The Adversiter Chronicle

lunes, 3 de noviembre de 2014

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Con la colaboración de Mars El Grouchu en exclusiva para The Adversiter Chronicle

GRAN HERMANO 15

Llega el momento de hacer la primera crónica de Gran Hermano 15, a petición un año más de The Adversiter Chronicle, toda vez que el concurso ha tomado carrerilla y se pone francamente emocionante pero sobre todo emotivo.
Emocionante porque ya se nota el estrés del encierro en unos, la falta de chuches en otras y que de vez en cuando ya les pica el kiki a unos u a otras, lo anormal sería que así no fuera con un grupo de primates evolucionados de ambos sexos en un encierro prolongado. Afloran ya las estrategias y los nervios de ver que se vacía la casa y toman conciencia de que es un juego de estrategia llegar a la terna finalista...
Emotivo porque hemos asistido en tiempo real a una maravillosa historia llena de fornicio en ducha, cornamentas a la parienta y esa rabia felina de una mujer cuando está enamorada de alguien pero en realidad tiene una enfermiza dependencia psicológica de un boniato de invernadero que se cree negra flor de ramblas barrio bajeras...
Comenzaré analizando algunos de los especímenes concursantes ya expulsados:

El primero en salir fue el taxista, tipo de curiosa estética peluquera y difícil de catalogarlo desde un punto de vista televisivo, llegaba para sentar cátedra y fue el primero en sentarse como expulsado siendo una completa ameba en el plató de las galas y resto de apéndices informativos del concurso.
Pero el más curioso de los expulsados es el Alfredo, nota étnico-religiosa de esta edición junto con la Shaima, evangelista él, musulmana ella.

Alfredo al principio caía bien, uno la típica simpatía empática hacia los gitanos, era un tipo dialogante, sereno, casi hasta bíblico en su candidez mezclada con ira... ¡Cuando le falta la Nocilla!

Es un jodido adicto a la Nocilla, se puso cardiaco en cuanto tuvo que reducir su ingesta habitual, es un cotilla y un chismoso y hasta cretino por cuanto se pone a que le expulsen para ver qué sensaciones tenía y el público, le expulsó. Vició la convivencia, se entregó a la defensa de Omar y Lucía y finalmente pecó de soberbia y falsa modestia...

Luego está Shaima... Lo cierto es que a mí me recuerda con el velo al encantador Igor de El jovencito Frankenstein, pero interesante para ver como una joven practicante de una religión que es bastante restrictiva en su aplicación a ojos cristianos en lo referente al jolgorio hormonal en la juventud y adolescencia...

Lo visto causa una impresión triste al ver a una persona reprimirse continuamente y que es tan chismosa, cotilla y rabanera como sus homólogos cristianos. No es normal que en España se permita tal educación represiva, porque Shaima mostraba a una chica rara, que debe tener algún tipo de problema psicológico no diagnosticado y a la vista de algunos comportamientos denota una vida entre mujeres en régimen de serrallo con consecuencias de comportamiento infantiloide a la hora de afrontar dilemas...
Daba grima.

Termino este breve repaso de expulsados con Lucía, que tras la historia de su amor por Omar, se nos ha mostrado como una chica que quiere ser mujer confundiendo dependencia psicológica con pasión, ternura y fidelidad. Dio la impresión de que no se para a meditar, que se tira al barranco con todas las consecuencias negativas que se imponen a las positivas. Lucía representa la mujer española de una sociedad que las mantenía subordinadas al macho alfa, que entregan su vida y su libertad a tipos vulgares que no se las merecen...

Está muy monona maquillada y con gafas, pero tiene una tara no diagnosticada y sobre todo está ciega para confundir a un boniato con gorra en vez de boina con un ángel oscuro de alma blanca, no sabemos si de arma...
En la casa el cotarro de momento se cuece y hierve entre Omar, Luís, Fran y Paula.

Omar es el típico ejemplo de los fallos de un sistema educativo que aparte de no lograr que mozalbetes como él sigan unos estudios que les faciliten integrarse, no ha erradicado el machismo, la superioridad moral y de morral del macho alfa...

En un breve espacio de tiempo hemos visto como la mujer por alguna extraña y desconocida razón, obviando teorías de reproducción para mantenimiento de la especie, cuando se enamora se entrega con pasión sin ser debidamente correspondida...
La historia para profanos es que Omar entró en la casa y en seguida se juntó con Paula y soltando el rollo de que había estado enamorado pero habían roto hace tiempo y era historia. Mas lo cierto es que no sabe qué es estar enamorado, la ruptura era fresca para el consumo con sólo tres días de antigüedad y que la historia era la histeria de una relación amor-odio con Lucía.
Se ha portado como un cabrón y es sólo un pobre niñato con complejo de calvo y que algún día cuando vea las imágenes posiblemente se entere de lo infantil que era cuando entró en Gran Hermano 15 y no supo ser un hombre.

Luís y Fran... Pareja típica de otras tipo el gordo y el flaco, Terence Hill y Bud Spencer o el super intendente Vicente y el profesor Bacterio por citar ejemplos de parejas famosas.

Luis va de torero, de caballero español y señorío andaluz, de machito sevillano que no le gusta que le toquen el ano... A mí no me encaja que un tipo que dice ser torero y va de maneras toreras cuando no de matador, guste de vestir ropajes de dama, no meta mano a Paula y lleva tropecientos días sin oler un astado y no se ha ido por capotazos con la cabra...
¿Torero u drag queen?

El tiempo lo dirá pero en el momento de escribir esta crónica el Omar y el Luís ya han tenido su primera engarrada y están en un tris de hostiarse a la mínima provocación, comentario, miraditas e incluso orden de ir a evacuar intestinos...

Lo que os decía, tipo pareja de Dos tontos muy tontos, por citar otro ejemplo.

Fran es el sabio de la barrera de sombra, a la sombra del torero, a pie de burladero pero siendo verdulero, taimado, que nunca con nadie se pelea porque a todos entre sí enfrenta, de aires de marinero de radio y voz de melocotonero, de amplio espectro de grosor, de oculto objeto de deseo...

Chismoso, intrigante, verdulero, rabanero, rastrero, falso, embaucador, intrigante y posiblemente el ganador si se premiara el concursar y la estrategia, pero muestras ya síntomas de estrés por encierro con niñatos y está con unos celos a Paula porque le ha arrebatado a su pupilo torero que le ha llevado a cometer errores y mostrar su jeta.

Culpable de todos los males habidos y por haber, pero el mejor jugador de concurso.
Paula, chica que vive y disfruta porque puede de la fiesta de la juventud, necesitada de apoyo moral pese a que confiesa pecar de auto suficiente pero que está aprendiendo a base de zurriagazos que estar encerrado conlleva matices distintos a la hora de echar un polvo que no se dan en el exterior y en circunstancias normales. Se cuelga enseguida de los tíos inapropiados para una mujer como ella y cuando bebe y se pone a dar la brasa pierde su encanto. Debería aprender que los hombres decentes no se enamoran de mujeres tatuadas y aunque les preste retozar, al final vuelven a sus virginales novias de inmaculada y blanca piel.

Da pena por ella pero a veces algo de repelús europeo que no se da en la ciudad de Miami, supongo.
El resto de concursantes y sus historias de momento son secundarias porque lo que da juego es lo dicho anteriormente aunque destacan las primas pija-choni una y choni-pija la otra y dentro de los varones el Vitín, personaje de novela policiaca, el detective que no da una pero se mete con la mafia y desea a todas las cabareteras pero que no moja ni estando bajo un aguacero...

Pero el concurso ya ha tomado velocidad de crucero e iremos desgranando los acontecimientos y los concursantes en siguientes artículos.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
 
 
 
 
 


 
                                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario