The Adversiter Chronicle

viernes, 28 de septiembre de 2012

Crónica (di)social


Pleno ordinario del Ayuntamiento de Villaviciosa celebrado el miércoles 26 de septiembre de 2012

Una crónica de nuestro enviado especial Skizo´s Blues

 
Se presentaba interesante y a primera visto anodino en comparación con otros puntos del día de plenos anteriores, y ya en los aledaños del consistorio podía verse a indianos como la portavoz del grupo municipal de FAC y su consorte así como al alcalde y miembros de su equipo de gobierno. En las calles destacar la presencia del FACista Javier Claudio y Samuel “Brosnston”, hermano del desaparecido, desde un punto de vista de puestín, ex teniente de alcalde Juan Basilio (aunque nos quedamos con las ganas de ver el Hummer del hermano de ambos,  Henry)no obstante hay que decir que se apreció en Bronston un aumento del diámetro de su tripa y de volumen de su barriga. Un saludo para los tres de The Adversiter Chronicle y que no coman muchos pasteles.

 Faltando veinte minutos para el inicio del pleno, a las seis de la tarde como es costumbre, y con las puertas de acceso al edificio consistorial aún cerradas,  ya se veían en la línea de entrada a ciudadanos  raudos para coger una de las seis sillas dedicadas a la plebe de gallinero.  Hay que resaltar que el actual teniente de alcalde y liberado como concejal andaba ufano, radiante y primaveral  transmitiendo,  a quien se topaba de camino al pleno y café previo con Felgueres,  porque se toma un pequeño periodo vacacional. Y hemos de  decir desde The Adversiter Chronicle que se lo merece ya que con la agenda concejil a ritmo de cabra legionaria que le impone el alcalde Felgueres,  acabará por darle algo, tal ha sido su ritmo de actividad y volumen de trabajo de la concejalía en este tiempo transcurrido de legislatura.

 
En días previos a la celebración del pleno ya se comentaba en las barras de sidrería y tiendas de venta de alivios para la piel tostada por lámpara que el alcalde Felgueres había dispuesto y ordenado, no sabemos si ordena a la vez o antes que el jefe del DPL de Villaviciosa, que para evitar la mala educación de algunos ciudadanos asistentes a los plenos se dispusiera un cordón preventivo de bocas alitosas y berridos a las orejas de los concejales y dificultando el normal seguimiento del pleno por el resto de ciudadanos en gallinero. También entraba en la orden la presencia de un miembro, con perdón, del DPL aunque finalmente fueron dos miembros  los encargados de evitar que se moleste a los concejales que quedaban a los extremos y que eran objeto de molestias en forma de eslóganes berrados y regados de vapores etílicos, vapores de rabia inducida y que realmente eran molestos para seguir y escuchar el desarrollo del pleno. Aunque el cordón iba a ser adquirido por la mañana finalmente se quedó en la típica banda que se pone para inaugurar actividades de fiestas patronales, desde aperturas de festival de ganado vacuno a línea de meta para carreras ciclistas, con los colores de la bandera nacional evitando que se pudiera molestar a los concejales, no por los colores de la bandera sino por los molestos en gallinero. No obstante a medida que entraba
 la plebe a gallinero, se veían caras de estupor, comentarios de espanto y perplejidad ante la presencia de los fornidos agentes del DPL, acostumbrada la plebe a no ver presencia policial o que ésta no pasara de subir a echar un vistazo fugaz desde la máquina de café en el vestíbulo. Hay que decir que mantuvieron el porte, soportaron el tedio, no tuvieron que intervenir y tenían que planchar el uniforme. Se agradece su presencia pese a que alguien se sorprenda aunque para el ciudadano que gusta de asistir a los plenos supone un alivio, no porque sean tiempos grises, sino porque garantizan un orden y un decoro que se ha echado en falta en plenos anteriores esta legislatura aunque la culpa es de quienes azuzan a quienes sólo desean soluciones y no les molestan las molestias porque nadie azuza contra ellos. Mejor harían en contribuir a desarrollos plenarios sin molestias ni incordios. Es normal que haya presencia policial en los plenos de los ayuntamientos y quienes se rasgan los calendarios mejor callaban, que para ser políticamente agresivo en detalles como éste hay que ser profesional y no persona honesta, que afortunadamente es el caso.

El punto a priori interesante y que no defraudó las expectativas era el relativo a la aprobación de contratar a una persona para cumplir las funciones del denominado Defensor del Ciudadano pero que por cosas de la política ha terminado siendo conocido y denominado asesor de confianza, que era llevado por tercera vez al pleno y que finalmente quedó sobre la mesa ya que los no adscritos propiciaron ello. Al final el tema se ha convertido en arma arrojadiza y mucho me temo que el ciudadano se quedará sin defensor y el defensor sin defensa, pasará al cajón. Pero una muestra de cómo están los ánimos de los vecinos de la Villa con este tema, es el gracioso abuelete que suele asistir a los plenos montando una performance de protesta con una cutre
 pancarta hecha con una hoja de libreta que ponía, pero apenas podía leerse: “¿Quién quiere el asesor?”;  a la vez que despotricaba contra todo bicho concejeril que no fuera del PSOE. Pero verle allí de pie, gritando y pancarta en alto desafiando a los agentes del DPL, era digno de poema revolucionario en la Rusia zarista. Fue rápidamente recriminado y llamado al orden y por un pleno el abuelete estuvo sereno y comedido sin tocar las narices a la plebe de gallinero con sus acostumbrados guirigáis de los que no es culpable pero sí es culpa de quienes le inducen y le dejan hacer por aquello del respeto a la edad.
También es cierto que esta vez mariscadores y ecologistas se comportaron civilizadamente desde un punto de vista espectador y que los habituales abucheadores de los tránsfugas del PSOE estuvieron calladitos, hasta han cambiado la cámara de grabar las intervenciones de Manuel “Barbeskallen” Tuero, grabaciones en la más pura ortodoxia del KGB soviético por cierto. Pero el alcalde de Cabranes haría bien en ordenar a sus huestes que controlen al abuelete porque le va a dar un jamacuco un pleno de éstos.
 También decir a mariscadores y ecologistas que procuren apartar la cara que les huele la boca en referencia a la fea costumbre que tienen de plantarse delante de quienes están sentados. Por fortuna soportan poco el mantenerse de pie sobre los mismos y terminan relegándose al confortable apoyo de paredes y puerta para aliviar la postura de espectador y alivio de quienes gustan observar los plenos sentados. A ver si dejan de entorpecer la visión, redios.

 
Sorprendió ver en filas de gallinero y apoyado en el radiador al conocido picapleitos de Villaviciosa, el abogado Rivero que parecía tener cierto halo oriental tirando a nipón. Por otra parte destacar los comentarios de los agitadores socialistas en gallinero sobre la presencia de agentes del DPL y la tira con los colores patrios a modo de contención.

La instalación de esta barrera que sustituye al cordón, obliga a una restructuración  en la distribución de los sillones de los concejales, desfondados y faltos de revisión tapicera. Es de esperar que el alcalde no sufra de migrañas ante esta variación del espacio y asimile bien el cambio de perspectiva ante la forma semiesférica acostumbrado a la clásica de izquierda y derecha.

 El pleno transcurría entre la habitual moción de urgencia de última hora del PSOE, con su portavoz perdiendo resuello repartiendo fotocopias antes de empezar el pleno y destacó en el punto 11 del orden del día un Manuel “Barbeskallen” Tuero amenazando conque si se leyera la documentación referente a dicho punto se pondrían los ediles coloraos, aclarando que sería pasar a ser rojos, no sabemos si tomate o Guerra Civil, palabra y vocablo peligroso en estos tiempos de zozobra secesionistas, renacer del culto franquista y mercadotecnia republicana en manifestaciones y asaltos urbanos.

Del punto candente, el 12, destacó la vehemente denuncia por parte del portavoz de los no adscritos referente a que el puesto de asesor de confianza y lo que conlleva de pleitesía a quien lo designa es práctica común en los ayuntamientos de Asturias. Y es que siempre es interesante, desde que es un tránsfuga,  las intervenciones de Manuel “Barbeskallen” Tuero, tanto por lo que cuenta como por ver a sus antiguos parroquianos de ideología abuchearle, silbarle y grabarle. Pero lleva legislaturas como concejal y uno no puede dejar de preguntarse por qué no denunciaba así, porque no contaba lo que ahora cuenta y por qué sigue pidiendo turnos de palabra que parecen guardias de mitin castrista por la duración de sus intervenciones.

 Destacar el bronceado de Felgueres que vestido en tonos oscuros le da un porte de cardenal de tribunal de la inquisición cuando mira al concejal Andrés intervenir pisándole su intervención; de mafioso a la mesa del Cotton Club cuando escucha a su antagonista FACista, el bueno del concejal Salva que no olvida la amenaza del pleno anterior de ser expulsado de la sala y que tuvo que soportar un altavoz en las fiestas patronales a la vera de sus ventanas aunque la amenaza  y guante arrojado al alcalde fue ignorada la primera y seguramente recogido el segundo para mejor ocasión.

Y es que Felgueres crece como actor del acto plenario ante los mal ejecutados ataques de sus antagonistas, el grupo del PSOE sigue con miedos y nervios escénicos a la hora de intervenir y en el grupo FACista sólo su portavoz tiene las tablas y compostura que requiere intervenir a defender los argumentos de voto. Ver a Felgueres golpear la mesa recuerda a la señorita Rotenmeyer riñendo a Heidi y su amiguita por alborotadoras en medio de una clase aunque como espectáculo de vodevil es refrescante para el público de gallinero.

Y finalizaba el espectáculo con una pregunta de Manuel “Barbeskallen” Tuero digna de Cifras y Letras, ¿Quiere ser millonario?, o del mismísimo 1, 2, 3 responda otra vez  en la fase de elección calabacil.

Y es que al final resulta que todo el problema relativo a la contratación de un asesor-defensor del ciudadano se debe a un vecino de Lugones…

 Pleno tedioso en suma debido a su larga duración, tres horas y media. Sería necesario que los grupos municipales trataran de hacer más ligero el desarrollo de los plenos, no es su vertiente de argumentación y debata a votar, sino en peteneras absurdas de lectura de clave interna de sus formaciones que para el espectador en gallinero suponen no saber a qué se refieren al 100% y que hacen que se prolongue la cosa cuando debería quedar despachado en hora y media-dos horas.
Que ahora que ya no está Sietes, la nueva distribución de los concejales por el cordón y la presencia de agentes del DPL, ya no hay diversiones alternativas para soportar la duración de los plenos.


Eso sí, por fin pudimos escuchar la voz de Marta Faya, que no era que hablara bajito, era que en gallinero había demasiados hablando, susurrando, protestando y gritando; molestias no molestas a caballo pero si muy molestas a pie de pleno en filas de gallinero.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/



theadversiterchronicle@hotmail.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario