no ponemos mas retazos debido a la “juventud” de la edición y evitar así demandas por copiar texto protegido por copyright aunque sea utilizado para motivar a su lectura  y al deseo de adquirirlo, con lo cual deberían pagar a The Adversiter Chronicle por fomentar su consumo, pero en estos tiempos de crisis seguro que no dudan en gastarse miles de aurelios en demandas para que abonemos la multa…

 Libro recomendable para comprender el nacimiento de lo que hoy vivimos y el sueño de dos muchachos que en un entorno adecuado pudieron seguir su instinto pese a que eran dos visiones diferentes de futuro informático.

Un momento irrepetible en la historia y paradigma del sueño americano: la creación de una empresa y un producto que cambiaron para siempre el devenir de la Humanidad: el PC y el software que hace posible que nos comuniquemos en tiempo real a lo largo de todo el planeta por medio de terminales de computador que caben en el tamaño de un libro…
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/







theadversiterchronicle@hotmail.es





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario